Eurovisión y las revueltas africanas

Hace menos de veinte días que pasó lo de Túnez: revuelta popular, el presidente Ben Alí se va con el oro a otra parte, la sociedad trata de reorganizarse… Y recuerdo que, en una de esas tertulias a las que voy en donde todos “sabemos tanto de todo”, un compañero negaba que, tal y como contaba un español que llevaba un año viviendo en Túnez, la gente que se echó a la calle no tenía la idea de hacer dimitir al presidente, sino que simplemente protestaba por desbordamiento de la indignación. Robar, robar, todos robaban, pero al parecer Ben Alí, su señora y la familia política al completo se habían pasado de la raya, provocando ese sentimiento que, con la excepción de España, campeona mundial de tragaderas, lleva a que la gente salga a la calle a montar el pollo. Por el contrario, el contertulio defendía que todo estaba orquestado por los hermanos ultra islamistas que querían ganar un país más para el burka-style.

El caso es que en estos 16 días, ha pasado lo mismo en Egipto, y al parecer, Jordania, Yemen y Libia pueden contagiarse de este espíritu revolucionario repentino.

¿Están detrás los hermanos musulmanes más radicales o es el tránsito hacia una inevitable democracia? Como decía alguien en Twitter este fin de semana, nadie tiene un alelo de ADN demócrata o anti demócrata, sea uno musulmán o no. Y es verdad, pero sí existen culturas propicias o incompatibles. Y también existen perversiones de la democracia que sirven al interés del tirano (véanse Castro o Chávez). A pesar de lo complejo que es todo, los occidentales, con el respeto por el prójimo que nos caracteriza, no podemos evitar opinar, juzgar, diagnosticar y pronosticar el futuro.

Y no es que no nos afecte. El petróleo es importante. Túnez está aquí abajo, como quien dice a la vuelta de la esquina. Egipto es eslabón de muchas rutas comerciales y parte del equilibrio imposible del Medio Oriente. Así que, de repente, los mandamases que dicen que nos representan se ven compelidos a responder a preguntas como: “¿Quiénes son los buenos?” o “¿Dónde estaba mirando usted mientras esta gente que ahora se lanza a la calle sufría en silencio la dictadura?”. Y ahí te quiero ver. En un primer momento, daba la sensación de que Obama no sabía si Mubarak es “uno de los nuestros” o no. Zapatero esta mañana, simplemente decía que nadie podía anticipar todo esto (misma respuesta que cuando le preguntaron que porqué había tardado tanto en tomar medidas ante la crisis), Israel reclama apoyo para Mubarak… y el resto disimula. Yo confieso mi ignorancia. Personalmente eliminaría a quienes explotaran al prójimo en cualquier sitio. Pero me da la sensación de que, como decía al principio, robar, robar… aquí no se libra nadie, y que la clave está escrita en código de equilibrio político internacional, no es un problema de acabar con dictaduras. Ya Louis Napoléon de Francia demostró en el siglo XIX que uno puede ser insurgente, presidente de república y emperador 3-en-1, y no pasa nada. Esto es Europa y ya hemos visto de todo. Por tanto, los de a pié, que vivimos a años luz de los entresijos de la alta geopolítica, no nos enteraremos realmente de quién está detrás, qué se cuece y quiénes son los buenos.

Y eso es así porque no hay un Uribarri de la política internacional. Lo que vemos es que Israel le da 12 puntos a Mubarak y que Estados Unidos solamente 1. Nuestro Zapatero, Berlusconi o Sarkozy dicen Guayomini, tguá puán (“Royaume-Uni, trois points”),  pero no está el inefable Uribarri para anticipar los votos y explicar la verdad de los apoyos. ¡Lástima!

Anuncios

14 thoughts on “Eurovisión y las revueltas africanas

  1. Tenemos un gravísimo problema por estos pagos. Y es no entender, o no querer entender o que alguien no quiera que entendamos, que “los moros” son una gente de lo más normal, como usted o como yo, oiga y que lo único que quieren es que los dejen vivir tranquilos y llegar a fin de mes.

    No hay nada en sus genes, ni en su religión, (que puede ser incluso la católica de un rito de esos antiguos que los curas se casan) que sea contrario a la civilización ni a la democracia. Bueno, sí: el Corán prohibe el préstamo con interés, que es la base de la actual civilización occidental.

