#women2drive: mujer al volante

 

#Women2Drive es una imaginativa y valiente campaña de las mujeres de Arabia Saudí. Allí, además de la exigencia de ir vestidas conforme a un determinado código, de tener vetado votar, de no ocupar apenas cargos públicos con poder ejecutivo real, las mujeres tienen prohibido conducir. Al parecer, no hay nada en el Corán que sustente la prohibición, se trata más bien de una tradición. Ni siquiera con el guardián masculino (que toda mujer saudí tiene por ley) de copiloto. Se dice que el rey Abdullah es favorable a que las cosas cambien poco a poco y que las mujeres saudíes puedan votar y conducir.

Pero mientras tanto, el pasado 17 de junio un grupo de mujeres anónimas se animaron a conducir su coche por las calles, a grabarse en vídeo y a colgarlo en YouTube. La convocatoria se hizo a través de Twitter y Facebook. Algunas mujeres siguen con la iniciativa, según informa el blog Saudi Women Driving.

Afortunadamente esta vez ha sido diferente a lo sucedido a principios de noviembre de 1990, cuando unas veinte mujeres decidieron saltarse la norma no escrita a la torera y se pasearon por Riyadh al volante. Terminaron siendo detenidas y posteriormente liberadas, aunque solamente cuando sus guardianes masculinos hubieron firmado una declaración asegurando que no volvería a pasar. Además fueron despedidas de sus trabajos, insultadas y acosadas. Recuperaron sus puestos trás un largo año de protestas y siempre bajo vigilancia.

Tras 11 años las cosas son distintas. No ha habido grupos de curiosos que las ha parado, ni la policía ha efectuado detenciones, salvo casos aislados. Parece que la sociedad lo acepta.No obstante, las mujeres promotoras de la iniciativa recomendaban no saltarse las normas de vestido para no dar motivos para ser detenidas, y sacarse licencias de conducir internacionales por la misma razón.

Ahora sólo falta que no se quede en un hecho aislado, en un intento puntual, sino que ver una mujer al volante en Arabia Saudí se convierta en una nueva costumbre.

Anuncios

4 thoughts on “#women2drive: mujer al volante

  1. No hay nada en el Coran a propositio de las mujeres con duciendo automoviles pero si lo hay a proposito de la poligamia, de que hay un sitio especial en el infierno para las mujres que han tenido jaqueca, de contadismas mujres llegando al paraiso y solo al mas bajo de sus siee niveles. Y leugo estan los dichos de Mahoma cuya autoridad es similar a la del Coran.

  2. Poco avispadas las mujeres musulmanas. Desperdician el chollo de convertir a su peor enemigo en su mejor aliado.

    ¿Qué hacían los del KKK? ¿Qué hacen los terroristas etarras? ¿Qué hacen los atracadores? Encapucharse para no ser reconocidos.

    En cualquier país no musulmán el peor enemigo para infringir la norma es la facilidad y certeza de la identificación del infractor, por multitud de testigos, millones de cámaras, teléfonos y billones de japoneses, mientras las mujeres musulmanas son obligadas a ir inidentificables. Todo un chollo que pueden explotar a su favor hasta reciclar el islam en un auténtico matriarcado totalitario donde los moritos vayan encadenados a sus amas y a cuatro patapiernas. La ley Burka es la última que deben retirar cuando ya sean las jefas absolutas.

    Pueden montar vídeos a destajo y colgarlos en la red vindicando sus derechos legítimos como personas humanas, escenificando la infracción y ridiculización de todas y cada una de las normas que las convierten en meros objetos sin valor y a los monos con patas que así las consideran. Y siempre con sus burkas bien y ostentosamente colocados. Al menos en la cabeza, aunque el resto se lo filmen en bolas y meándose en su ‘tutor’.

    Luego que busquen a las que han sido. Como no les incluyan un código de barras en el burKa, las van a encontrar cuando las ranas crien pelos. Lo que más las humilla lo pueden convertir en su mejor arma para humillar y humillar y humillar otra vez, a los tontos que les imponen la impunidad del anonimato forzoso. Que no sean bobas y que lo usen, pero ahora a su favor.

    Veremos lo que tardan los tutores de los tutores, en recordar que Mahoma había bebido el día que inventó la ‘ley Burka’.

    Ya quisieran muchos que el Burka fuera obligatorio para los hombres también. No quiero ni imaginar lo que pasaría si los socialistas y los banqueros, tuvieran que ir encapuchados por ley. A ver quien tenía salero de salir a la calle con un euro o un Rolex, encima. Ni Esquilache se haría con ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s