De la expulsión de los tabaquitas de la Tierra Prometida

 

La Ley Anti-Tabaco se estrenó ayer. Después de haber obligado a miles de empresarios a reformar sus locales para acomodarse a las necesidades de los no fumadores sin expulsar a los fumadores, ahora resulta que no vale. Y todo el dinero invertido se va por el desagüe a costa del empresario. ¿Habrá indemnización? Supongo que no para todos, tal vez para tapar bocas, posiblemente dependa de las medidas legales que tomen los afectados (me consta que alguno ya está en ello).

El caso es que muchas de las reclamaciones de los partidarios de la ley no dejan de ser ciertas. Yo no fumo. Fumé durante mucho tiempo. Nunca fui empedernida fumadora de un paquete, más de 8 cigarros me horadan el estómago. Así que entre eso, el daño a mi garganta, que en mi despacho hay no fumadores y que el olor del tabaco molestaba a mis hijos, terminé por dejarlo de manera natural. Y actualmente me da bastante asco. Odio salir de copas y volver oliendo a cenicero. Odio que la gente fume en los coches (dos de mis mejores amigos lo hacen sin parar). Odio que la gente fume mientras como (notable tradición en mi familia). Pero odio más aún que para evitar un mal deterioren la libertad individual en especial cuando hay más alternativas.

Claro que es un factor de riesgo del cáncer de varios órganos, claro que los fumadores pasivos estamos exponiéndonos a ese riesgo en los sitios en los que se fuma, claro que es una de las enfermedades que más cuesta a la seguridad social, claro que el tabaco es una droga. Pero ¿no puede haber un bar para fumadores?

El argumento de lo público y lo privado es el tema que me irrita. Los autobuses de ALSA son privados, los de la EMT son públicos. Los bares son locales de ocio privados, el Museo del Prado es público. Mi casa es privada, la Moncloa es pública. Lo que determina qué es público o privado no es si va mucha o poca gente, es quién lo financia: si es un individuo o grupo de individuos es privado, si se trata de financiación a cargo de los Presupuestos del Estado o de las Administraciones Territoriales (es decir, con el dinero de todos), entonces estamos hablando de lo público. Así que prohibir el tabaco en un bar es un atentado contra la libertad del empreario. Por otro lado, los empresarios ya habían tomado medidas para solucionarlo.

Y ahora pensemos si hay una alternativa a esa ley anti tabaco. ¿Puedo negarme a subir en el coche de mis amigos fumadores?¿puedo pedirles que no fumen cuando voy en el coche? ¿puedo levantarme de la mesa o pedir que esperen a que acabemos de comer? ¿puedo abrir un local para no fumadores? ¿puedo prohibir fumar en mi local? ¿puedo estar en la parte de fumadores, o en la parte de no fumadores dentro del mismo restaurante? ¿puedo negarme a ir de copas a un sitio en el que me van a ahumar como a un salmón?¿puedo negarme a ser afectada por el tabaco ajeno?

Sí, hoy por hoy, puedo.

¿Cuál es la necesidad de que el gobierno lo haga por mi? ¿La salud pública? ¿Por eso se permite de  nuevo vender tabaco en las gasolineras? Pues tengan pelotas y prohíbanlo del todo como ya prohiben muchas otras drogas que no generan cáncer a terceros, ni ahuman, ni huelen mal, y que muchos parlamentarios, hombres de negocios, gente del espectáculo se meten a escondidas, con esa doble moral que caracteriza esta sociedad. Pero no saquen el tema del civismo…

El civismo es una actitud que muchos ignoran aunque la utilicen para pisotear al resto. No es civismo despreciar al anciano, descuidar la higiene, comer con las manos, y faltar al respeto a los demás. Y negarle la posibilidad a un fumador de tener un sitio donde fumar en un local privado no es que sea falta de civismo, de respeto, es que es liberticida.

¿Los no fumadores no sabemos defender nuestra salud? El día menos pensado ponen medidores de decibelios implantados bajo la piel para castigar al que grite, porque crea ansiedad y eso sí que genera gasto en seguridad social.