    1. Yo, humildemente, me he declarado ignorante por eso. Pero el espectáculo que veo me recuerda tanto a las votaciones de Eurovisión… ni un voto tiene que ver con la canción, o con lo buena que está la tipa (o el tipo)… la cosita es otra…. y el espectador ni se entera…

  2. Sólo espero, y deseo, que esta noble lucha por la libertad no sea utilizada por los grupos integristas (el control de los integristas era una de las monedas de cambio que utilizaban estos sátrapas para obtener el apoyo, o el silencio, de Occdiente).
    Tiempo al tiempo… los integristas se mueven como pez en el agua en situaciones de descontrol y caos.

    Un saludo

  3. No es que Obama no sepa quienes son los ‘buenos’ o los ‘suyos’, sino que el enorme potencial de cierto lobby en Estados Unidos siempre ha dictado (a Republicanos o Demócratas por igual) que se apoye en Egipto a quien no moleste al Sinaí y al Este de la península, sean sátrapas o no.
    A Sarko no le preocupa Egipto (eso es ‘cosa de los británicos’) y lo de Argelia no les salpicó en su día demasiado (y en Francia adoran a Zinedine Zidane). Berlusconi estaría fijándose en Túnez, si no fuera porque cada cimbreante posadera o turgente pecho le distrae. ZP… espera, porque aún no ha llegado la marea a Marruecos, y porque espera pacientemente a que Obama le sople algo por el oído derecho mientras Europa se lo sopla por el izquierdo (o viceversa).

    Comparto tu visión sobre la indolencia española y echo de menos el único buen invento francés: su revolución, con su gillotina (en sentido figurado, se entiende).

    Y firmo donde haya que firmar lo expresado por Pcbcarp en su comentario. Me adhiero, con frenesí.
    La visión que tenemos del islam no es objetiva. Está mediatizada por otras religiones que, como parte interesada (todas son expansionistas) barren para sí mismas aún no siendo tan diferentes (quizá sí en algunas formas, pero no en tantos fondos).
    Huntington no ‘describe’ un Choque de civilizaciones, sino que lo ‘crea’ (o, si existe, lo aviva). Y ZP delira un poco con su Alianza de civilizaciones (aunque en su día el concepto me gustó). Quizás necesitemos (yo el primero) un poquito de simple (pero poderosa) ‘Comprensión’ de Civilizaciones.
    Eso nos haría menos integristas (porque haberlos ‘hailos’, entre los islámicos, cristianos, judíos o hasta entre los ateos)

  4. a mí lo que no deja de llamarme la atención es cómo estas revueltas han sorprendido a propios y extraños … En Europa y EEUU seguíamos con nuestras ideas preconcebidas respecto a que las revueltas en países árabes amigos están relacionadas con los talibanes, integristas, terroristas … y nos quedamos como bobos mirando como se revoluciona Túnez, a continuación Egipto … y no por Alá ni Mahoma, no creo que ni tan siquiera por la libertad … sino sencillamente porque están cansados y hartos de saqueos, mientras hay desarrollo y crecimiento todavía pero cuando la crisis aprieta llega un momento en el que ya nada es tolerable ni soportable … salvo en España que, como bien dices, tenemos un aguante digno de hacernos medir el cociente intelectual … y emocional…
    un abrazo!

  5. La verdad es que yo también estoy desorientado sobre estas revueltas en países musulmanes. Ayer intenté enterarme un poco mirando Twitter, Al-Jazeera en inglés, y algunos artículos en blogs y digitales varios. Pero obviamente éso no te hace un experto en geopolítica.

    Aún así, me atrevo a apuntar unas cuantas cosas:

    En el tema egipcio,

    – parece que la cosa acabará con Mubarak fuera del país (EEUU, por boca de H. Clinton, ya lo da por perdido, cuando dice que “EEUU desea una transición ordenada”)

    – Mohamed ElBaradei, Nobel de la Paz (sin que eso me inpire a priori ninguna confianza), será el que se encargará de la transición.

    – Los Hermanos Musulmanes si que tienen una organización a lo largo del país, y según leía ayer, ya están repartiendo alimentos debido a que ya hay problemas de desabastecimiento. A mí me recuerda mucho a Hamás, que simultanean el terrorismo con las funciones de una ONG. Supongo que de momento se aliarán con ElBaradei, y le dejarán que sea la fachada cara a la comunidad internacional, que no vería muy bien que unos fundamentalistas tomaran el poder inmediatamente. No me cabe duda que a la larga intentarán convertir a Egipto en una república islámica.

