La empresarialidad en la práctica

Los lunes de este agosto, a las 11 de la noche, participo en la sección “Salseros” del magnífico programa de Eduardo Yáñez Déjame que te cuente que emite Onda Cero.

Mi labor consiste en comentar las entrevistas de los cuatro días de la semana (de martes a viernes), que Xabi de la Maza, chef de la sección, realiza a gente emprendedora. Para las personas interesadas que no puedan oirlo los lunes a las 11pm, lo cuelgo aquí con mi comentario tal y como lo preparo, es decir, en versión extensa (ya se sabe, en la radio o en la TV una idea son 20 segundos).

Este comentario corresponde al lunes 8 de agosto (para oirlo aquí, 1:00:00):

MARTES: Eneko Knörr, “Ideateca”. Se trata de un empresario que ha creado juegos y aplicaciones  para teléfonos móviles. Se va a San Francisco para seguir con su negocio. Cuenta que la gente le veñia como un “flipado”, un optimista. Habla del enorme mercado que tienen los juegos (500.000 nuevos Androids y entre 300.000-400.000 nuevos iPhones cada día en el mercado), la dura competencia para ser referente en el mercado internacional, de lo difícil que es empezar y buscar avales para los préstamos…

La idea que destacaría es la importancia de considerar el error como parte de la acción empresarial (y la acción humana). La teoría del empresario ortodoxa no suele incluir el error como parte de la toma de decisiones empresariales, solamente cuenta las historias de éxito. Eneko dijo que el secreto es “acertar más de la mitad de las veces” y muchos de ellos hablaron de aprender de los errores, volverlos herramientas de aprendizaje empresarial. Esa es una clave de la empresarialidad, afrontar los errores y sacar partido de ellos.

MIÉRCOLES: José Antonio del Moral, C.E.O. y fundador de Alianzo. Cuenta cómo empezó en Ya.com, luego siguió en solitario. Tuvo que tomar muchas decisiones de calado en su vida, como volver a vivir con sus padres para financiar su proyecto. Hay una vocación interna que se junta con un montón de casualidades y con la prisa que le entra a uno a los 30 por hacer cosas como si se pasara el arroz. Un empresario no es simplemente el que busca el autoempleo y vende sus horas, sino el que tiene la ambición de crear. Señala la importancia de la educación, y lo mal que está planteada en España, el gran handicap que son las universidades que tenemos.

La idea que me llama la atención es la competencia como elemento positivo: hay un elemento evolucionista en la actividad empresarial, es la diversidad lo que asegura que las soluciones exitosas serán las más adaptadas a las necesidades de los consumidores. Ejemplo:  José Antonio del Moral hablaba de internet como un vastísimo campo donde hay “muchos ojos, un nuevo espacio, nuevos mercados”, y eso es un caldo de cultivo para la creatividad. Además es democratizador, desaparecen las elites y el de la idea mejor y el más avispado, el que mejor tome las decisiones adecuadas en el momento adecuado es el que se lleva el gato al agua.

JUEVES: El arte de la empresa es Sancho Rodríguez ( Surfilm). Este empresario tan original debería tener un MBA por Harvard y varios doctorados en Administración de Empresas. Montó el festival de cine de películas relacionadas con el surf y además aprovechó para hacer una visita a los viñedos y bodega de su familia cerca de San Sebastián. Contó en esa ocasión con Jim Denevan, un auténtico artista, surfero y con un talento empresarial nada desdeñable; desde ya, me declaro su fan. La frase de Sancho “¿No existe? ¡Pues adelante, a por ello!” es la descripción de la innovación Schumpeteriana, y representa el espíritu del empresario-héroe. Precisamente porque algo no existe hay que crearlo.

El festival que ya va por la décima edición despertó enSancho el interés por hacer visible a los pequeños productores de la zona que se unen en este evento surfero, cinematográfico y gastronómico. Es irresistible esta mezcla de pasión, fuerza, ilusión y observación del entorno. Este año será el 17 de septiembre.

VIERNES Pero la innovación también consiste en absorber y adaptar ideas que tienen éxito fuera a un ámbito diferente, como Arteria y Luis Álvarez, premio Emprendedor 2009, en Estados Unidos, porque “allí premian a la gente que hace cosas nuevas” nos dice. La constancia y la ilusión son dos claves del éxito. El empresario importante es el que prevé cuándo va a empezar la caída y el que sabe guiar en las peores circunstancias, porque estamos en un mundo cíclico y la caída llega antes o después.

Me quedo con la idea de que en España si eres empresario, tienes que ir con humildad y moverte “debajo del radar”. Es una cuestión de educación, de la que ya habló J. A. del Moral, pero no formación como se entiende hoy sino transmitir ese espíritu que tienen todos ellos: Eneko, J.A., Sancho y Luis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s