¿Somos conscientes de la puerta que se está franqueando?

De todos los comentarios el peor es el más cierto: en unos meses nos habremos acostumbrado. Como otros pueblos con súbditos ejemplares se han acostumbrado a que el Estado (o el Partido) les diga qué tienen que comer, cuántos hijos hay que tener, y todo lo demás.

Estoy expectante esperando qué se le ocurrirá al ingenio humano para salirse con la suya. Yo ya tengo un par de ideas en la cabeza.

* (El título es de un sketch de José Mota)

Anuncios

56 thoughts on “De la expulsión de los tabaquitas de la Tierra Prometida

  1. “…claro que los fumadores pasivos estamos exponiéndonos a ese riesgo en los sitios en los que se fuma, …”

    No.

    Cada vez que sale esta afirmación pido referencias del estudio donde se demuestra. Lo que tengo entendido es que no afecta.

    Esto se parece cada vez más a lo de que en el hemosferio Sur el remolino de desagüe de los lavabos gira al revés que en el hemosferio Norte. Igual, pero en versión borde-políticamente correcta (es un embuste por nuestr bien).

    No digo que el embuste sea tuyo, más bien al contrario, pero hay que ver qué monedas aceptas, que hay mucho rubalcaba vendiendo burras ciegas.

  2. El problema esta en la ingente cantidad de intereses economicos que envuelven la necesidad de erradicar la costumbre de fumar (que no la venta de tabaco, no vayamos a cargarnos la economia agricola de Extremadura, por ejemplo). La tirania de la libertad nos invade, y a priori puede ser el paraiso para aquellos que no hemos fumado (tabaco) en nuestra vida. Soy la primera en apoyar la tesis de Godivaciones, nunca me ha gustado la tirania camuflada de libertad, porque parece como si, ademas de tiranizarla a una, se permitiesen pitorrearse de su inteligencia. Pero no se contempla en esta cronica algo esencial para entender esta maniobra prohibicionista: Papa estado solo se mueve por dinero. La Seguridad Social, al borde de un hundimiento desastroso, necesita a costa de lo que sea apoyarse en metodos como la prevencion de enfermedades para evitar un costoso y futuro tratamiento. De ahi la necesidad de erradicar el tabaco, aun metiendo las narices institucionales en la iniciativa privada. Prueba de ello es que en el Reino Unido ya se esta planteando, tras dejar KO al tabaquismo, la posibilidad de intervenir en los habitos alimenticios de la ciudadania. ¿El motivo? La ingente cantidad de niños obesos que proliferan cada vez mas en las escuelas, y que hacen prever una debacle sanitaria, acosada por el altisimo coste en tratamientos para estos protoobesos, que en tres decadas seran obesos morbidos, sin el “proto”.

  3. Hola
    No voy a comentar sobre el resto porque coincido con casi todo. Me llama la atención esta frase:
    «Claro que es un factor de riesgo del cáncer de varios órganos, claro que los fumadores pasivos estamos exponiéndonos a ese riesgo en los sitios en los que se fuma»
    ¿Has visto esas estadísticas?
    Solo te diré que que en veterinaria las hubiesen rechazado. Suele ocurrir. El nivel medio de los trabajos en veterinaria supera el de medicina: Son clientes distintos. (He leído montones de cosas de esas por trabajo)
    La ciencia que hay detrás de los fumadores pasivos es tan buena como la de crear empleos fotovoltaicos.
    Además, todo parece indicar que durante milenios vivimos ahumados, hacinados en el fondo de una cueva con una fogata apestosa en la entrada (no solo se quemaba leña, también huesos y excrementos) En caso de existir, los “fumadores pasivos” palmaron entonces, no descendemos de ellos.
    Pero no pasa nada. No es algo que hayas inventado tú. Es sólo un precedente para anotar en el cuaderno de «en unos meses nos habremos acostumbrado»
    Un saludo y suerte

  4. Escribí mi comentario luego de leer en el Reader sin haber mirado los comentarios. Ahora veo que #Perceero se me adelantó.
    En realidad, existen estudios que “demuestran” los riesgos del humo de segunda mano y de tercera y hasta del eco del humo (humo relicto en habitaciones donde se ha fumado)
    Una discusión sobre los estudios se puede leer aquí:
    Enlace a pdf en Cato Institute
    Es por un experto financiado por malvadas tabacaleras, como Maria, Rallo y Calzada de las petroleras.
    En la web de la OMS se pueden ver algunos de los estudios que “demuestran” algo.

