I Loff.it

 

La culpa de todo la tiene Ricardo. Un día me llamó y como quien te pide algo me regaló una portada en una revista digital de esas que te hacen soñar. Y durante un día fui una chica ONE en Loff.it (que es como ser chica Bond pero mola más).

Meses antes, Ricardo me había preguntado como quien te pregunta si llevas el reloj en la muñeca derecha o en la izquierda si conocía el proyecto que habían sacado hacía poco, una revista digital que se llamaba Loff.it. ¿Love it? No, se juega con el sonido de la frase, es como me gusta en inglés pero… ¿Y de qué va? De cosas que me gustan, de lujo, compras, viajes… Y al poco tiempo, Berta y yo ya comentábamos “es muy loff.it ¿no?” Y aparecieron canciones loff.it, días loff.it, gente loff.it, del sombrero de copa de Twitter.

Aún más meses antes, quedamos a comer en un japonés de Madrid Ricardo, Berta, Melchor y yo, como quien queda con los amigos de la universidad y en ese tono hablamos de mil cosas y nos contamos verdades sobre el trabajo, los niños, los sueños, los proyectos…  Luego se unieron Adolfo, César, It, y una vez al mes, o esa es la intención, quedamos los que podemos, a comer y mirarnos, achucharnos, contarnos, reirnos…

Hace un año, más o menos, fue cuando empecé a twittear con Ricardo. Le conocí a través de Melchor. Empezamos a charlar como quien no quiere la cosa, casi sin querer. Y a través de ambos conocí a Berta. Y a Adolfo… y a Marta… ¡y a tantos! Era un tipo que expresaba sus sentimientos de amistad sin cortarse ni un pelo. A mi eso me desconcertaba bastante. Y aún más cuando comprobé en vivo y en directo que es así al natural. Y me dejé llevar por esa manera de no perder el tiempo en disimulos y expresar lo que aprecias del otro al protagonista en cuestión y mirándole a los ojos.

Creo que esa sensibilidad ricardiana que contagia, impregna su proyecto Loff.it, que ya no es suyo sino de todos los amigos que escriben (Marta, Berta, Ana, Pau, Jaime, Lily y los demás, incluyendo el imprescindible Botón Naranja), nos enseñan relojes, vestidos, botas, lugares, músicas, gentes… Y también es mío. Es mío cuando me trasladan, en medio de mi huracán particular diario, a un mundo Loff.it, donde solamente se disfruta. LIFE LOOKS GOOD!

Acaban de cumplir un año, ni más ni menos. Me alegro con ellos y por ellos. Y lo celebro humildemente con mis palabras y mi amistad.

2 thoughts on “I Loff.it

  1. Sigo tu twitter después de oirte en la radio hablar sobre el emprendedurismo. Qué sorpresa encontrate aquí también, Godivaciones. ¡¡Gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s