Sobre la huelga general del #14N

Existe en este país derecho a huelga. Los sindicatos han convocado una huelga general para hoy. Todo trabajador tiene derecho a hacer huelga. Adelante, pues.

Eso sí, nos definimos por nuestras elecciones. Uno elige seguir la convocatoria de unos sindicatos como los nuestros o no seguirla. Y apoyar a los sindicatos es sancionar lo que hacen y cómo lo hacen. Y también los piquetes, mano negra de los sindicatos que se dedican a violentar a quienes quieren trabajar.

Hacer huelga porque estamos en recesión y pretender que eso arregla algo es un absurdo. Y elegir el derecho al pataleo sabiendo que es una enorme pérdida de dinero para todos, para los que hacen huelga y lo que no, dice mucho de quienes, sabiéndolo, siguen con su ello y empeoran la situación de todos.

Si se protesta por la situación actual ¿por qué no hicieron huelga contra el despilfarro?¿o contra el aumento del paro?¿contra quienes generaron esta situación? Allí no estaban los sindicatos más que para poner la mano y mirar al techo. Las protestas a Zapatero fueron de juguete.

Lo pasamos mal todos. Los recortes nos afectan a todos. Estamos enfadados todos. Pero la huelga no mejora nada. No soluciona nada. Quienes hacen huelga, empeoran la situación y apoyan unos sindicatos corruptos y vendidos a quien les alimenta. ¿Dónde está la responsabilidad?

La incoherencia también se paga. Y en este caso pagamos justos por pecadores.

12 thoughts on “Sobre la huelga general del #14N

  1. Querida Lady Godiva, la mayoria de la gente no se suma a la huelga para apoyar a los sindicatos, sino para protestar contra medidas dolorosas que nos afectan a la mayoría y es completamente falso que las protestas contra el gobierno anterior fueran “de juguete”, las acampadas y protestas no fueron ninguna broma.

  2. Justo iba a decir lo mismo que Maraña. Yo, personalmente, estoy tan asqueado con los sindicatos que no he hecho huelga, pero entiendo que la gente la sigue porque es la única manera que encuentra de mostrar su desacuerdo con las políticas del gobierno. Por otra parte, se está transmitiendo la idea de que no hubo protestas contra ZP o que fueron “de juguete” como dices. A él también le hicieron los sindicatos una huelga general-paripé, como asl dos que lleva Rajoy, pero las movilizaciones del 15-M, fueron algo bastante escandaloso. Hacer como si nunca hubieran existido no es dar muestras de objetividad. (Otra cosa es que el 15-M haya degenerado en una especie de terapia de grupo para papis y mamis)

  3. María, has sido profesora mía de historia económica en dos asignaturas en cierta facultad de economía. La historia siempre nos enseña que hay ciertos comportamientos o actitudes que no deben repetirse… la mano invisible de la economía neoliberal nos ha dado una buena bofetada mientras el puño bien visible de este gobierno nos está apretando a base de bien los machos mientras nos despojan de derechos sociales adquiridos de la misma forma que se desflora una margarita.

    Está bien claro de que parte te sitúas. Pero déjame decirte, que aún dentro del ejercicio de tu libertad de expresión, me resulta decepcionante tu posición. La huelga es un derecho social básico de las clases obreras y es lógico que moleste a las clases dirigentes de la ultraderecha española en este país que no se pone de acuerdo en nada. Y déjame decirte que más que de recesión deberías hablar de depresión, que es lo que es está situación que estamos atravesando.

    Un saludo.

  4. Estimada María… ¡qué bueno que volviste!

    Leo tu comentario, veo tus razones, el envite a la razón que pide explicaciones sobre de qué va a servir todo esto de la huelga promovida por sindicatos mendaces y corruptos y seguida por personas que están hartas de recortes….

    ¿Hay alguna manera de saber en qué punto de la realidad habrá una inflexión en el razonamiento de la sociedad? Pues leyendo a estos tres comentaristas a uno le da pánico.

    Uno habla del derecho de huelga, como si el que en un país no se castigue el faltar a los contratos de trabajo se califique como un logro. Un logro de las clases trabajadoras. Otro nos habla de los derechos sociales adquiridos como si el mero hecho de llamar derecho social a algo es intrínsecamente bueno. ¿Desde cuando es un derecho social el que le paguen a uno por no hacer nada? Si uno quiere un seguro de paro… es fácil, contrátelo. El que se lo paguemos los demás no es un derecho, es una obligación para los demás.

    Y otro nos habla de lo importante que fue el movimiento 15M justo, justito antes de que el PP llegase al poder… algo no cuadra.

    Eso si, yo si lo calificaría todo esto de depresión. Y es que debe ser causa de una profunda depresión el ver como la realidad nos azota en toa la cara de forma tan brutal y que la solución no es cantar y bailar, orar a los dioses del cielo, del Olimpo o del futbol para ver si esto cambia. NO. Lo verdaderamente dramático no es eso, es ver que se ha vivido en una mentira y, que para colmo, el gobierno se desgañita por decir que está intentando salvar algo que quienes les gritan suponen que quieren destruir….

    El Estado del Bienestar es una farsa y eso provoca depresión….Si.

    1. Bastiat, teniendo en cuenta tu concepción del mundo, sólo puedo decir que me alegro de que sientas pánico. Por cierto, yo soy y siempre he sido autónomo. Supongo que en mi ya lejana juventud hice eso que ahora denominan “emprender.” Me gustaría conocer tu opinión acerca del hecho de que, con los impuestos que pago, tenga que financiar el desastre organizado por los irresponsables que han gestionado los bancos y cajas españoles para que no lo sufran sus prestamistas alemanes o franceses, pongo por caso. ¿También debería haber contratado un seguro para esa eventualidad?