  5. Hay más de 150 estudios publicados en la historia del “fumador pasivo” -desde que comenzó la histeria- que no han conseguido demostrar alguna relación entre el fumador pasivo y riesgos de cáncer o enfermedades cardiocoronarias.

    Aquí hay un sitio con mucha información al respecto:

    http://www.mitosyfraudes.org/Humo.html

    Y esta página tiene todos los estudios analizados, uno por uno, con su correspondiente Riesgo Relatico (RR) y las conclusiones.

    http://www.mitosyfraudes.org/Humo/Lista2.html

    Después de haber dejado de fumar en 1970, por pura solidaridad con los fumadores, he vuelto a fumar habanos (no trago el humo, claro) y he vuelto a encontrar una felicidad que creía perdida.

  6. Para libertad la que yo voy a tener ahora de ir a un bar y no tener que joderme por vuestros humos.

    Libertad la de los camareros que no van a tener que tragarse toda la mierda que fumais.

    Libertad la de todos los que no vamos a tener que salir fuera del bar o discoteca porque nos pican los ojos.

    ¿Donde acaba mi libertad y empieza la vuestra? No he visto artículo más demagogo y sensacionalista.

    1. Estimado 7
      La libertad más importante que hay es la de leer y utilizar el cerebro. Me parece muy bien que Ud. tenga la libertad de ir a un lugar donde no se fume y punto. Lo que no entiendo es porqué yo no puedo ir a un lugar donde se fume si me da la gana, sobretodo teniendo en cuenta de que yo NO FUMO… pero no tengo la libertad de hacerlo. La libertad es para todos o no es libertad. ¿Es tan difícil de entender?

  7. Saludos y felicidades a la autora. Es uno de los post más razonables que he leído al respecto.
    Estamos permitiendo que Papá Estado decida por nosotros, y va a ampliar su campo de decisiones próximamente… no nos va a gustar el precio que tendremos que pagar, pero es responsabilidad nuestra y de nadie más.
    Yo fumo, y he decidido dejar de fumar. Me voy a regalar para mi cumpleaños que es en unos días, un acto de amor, que es dejar de castigar mi cuerpo.Pero eso no tiene nada que ver con la ley antitabaco, que es propia de la dictadura fundamentalista que padecemos. Dictadura fundamentalista la defino como pensamiento único que ostenta el poder fáctico, y falsa, porque tras las leyes, ellos, los del poder, las infringen todas.
    Me encanta constatar que hay otras personas que piensan como yo, tal vez un día nos tengamos que unir y reivindicar la libertad de elegir,
    la educación emocional y limpia, el respeto por todo lo que está vivo. Tal vez…un día
    Gracias por tus reflexiones, un placer leerte!

  8. Primero, ya sé que hay estudios que cuestionan cómo y cuánto afecta el humo a los no fumadores. Pero como es algo que está sin resolver, que está abierto, prefiero pasarme por el otro lado y dar por buenos los argumentos que afirman que es malo para los pasivos. Es simplemente porque mi idea es que AÚN ASÍ es un asalto a la libertad individual.

    Segundo, para 7. Tu libertad está en entrar o no a un bar, en montar un bar sin humos, como hay restaurantes vegetarianos y comidas si glúten. Según tú debería haber una ley que protegiera de los factores que posiblemente aunque no de forma segura, generan ansiedad, alteran la tensión y son prosibles desencadenantes de infarto (que es la enfermedad que más cara sale y afecta a más gente) o de depresión (lo mismo). Incluímos los claxon de los coches, los gritos, la incetidumbre en la vida, la presión de la urbe, etc… Nada de hacer algo por ti mismo, que se encargue el Estado, mediante leyes y con el dinero de todos… Eres un esclavo.

