La autora

María Blanco, economista sin escuela, defiendo la libertad individual, la responsabilidad individual, creo que es más utópico limitar al Estado que al individuo, quiero que me dejen ejercer las virtudes (o no) voluntariamente y decidir qué hago con mi dinero (y con quién).

Soy miembro del think tank Instituto Juan de Mariana por placer y trabajo en la universidad privada por dinero. A veces salgo en alguna tertulia económica y política en televisiones no masivas. Debe ser que timidez es menor que mi afán de superación. O que mi cabezonería.

Mi blog se llama Lady Godiva por ser ella la dama sajona del siglo XI, que se paseó desnuda por las calles de Coventry para lograr que su marido, conde de Chester y Mercia y Señor de Coventry, bajara los impuestos. Dice la leyenda que sus vasallos se encerraron en sus casas para respetar la desnudez de su noble y valiente señora. No pidió subvenciones, no cogió un arma, no exigió una cuota feminazi.

Soy María de las Godivaciones porque a Ignacio Tomás le pareció poco español lo de Lady Godiva. En Twitter soy simplemente Godivaciones.

Anuncios