Automatic for the People (y V)

Desde el 2007, los diferentes gobiernos de España han perdido todas las oportunidades que se les ha presentado para elaborar una estrategia, seria y a largo plazo, de políticas económicas para salir de la crisis. Nos hemos movido por clientelismo (bancario) y se ha salvado al que te compraba la deuda y a las cajas, los chiringuitos políticos. Las inyecciones monetarias vía Banco Central Europeo han servido para comprar deuda y vivimos sobre una burbuja de deuda que tiene el grosor de una pompa de jabón. El margen del gobierno para recortar lo ha empleado fatal y no ha metido la tijera en el gasto político (busquen datos de cuánto es, que no es fácil) sino que se ha metido en los jardines con más zarzas, levantando una polvareda de reclamaciones de la izquierda más radical que podía haber evitado, en cierta medida. Y nos han subido los impuestos, dando muestras de la capacidad de mentir del gobierno y empobreciéndonos aún más. Además, se ha levantado la veda del ahorrador-inversor, así que apenas quedan capitales en nuestro país y el 1 de mayo serán menos. Todo muy esperanzador.

La Unión Europea no puede asumir las deudas de todos. Alemania tampoco. No hay dinero. La noticia de hoy, que me pasa Juanma López Zafra, es que el Banco Central Europeo ha dado carta blanca a Francia para que emita moneda. Dice mucho del terror que sienten los troikos a la quiebra de la banca francesa. Personalmente lo interpreto como un “chicos, haced lo que podáis”. Va a ir a deuda, claro. Los bancos franceses van a repetir el día de la marmota.

Solamente creciendo salimos de ésta. Y eso no se consigue endeudándonos, o emitiendo para comprar deuda. Se consigue recortando gasto, para empezar. Gasto político. Decapando el Estado. Tal cual. Devolviendo la asunción de responsabilidades a las unidades organizativas menores. Me refiero a la responsabilidad de ingresos y gastos que se puedan transferir ¿Provincias?¿Diputaciones?¿Ayuntamientos?¿Comunidades Autónomas? Pues no sé. Pero sí creo que los tiros van por ahí. No por promesas irreales. Pero voy más allá. Me parece de una inmoralidad obscena hacer promesas insostenibles a quienes lo están pasando realmente mal económicamente.

Para crecer hay que ahorrar e invertir. Y para ahorrar “alguien”, alguna persona en el territorio, ha de tener qué ahorrar, un excedente… ¡riqueza! Sí, eso le convierte en un rico, es decir un ser reprobable por lo que tiene, condenable sin importar quién es, su calidad humana, el malo de la película. Porque, le pese a quien le pese, los ricos son necesarios en la sociedad. Los trabajadores que vivimos al día no vamos a invertir, a dar puestos de trabajo, ni a activar la economía. Las empresas desaparecen, despiden, reducen su inversión, y además, son culpables por querer lucrarse. Yo estoy deseando que haya ricos inversores en mi país. Tal vez porque me enganché a la idea de Bernard de Mandeville cuando se preguntaba qué importa que las camas de los hospitales o los pupitres de los colegios sean fruto del deseo de los millonarios por figurar, siempre que alberguen enfermos y niños sin recursos. La codicia no es una virtud, no la propugno como algo bueno, pero si tiene consecuencias económicas positivas, no seré yo quien lo censure. La conciencia y la moral es individual, no es algo que competa a nadie más que al individuo. Lo más que puedes hacer es no comprar el producto, no reclamar que el Estado vigile la moral, como en Irán. Y eso no sucede porque, aunque se nos va la fuerza por la boca, compramos Zara, Nike, Apple, Levi’s.

Los otros candidatos a liderar el crecimiento son los políticos. Increíblemente. Rodeamos el Congreso para decir: “Ustedes no nos representan… Nacionalicemos la banca, nacionalicemos la energía, manejen ustedes”. Un tanto contradictorio, el pueblo español, que espera el auxilio del señor, como en la Edad Media. No se me ocurre qué tendría que pasar para que un español deje de confiar en la bondad infinita de una institución dirigida por personas que, año tras año, elección tras elección, han demostrado su ineficiencia, su falta de miras, y su racionalidad electoralista, que sustituye esa mentira tan preciosa, el interés general, tan falsa como otras igualmente bellas: “la reina de la casa”, “el príncipe azul”… ¿Cuál es el interés GENERAL? ¿El de todos? ¿El de la mayoría? Espinoso tema.

Pero necesitamos mucho más: mercado laboral flexible, reformas estructurales (ese ex-presidente del ICO que en una universidad de verano soltó con prepotencia y socarronería que los malos economistas proponen siempre reformas estructurales), un sector bancario sano, rendición de cuentas de los gestores políticos, de los representantes sindicales… esas cosas que muchos llevamos reclamando y que cuando aparecieron negro sobre blanco en el MoU muchos se echaron as manos a la cabeza.

En conclusión, Rogoff y Reinhart han puesto a los pies de los caballos el trabajo de muchos investigadores, y las propuestas de muchos que seguimos creyendo que endeudarse probablemente no lleva a mayor crecimiento sino a menos, como tendencia. Y, en el caso concreto de la economía española hoy, menos. Pero, no hay nada automático en la economía. No compren ninguna política que lleve esa etiqueta. Es populista. Y mentira.

 

El artículo de la polémica: http://www.nber.org/papers/w15639.pdf

La respuesta de R&R en el blogde Tyler Cohen Marginal Revolution (los comentarios merecen la pena. Muestran cómo son muchos en la profesión los que consideran a Krugman como un impresentable) http://marginalrevolution.com/marginalrevolution/2013/04/reinhart-and-rogoff-respond.html

Nassim Taleb (2008)http://www.youtube.com/watch?v=ABXPICWjFIo (estoy con Daniel Lacalle, no sé la razón por la que han cortado las respuestas de Rogoff).

John Müller en El Mundo http://rsocial.elmundo.orbyt.es/epaper/xml_epaper/El%20Mundo/18_04_2013/pla_11014_Madrid/xml_arts/art_14404896.xml?SHARE=6C23C0F29C6C4F158F7CA6264B4863056871E8EFD19980B17336CDA31F77E42FB557D06170CBC91A3360FEE03AA6DE93D4F2B9328462EE99CE293D216E19565A137D414D629472A349A83E1729EBD48CFBC989170059DFC67F10508875A202DF

Miquel Roig en Expansión http://www.expansion.com/blogs/roig/2013/04/17/bruselas-reniega-de-reinhart-y-rogoff.html#comentarios_lectores_login_formulario

A Juanma López Zafra le debo los dos cafés y la conversación del viernes y a Jaime Bravo su aportación bibliográfica en Twitter.

2 thoughts on “Automatic for the People (y V)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s