    1. ¿Por qué está sin resolver?
      Han hecho de todo y han metido la pata SIEMPRE. Eso es que está resuelto, en la dirección opuesta. Yo te creo cuando dices «mi idea es que AÚN ASÍ es un asalto a la libertad individual»

      Pero los estudios sobre fumador pasivo valen menos que los de la Power Balance.
      Si el gobierno decidiera que el uso de la pulserita es obligatorio porque “es buena” no te veo diciendo «AÚN ASÍ es un asalto a la libertad individual»

      Tú fumabas. Me da a pensar que la concesión es más bien para no llamar cretino en retrospectiva, a toda esa gente que aprecias que alguna vez usaron el argumento. Y como alguna vez has rechazado con razones similares algún tipo de comida quieres ver isomorfismo. Es generoso por tu parte, pero no vale.

      Hay una guerra contra la libertad que se ampara precisamente en las buenas ideas e intenciones que tiene CADA UNO de nosotros. Porque evidentemente, no le reconozco ni buenas ideas ni intenciones al liberticida de turno, ni a su causa ni a sus motivos. Lo veo mentiroso, manipulador y como talento, el de vendedor. En ese «claro que los fumadores pasivos…» lo que veo es la conjunción de tu generosidad con el triunfo del manipulador. Seguro que tu también lo sabes.

  9. Legislar sobre la libertad individual es peligroso … suele terminar con el asesinato de la propia libertad que se quiere proteger.

    La libertad de cada uno termina donde empieza la del vecino, y la línea que hace de frontera entre ambas se “regula” con el respeto; es una cuestión de civismo, como bien dices.

    Lo que ocurre con esta ley es tan sencillo como que para defender la libertad de los no fumadores a no ahumarse se ha pisoteado la de los fumadores a fumar … y mientras el tabaco sea legal, fumar lo es también y por tanto esta prohibición es un atentado a la libertad individual de un colectivo que no hace nada fuera de la ley y la costumbre en uso…

  10. Gracias a renegm y Eduardo por sus aportaciones. Ahora mismo me guardo de una vez ese pdf, que siempre acabo perdiéndolo de vista

    “Pero como es algo que está sin resolver, que está abierto, prefiero pasarme por el otro lado …y dar por buenos los argumentos que afirman que es malo para los pasivos”

    Está abierto a intereses de lo políticamente correcto. Si lo quieres aceptar “por el bien del argumento”, pues vale.

    Lo que me ha chocado es la mala leche de comentaristas como 7. He visto bastantes. No sé si es el caso, pero han provenido de gente en principio de derechas, en principio más proclive a entender los argumentos sobre la libertad individual. Es lamentable, pero no parecen haber entendido lo mínimo sobre lo que es legítimo en las leyes. Yo me quedo con las ganas de contestarles ¡a mi qué narices me tiene que importar tu puñetero niño si a ti no te importa la puñetera libertad! Antes me podía importar, ahora decididamente estamos de verdad en la guerra del todos contra todos que tanto pretendían evitar los estatistas. Aquí tenéis papá estado enquistando conflictos de verdad en donde había maneras de solucionarlos.

    En fin, es el razonamiento del preso en el campo de concentración engañado creyendo que es “mejora en la calidad de vida”.

  11. Razón llevas un poco pero es tb ser un tremendista y alarmarse q siempre va muy bien. Razón llevas en q quizás nos quitan libertad al no dejarnos fumar y es una doble moral la q llevan los políticos vendiendo primero el tabaco con muchos impuestos (aunq eso no cubra el gasto sanitario que genera) y luego prohibiendo fumar en muchos sitios.