    – EEUU (e Israel) no ven la caída de Mubarak con buenos ojos, pero entienden que no hay vuelta atrás. En el caso de EEUU, me parece muy similar a lo que hace con Marruecos: mantener un dictadorzuelo más o menos presentable con la idea de que eso mantiene a raya a los fundamentalismos. Cómo en el caso de Marruecos, esta alianza con EEUU básicamente perjudica a España que tiene que aguantar el chantaje de Mohamed VI (a pesar de que España es también aliada de los americanos), pues que se apañen. No soy anti-americano sino todo lo contrario, pero en este caso, lo dicho: ellos verán que hacen.

    En un ámbito más general, sobre las revueltas tanto en Túnez como en Egipto, y las posibles consecuencias en otros países musulmanes,

    – me sorprende que hayan llegado tan pronto, pensaba que el mundo islámico iba a tardar más en aburrirse de los dictadores. Yo soy de los que piensa que en general en los países islámicos lo de la democracia no lo acaban de entender muy bien (con diferentes grados, no es lo mismo Afganistán o Pakistán que Argelia, p.e.). De hecho tampoco lo tengo muy claro de varios países occidentales, aunque ésto puede deberse a que vivo en España, dónde tengo bastante claro que la gente en su mayoría no sabe lo que es una democracia liberal (pregunten por ahí sobre representatitividad, separación de poderes, justicia universal, etc).

    – de extenderse, creo que sería en países tales cómo Líbano (dónde también ha habido revueltas), Túnez (ídem), Argelia, etc. Países más o menos “democráticos”, quiero decir. Quizás también Irán, más que nada porque ya tuvieron cierta experiencia en revueltas, aunque en este caso no dudo que los ayatollahs reprimirán con dureza las revueltas y la cosa no será tan fácil como en Egipto.

    – “caso Marruecos”. No lo veo nada claro. Por alguna razón que no llego a entender, los marroquíes son bastante condescendientes con su rey (pese a que tengan claro que existe corrupción promovida por el monarca, que en las cárceles hay gente encarcelada por decir lo que piensa, que la policía es sobornable, etc), lo que refuerza más mi impresión de que en los países musulmanes la democracia no va a arraigar así como así.

    Y ésto es más o menos lo que yo pienso y hasta donde alcanzo. Además creo que hay factores imponderables -o por lo menos para mí lo son- como la rapidez con la que se pueda dar un hipotético contagio, la influencia de internet y sobre todo de la gente de fuera de éstos países que está dispuesta a hacer de altavoz a las protestas (los Anonymous y wikileakeros en general), la actitud que tomen los países grandes o con intereses/influencia en el mundo musulmán (EEUU, Francia, Israel,etc) con respecto al “experimento de Egipto”, etc.

    1. Spartan, bastante de acuerdo en lo que dices, excepto en cuanto a Marruecos. Los marroquíes no son condescendientes con su rey, sino que, por lo general, le odian bastante. En especial porque con la situación económica que tienen la primera empresa del país es la casa real, que se lleva una parte de todos los negocios que se hacen en el país. Lo que ocurre es que en un estado policial como es Marruecos, con una seudodemocracia formal que le permite sacar tajada de la Unión europea, resulta bastante difícil levantar la voz, aunque ahora sea un poco más fácil que antes con Hassan. Yo me he pasado algunas noches en el tren de Marrakech hablando con mis vecinos de asiento en voz baja por miedo a los chivatos de la gendarmería y he visto entrar en el autobús a los de las fuerzas auxiliares metralleta en ristre para llevarse a un par de viajeros.

      No creo que haya cambiado, pero hasta hace poco para pasar de una provincia a otra (si eras marroquí) era necesario salvoconducto, o sea, como en España después de la guerra civil.

      Todos me dicen lo mismo desde hace muchos años: el día que esto explote habrá un baño de sangre.

  6. Hola Pcbcarb.

    Bueno, yo baso mi opinión, como tú, en conversaciones con marroquíes. Te cuento dos casos.

    1) El otro día le decía a un chico de marruecos que vive en mi ciudad que después de Túnez (fue la semana pasada y en Egipto las cosas estaban empezando aún) iba Marruecos.

    El decía que no, que ahora la cosa estaba bien, ya que con la llegada de Mohamed VI, se había expulsado a los políticos y funcionarios corruptos que había en la época de Hassan (padre de Mohamed). Sinceramente, no me lo creo. Me imagino que la desinformación (imagino que promovida por medios afines a Mohamed VI) en Marruecos es muy grande. No es la primera vez que escucho excusas peregrinas por parte de marroquíes cuando hablan de acontecimientos políticos en su país.