      1. NO… La cuestión para mi es saber qué valor tiene una manifa descafeinada y abducida por gentes de la izquierda mas rancia como representación del cabreo contra algo que en tu caso comparto por igual.

        El miedo que a mi me produce es no ver que los ciudadanos de este país sean capaces de entender la farsa que supone el tratar de mantener un Estado del Bienestar que no es sostenible, sobretodo cuando la corrupción, el amiguismo y el gasto desenfrenado campan a sus anchas. Y ni siquiera en estados mas…. sostenibles, moralmente hablando, dónde las normas laborales y fiscales al menos son mas claras. Siempre se ha necesitado de “estímulos” para mantenerlo.

        Sobre todo cuando mi concepción del mundo es menos Estado y mas sociedad civil. Si en vez de freírnos a impuestos, si en vez de querer a toda costa una banca pública, que eso sí que socializaría las pérdidas de manera legal, y si en vez de pedir que me den soy capaz de buscarme las habichuelas, que eso es lo que sería justo, no esa cosa que nadie me explica qué es de la “justicia Social”…. se dejara a esa sociedad civil curarse sus heridas, innovar y no pagar los platos rotos de todos los políticos de este país.

        Pues no…. voceamos, pero pedimos más de lo mismo, cambiar los perros pero seguir con los mismos collares.

        Como comprenderás…. es para tener mucho miedo.

  5. Bastiat: el problema a mi juicio, no es mantener un estado del bienestar (yo preferiría hablar de un estado mínimamente decente), porque, si no fuera por la corrupción total y absoluta que tenemos, una corrupción que es sistémica (el despilfarro sólo es otra forma de corrupción), sí sería sostenible. Lo de izquierda rancia no sé si se lo dedicas al PSOE, IU, UGT o a CCOO. Lo mismo da: todos ellos forman parte del mismo cúmulo de sinvergüenzas que el PP, PNV, CiU o la CEOE. Aquí se fabricaron durante la transición un estado que pudieran manejar cómodamente para vivir de nuestros impuestos. La primera medida que habría que reclamar sería que no se diera ni un duro de nuestros impuestos a partidos, sindicatos u organizaciones empresariales. Ni uno: que se financien de sus afiliados o de quienes quieran darles pasta. Creo que en esta justa demanda, podríamos estar de acuerdo muchos (por lo menos, todos los decentes) pero, por alguna razón que se me escapa, seguimos pensando e interpretando lo que nos pasa en términos de “izquierda” y “derecha”, generando unas divisiones que sólo benefician a los que nos pastorean desde arriba y se ríen mucho de nosotros, seguro.

    1. “porque, si no fuera por la corrupción total y absoluta que tenemos, una corrupción que es sistémica ………….. sí sería sostenible.”
      ¿En qué quedamos? ¿Sería sostenible el estado de cosas que contiene una corrupción a la que defines correctamente de sistémica?
      No lo entiendo

  6. Ya…. pero el problema es que entre izquierda y derecha hay demasiados puntos en común… que es el mantener un estado de bienestar insostenible. Ni sin corrupción porque los vicios que provoca el sistema hace realidad la famosa frase de mi alter ego….. “El Estado (así concebido) es esa gran ficción por la que todo el mundo pretende vivir de los demás”.

    No te engañes… cuando mas grande el estado…. peor.

    Pero para eso hay que cambiar de mentalidad….

  7. María, el post se entiende, algunos lo compartirán más y otros menos, pero no está trabajado; parece que lo hubiera escrito por cumplir con el expediente. Yo oigo con atención sus intervenciones y sé lo que está detrás de lo que se lee, pero no tenía usted la obligación de escribir sobre la huelga.

  8. Una nación sin gobierno, sin leyes, sin estado y por ende sin Justicia, tiene sobradas razones para hacer huelgas y concentraciones vindicativas prolongadas en el tiempo hasta expulsar al crimen organizado en el estado. Es derecho y deber movilizarse democráticamente, contra los ladrones del estado que desangran a la ciudadanía. A toda ella.

    Son numerosos los problemas que se enfrentan a esto y es que la víctima esta totalmente en desamparo bajo la criminalidad de los que ostentan y disponen a su interés espurio, de los mecanismos de garantías a sus derechos. Se plantea la cuestión de la legitimidad de ses ineludible ejercicio democrático, por la mera realidad de esa corrupción que de no existir, debería hacerlo innecesario.

    Respetamos el derecho a huelga pero la deslegitimamos por la corrupción de sus convocantes, que protestan para consolidar su corrupción. ¿Donde quedan, qué hacen, como defienden sus derechos, dignidad y libertades los robados, apaleados y suicidados por todas las ‘familias’ estatales y sociales a las que dotamos de un ‘padrino’ cada cuatro años?

    Por lo que se ve en todos lugares, solo son gentuza que grita, consume, molesta y defeca y que habría que encerrar tras una cerca disputando el pasto al ganado.

  9. Quiero compartir el artículo. Activa una opción. Me gustó la frase: “Si se protesta por la situación actual ¿por qué no hicieron huelga contra el despilfarro?¿o contra el aumento del paro?¿contra quienes generaron esta situación? Allí no estaban los sindicatos más que para poner la mano y mirar al techo… “.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s