    ¿Creeis tb que limitan vuestra libertad al no dejaros ir a 180 por la autovía? Lo q yo haría con los fumadores (yo tb lo fui en su día) es dejarlos fumar, eliminar los impuestos del tabaco, para q ejerzan su libertad de hacer lo que les de la gana, pero cuando te salga un cancer o un Epoc o enfisema… pues tu te lo pagas pq tu libremente decidiste fumar libremente y ahora tienes q ser consecuente con lo que libremente haces. Así no existiría esa doble moral que criticamos en los políticos. Igual que el que se la mente con el coche por ir borracho o a 180km… los daños q te provoques y q provoques los pagas tú. Esto tb nos haría mas libres a los que sin elegir conductas de riesgo en nuestra vida tenemos que pagar con nuestros impuestos la irresponsabilidad de los demás.

  12. Son unos hipócritas..
    Aún no he visto la opinión de un autónomo, el dueño de un bar pequeño de pueblo..
    Todas las entrevistas de la TV manipuladas, a camareros y camareras de franquicias y todos a los piés de las multinacionales..
    Que no le echen más mierda al tabaco y verán como no provoca tanto cancer..
    Mi bar es mi casa y tiene hipoteca como las demás..

  13. Tengo que discrepar. Lo siento.
    Desde un punto de vista sanitario la Ley es perfecta. Vela por la Salud de todos, y eso incluye a los fumadores pasivos. Hay estudios mas que sobrados que hay una morbilidad relacionada con el tabaquismo pasivo. Una simple búsqueda en el Medline tecleando “passive smoking” (tabaquismo pasivo) ofrece más de 20.000 estudios aparecidos en revistas de referencia. No es broma el asunto… Camareros, oficinistas, periodistas, etc. han estado durante años acortando sus vidas a costa del placer de unos. Así que ya va siendo hora que, apelando el principio de egoísmo razonable que tanto nos gusta, los que quieran fumar lo hagan fuera del ámbito de los que no queremos tragar con sus tóxicos.

    Yo fumo, muy poco, un cigarrillo cada 6 – 7 días o mas. Si fumo me salgo a la calle o al balcón de mi casa, no quiero perjudicar a terceros. Es un principio de libertad y responsabilidad.

    1. José, me gustaría ver algún estudio (de esos 20.000 aparecidos, algo imposible) que presente un RR (Riesgo Relativo) igual o superior a 3.0, el nivel donde comienza a sospecharse que existe un motivo de preocupación por la sustancia analizada.

      Un RR=1.3 o 1.6 equivale a un aumento del riesgo de 30% o 60%, que los epidemiólogos consideran como el resultado de un estudio mal diseñado, el azar, o un factor no contemplado, y por lo tanto no son dignos de ser tenidos en cuenta.

      Personalmente estoy harto de los gobiernos y autoridades paternales que están siempre velando por nuestra salud o seguridad -pero no hacen nada contra los terroristas, por ejemplo, además de ponerlos en altos cargos en el gobierno (como en mi Argentina), o prohibir a la policía que use armas para controlar una turbamulta de miles de okupas que destruyen todo a su paso, como estuvo ocurriendo en estosúltimos días en Buenos Aires y varios lugares del país.

      Está de más decir que soy un ferviente partidario de la “justicia por mano propia”, costumbre que imperaba en la antigüedad y hacía que los delincuentes fuesen más prudentes. Una vez delegado ese derecho a la violencia para reprimir el delito, (o la “legítima defensa propia”), a las autoridades, y viendo que no son capaces de conseguir la seguridad general, yo reclamo ese derecho mal otorgado para usarlo cuando sea necesario.

      1. Y si yo fuese el Estado se lo concederia sin ambages, toda vez que dejaria bien claro que, de hacer uso de tal derecho, pasado el tiempo, usted asumiria todos los gastos derivados del tratamiento contra las enfermedades causadas por su la decision que tomo en su dia. Pero esta medida seria la muerte politica de cualquier Gobierno, desde luego. Dicha asi de pronto, yo misma la veo aun mas impactante que la jubilacion a los 67.

