La ley del deseo es la ley de diciembre

10764-Make-A-Wish

Desde el puente que une la fiesta de la Constitución y la Inmaculada, pasando este año por el novedoso “Black Friday” transformado en un fin de semana de rebajas, hasta los próximos días de enero, la ley que se impone es la ley del deseo. El deseo bienintencionado hacia vecinos, amigos, propios y extraños. Toneladas de deseos de paz y amor, de que se solucione lo tuyo, de que nos quedemos como estamos, se mezclan como cada diciembre, de manera aplastadoramente previsible, con la nostalgia de los que ya no están y la tristeza de quien padece los reencuentros forzados, el exceso de comida, de fiestas, de parientes y de tantísima alegría.

Y el deseo, el DESEO, ese anhelo, ese impulso que en otros ámbitos nos empuja a actuar, en esta sociedad decadente de principios de siglo, tarda muy poco en transformarse en DESIDIA colectiva que repite una tras otra las mismas palabras, las tradiciones con o sin sentido, y todo el ritual. Así también hacen los políticos. El pavo de la Casa Blanca, el discurso del rey (sea éste quien sea), las declaraciones del presidente (sea este quien sea), las luces del árbol del Rockefeller Center, vienen cada año a dejarnos catatónicos, a ratificar que no hemos cambiado ni nosotros ni lo que nos rodea. Y no pasa nada.

“Es tiempo de descansar, de estar con la familia, luego ya si eso…”. Falso. Luego, nada. Y así, un año y otro, engordamos a corruptos, saludamos a delincuentes, criticamos como si no hubiera mañana, discutimos de conspiraciones que calman nuestra obligación moral de impedir que nos asalten. Ese infame “¿y qué podemos hacer?”. Porque lleva el veneno de la respuesta “Nada” desde el primer signo de interrogación. No podemos hacer nada. Todos son iguales. Qué más me da que me robe uno u otro. Para qué moverme. Disfrutemos de las Navidades y agotemos estos fuegos artificiales que se vana a extender hasta las elecciones de mayo.

En Navidades no hay ni ley, ni deseo. Solamente hay vacaciones. Para mí, el mejor momento para trabajar en lo que me gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s