    2) Este otro caso fue hace unos años en Valencia. Yo le decía a un hombre marroquí que si la población no deseaba vivir en una monarquía constitucional “tipo España”, en vez de en una democracia “formal” (y poco más), controlada de facto por Mohamed VI.

    Su explicación era que el reino de Marruecos era como una tienda, y que el rey era como el propietario de la tienda. Así pues, la democracia era como si el propietario dejara la tienda en manos de otros (el pueblo o sus representantes, vaya). Esa concepción de un país como una propiedad del rey… me parece medieval o como poco del Antiguo Régimen (recuerda como empezaba la Constitución Española de 1812: “La Nación Española no será propiedad de ninguna persona o familia…”).
    —-

    Ahora bien, como tú, he oido a marroquíes quejarse del sistema político en Marruecos. Recuerdo a un marroquí casado con una española y con hijas. La policía de Marruecos había retenido los pasaportes de su mujer y niñas, y el tenía claro que es lo que querían: que fuera para allá el marido y cumpliera con la “mordida”, si quería recuperar los pasaportes y pode volver a España.

    Pero está claro que no soy un experto en Marruecos. Por eso, espero ser yo el que se equivoca, y que tú tengas razón (es decir, que los marroquíes están hartos del reyezuelo y lo “boten” del país). De verdad. Creo que sería muy beneficioso para Marruecos, y muy bueno también para España, que tendría como vecino en el Sur a un país democrático que se relaciona con nosotros de manera normal, no con chantajes (Perejil, Ceuta y Melilla, Sahara). Lo cual nos obliga a nosotros a tener que echar mano del rey Juan Carlos I cada vez que Mohamed “se siente ofendido” (¿¿para qué tenemos entonces un Ministerio de AAEE??). No repito lo de EEUU, pero ya sabemos que sin su apoyo, las cosas serían diferentes.

    Un saludo, me pasaré otra vez por aquí más tarde (tengo mucha faena ahora) por si continúa el debate.

    —–
    Nota ortográfica más o menos irrelevante:

    No escribo “rey” con minúscula por la Nueva Ortografía (que aún no he consultado y tampoco tengo intención de seguir al pie de la letra, al menos en el trato de personalidades). Simplemente, a los reyes blanditos y a los reyezuelos, les trato de “rey”, a secas.

  7. Yo estoy como tú María. No tengo ni puñetera idea de que está pasando en esos países.

    Por otro lado nosotros tendemos a generalizar respecto al mundo musulmán, como si todos esos países fueran iguales, pero sospecho que una revolución en Túnez (muy occidentalizado) no debe ser lo mismo que una en Egipto (donde los hermanos musulmanes ganaron unas elecciones que luego se anularon) o en Yemen (de la que no se mucho).

    Y como no entiendo árabe no se que es lo que gritan, salvo eso de Allah Akhbar que por lo menos en Egipto he visto que lo dicen mucho. Y no me hace mucha gracia, la verdad.

  8. Esto no se hace María. Por el título pensaba que ibas a hablar de Eurovisión, pero ya veo que voy a seguir sin enterarme de si es cierto el rumor de que iba a ganar un concursante con una nueva versión de esa vieja canción de Leonard Cohen cuyo estribillo reza “First we take Cairo, then we take Riyadh”.

    1. ¡Uyuyuyyy… ! Desplome de la bolsa saudí:

      http://jorgevalin.blogspot.com/2011/03/impresionante-hundimiento-de-la-bolsa.html

      ¿Significa esto que se va a cumplir la letra de la canción? ¿O son solamente nervios y falsas alarmas?

      Hay que conservar la calma. Sebastián ya está preparando su muy meditada respuesta: encargar tropecientasmil pegatinas con un enorme cero zapatero. Cuando las nuevas medidas se hagan públicas, los adivinos bursátiles recomendarán comprar acciones de fabricantes de bicicletas, desguaces de automóviles y empresas de reprogramación de radares (para multar a los peatones: no se pueden desperdiciar unos chismes tan guays). Los miembros del Comité de la Santa Democracia para la preservación de la Fe y la Sodomización del Ciudadano por su Propio Bien se mostrarán exultantes de felicidad, quemarán en la hoguera a cualquier hereje que se atreva a pronunciar o pensar la palabra “libertad” (por brujo-facha-terrorista-conspiranoico-machista-maltratador-explotador sexual-homófobo-adicto al alcohol-enemigo del Planeta; no se prevé racionamiento del suministro de gasolina para este uso específico) y proclamarán que la instauración de la Democracia de los Cielos aquí en la Tierra está más próxima que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s