      2. José Ramón, en lugar de responder con una evasiva de que “he perdido los papeles” me hubiese gustado que me apuntase SÓLO UNO de esos 20.000 estudios. No existen 20.000 nuevos estudios. Sólo puede haber 20.000 referencias en Google a unas pocas investigaciones -que no demuestran la peligrosidad del humo ambiental de tabaco (HAT).

        Los papeles que cree que se me perdieron hacen al fondo del artículo: el avance del estado Matón y Protector sobre las libertades individuales a las que jamás se debió renunciar delegándolas en manos de aprovechados políticos. “Chupar del bote” es la actividad favorita de ellos. El bote, claro, es el del resto de la gente.

      3. Solo un estudio. De la Universidad de Navarra (Opus Dei) ¿Le suena?

        http://www.cun.es/areadesalud/tu-salud/consejos-de-salud/fumador-pasivo/

        Cito textualmente…
        “Un fumador pasivo tiene un 20 a 30% más de riesgo de padecer una enfermedad coronaria y cáncer de pulmón.

        Los hijos de padres fumadores tienen un 20% más de riesgo de padecer asma, infecciones respiratorias (30%), otitis (50%), catarros frecuentes, tos persistente, etc.”

        Universidad de Navarra dixit…

      4. Le había solicitado algún estudio que mostrase un RR mayor que 3.0. El estudio de la Universidad de Navarra expresa un RR=1.3. No creo que usted comprenda cabalmente lo que significa el concepto del Riesgo Relativo (o RR). Si lo comprendiese no habría presentado su ejemplo –ni seguiría discutiendo.

        El Riesgo Relativo está en el corazón mismo de la disputa entre “epidemiología” y ciencia verdadera. Si X% de una población expuesta a una presunta causa sufre un cierto efecto, y si Y% no expuesta a la causa (la población en general) sufren el mismo efecto, el RR es X/Y. Si el efecto es “amalo”, entonces un RR mayor que 1.0 denota una causa “mala”, mientras que un RR menor que la unidad sugiere una causa beneficiosa. Un RR=1.0 indica que no hay correlación.

        En los estudios observacionales los científicos no aceptarán un RR menor a 3.0 como significativo, y jamás uno con un RR inferior a 2.0. Muchas veces los epidemiólogos desprecian tal criterio como una invención de escépticos destructivos, pero no es el caso aquí. Por ejemplo, un parte de prensa del National Cancer Institute de Octubre 26, 1994, dice:

        “En la investigación epidemiológica, los aumentos del riesgo inferiores al 100% son considerados pequeños y usualmente difíciles de interpretar. Tales aumentos pueden deberse al azar, sesgo estadístico, o los efectos de factores de confusión que muchas veces no son evidentes.”

        Marcia Angell, editora del New England Journal of Medicine: “Como una regla general, nosotros buscamos un riesgo relativo de 3.0 o mayor antes de aceptar un estudio para su publicación.”

        Robert Temple, director de evaluación de drogas de la FDA (Food and Drug Administration): “Mi regla básica es que si un riesgo relativo no es de por lo menos 3 o 4, olvídese!”

        “Una asociación es generalmente considerada débil si el ratio de chances (riesgo relativo) está por debajo de 3.0 y particularmente si es inferior a 2.0m como es el caso de la relación entre el HAT (humo ambiental de tabaco) y el cáncer de pulmón.” –Dr. Kabat, epidemiólogo del IAQC.

        Por último, los estudios sobre el riesgo del fumador pasivo son en su inmensa mayoría meta estudios, de dudosa validez, y ninguno es del tipo de doble ciego, que rinden resultados con un elevado nivel de significancia.

        La Universidad de Navarra “dixit” una tontería.

