Las mujeres y la libertad

La-forma-de-caminar-revela-la-vida-sexual-de-las-mujeres

He estado en Lima cuatro días. El tema del encuentro era “La libertad en la teoría y en la práctica”.

He hablado con una mujer que se dedica a financiar proyectos para jóvenes, niños, adultos que difundan el concepto de la libertad, no solamente en la universidad (“Si ya hay muchos haciendo eso y muy bien, ¿para qué meterme? mejor voy allá donde sea más necesario”). Es, además una amiga muy querida. Me he quedado con sus calcetines para no perder el contacto y que siempre tengamos algo que nos una.

He hablado con una mujer que estudió con Buchanan hace unos sesenta años, a la que todo liberal ecuatoriano (y de muchos más lugares) debería conocer y reconocer porque es la maestra de todos ellos. Nunca verás un ápice de soberbia o de orgullo en sus ojos. Nunca muestra cansancio, aburrimiento, de manera que cada vez que sale una queja de mi boca (el jet lag, los exámenes, la burocracia…) me acuerdo de ella y pido internamente perdón.

He hablado con una mujer peruana que dedica su trabajo al derecho en la práctica y también en la parte teórica, que ha ofrecido una conferencia (y un artículo maravilloso) sobre instituciones. Era anfitriona, una tarea difícil y poco agradecida siempre. Me ha escrito de vuelta en casa para ofrecerme su apoyo incondicional y generoso, me acaba de conocer. (“Me he tenido que jubilar de la universidad porque ya no tengo tiempo para más cosas”. Su juventud combinada con estas palabras explica el asombro de quienes escuchábamos).

He hablado con una mujer venezolana que se juega la vida desde hace mucho por el sueño de una sociedad que viva en libertad. Se juega su propia libertad, como se la jugaron quienes llevan mucho tiempo en prisión injustamente, con un falso juicio, en su querida Venezuela. Nunca pierde la sonrisa y la palabra cariñosa.

He hablado con una mujer austriaca que recorre más de treinta ciudades europeas en su gira por la libertad de mercado cada año. Además es profesora, simpática y rubia. Y es capaz de hacer un hueco en su agenda para tomarse un vino conmigo cuando estoy en Viena.

He saludado a muchas mujeres argentinas, jovenes o menos jóvenes, algunas conocidas, otras a las que solamente había visto una vez y que en este tiempo han tenido hijos, pero siguen trabajando para que su país y América Latina recupere la libertad perdida.

No he llegado a conocer (regresé antes) a otras dos mujeres venezolanas cuyos maridos están en prisión y ellas van por el mundo tratando de lograr apoyo institucional.

He visto muchas mujeres que defienden la libertad en sus puestos de trabajo, en sus hogares, en su día a día. Muchas muy jóvenes. Hay cantera. Proceden de México, Guatemala, Chile, Washington, Perú, Ecuador, me dejo a alguna, estoy segura…

Y, finalmente, he tenido la suerte de reencontrarme con dos mujeres cuyo único defecto es que les encanta Enrique Iglesias. Por lo demás, viven trabajando para difundir ideas, para ponerlas en práctica, en su país y fuera de su país, siempre quedando en un segundo plano, siempre con humildad, con corazón y con cabeza, y con una sonrisa hermosa para cada cual. Cuando las miro, mientras cenamos entre risas y bromas, me parecen demasiado gamberras, jóvenes y divertidas para reconocer en ellas a las mismas que al día siguiente están en el Congreso de la República presentando a las esposas de los presos venezolanos, y que organizan un lleno total en una librería para que te luzcas y presentes tu libro. Y te ponen a ti la medalla, en vez de ponérsela ellas cuando es un éxito suyo. Las mismas que no pueden entrar en Cuba por apoyar la libertad. Las mismas que han estado en tres sitios a la vez en esta Semana de la Libertad en Lima. Y lo son, aúnan ambos aspectos juntas y por separado. Y además son dos grandes amigas. Gracias Yesenia y Patricia.

La libertad, en la teoría y en la práctica, no es solamente cosa de hombres.

One thought on “Las mujeres y la libertad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s