        Para saber un poco más del asunto del fumador pasivo y el enorme fraude científico le sugiero que lea “La Epidemiología del Humo Ambiental de Tabaco”

        http://www.mitosyfraudes.org/Humo/Pasivo-2.html

  14. Vaya, ahora sale el asunto médico. Estoy de acuerdo, la verdad, que dejen en paz a la gente con su responsabilidad. Ahora, eso de que el estado no pague los gastos de enfermedad ¿con el criterio de quién? ¿de gente que quiere “dar una lección a esos viciosos”? porque eso parecen los dos o tres comentarios con la “advertencia” de a dónde conduce eso de fumar. Pero, si el rollo este va de que paguemos sí o sí la SS, no tengo por qué aceptar la opinión de gente con argumentos tan pobres: o es universal la SS o tiramos la p al río. Si el seguro médico me lo puedo pagar yo, ¿para qué narices nos espetan que “los gastos médicos” te los pagas tú? será lo que yo acuerde con el seguro médico. Y si me obligan, que apechuguen con mis vicios como apechugo con los vicios (o cargas o leches o hijos o partos o borracheras, TODO) de los demás.

    Y algo interesante, las primas de los seguros médicos sobre fumadores no son tan altas como nos dicen los que pretenden “dar una lección” a los fumadores. Lo mejor del argumento es que la lección dolorosísima que pretenden propinarnos es la de ¡darnos la libertad que queremos! “pa’ que veas lo mala que’s” X-DDD (por cierto, para gastos médicos, los de los no fumadores, es una derivación curiosa de la buena salud: tardas un güevo en morirte y gastas lo que no se ha escrito, lo digo en serio).

    Desde luego la ideología estatista ha arrasado con el sentido común de la gente, no digamos con su inteligencia. Y ya sería hora de que la gente tuviera algo de cultura científica y no se tragara milongas.

  15. La hipocresía y falsedad de la casta política es repugnante. ¿Dicen que están preocupados por nuestra salud? Entonces que empiecen por dirigir sus afanes legislativos y controladores hacia la composición de los cigarrillos. Porque… ¿los cigarrillos son tabaco? Para mi olfato de no fumador, el humo de un buen puro huele a tabaco y no me hace desear poner kilómetros de por medio; pero el humo de los cigarrillos huele a peste tóxica y repulsiva. Y muchos fumadores que, gracias a la penúltima, creo, subida de impuestos de los cigarrillos se pasaron al tabaco de liar, notaron que necesitaban fumar mucho más tabaco auténtico para apaciguar el síndrome de abstinencia. ¿Qué aditivos llevan los cigarrillos? ¿Por qué no prohíben su uso a las multinacionales tabaqueras o, al menos, las obligan a relacionar explícita y claramente los ingredientes de los cigarrillos? A esta casta, que es más tóxica que los cigarrillos que les sirven de excusa para este nuevo incremento de su expansión legislativa, lo que les preocupa es el poder. Quieren más y nunca es suficiente. El humo que estos adictos al poder exhalan sobre todos nosotros es asfixiante y, con toda certeza, malo para la salud y las fuerzas de la vida.

    Quería expresar también mi admiración por el empresario hostelero de Marbella que se ha declarado insumiso. Si hubiera un premio Henry David Thoreau a la insumisión contra leyes injustas, bien podría llevárselo él. Detesto los humos que echan los fumadores tanto como el que más, pero reconozco que es el dueño del local el que debe decidir si se puede fumar o no en él, no el Estado.

    7: No sabes lo que es el sensacionalismo ni la demagogia. Tampoco parece que entiendas los límites de la libertad.

  16. Cuando hablo de la intransigencia de muchos no fumadores me refiero a gente como 7 que es el primero en utilizar un lenguaje fuera de lugar…
    Me doy por aludido en lo de los amigos que fuman sin parar en el coche… Mejoraré eso.
    Espero impaciente los estudios médicos sobre transmisiones de infecciones pulmonares como la tuberculosis o de resfriados por permitir entrar ven restaurantes, cines, bares o tiendas a gente que tose o estornuda.
    Se habla de 9 millones de fumadores en España. Apostaría a que son un gran porcentaje de los que van a bares y discotecas.
    Si quieren que pague mis gastos médicos por fumar espero que se paguen los suyos los que corren por las mañanas chupando humo de autobús y, además, incluyo enfermedades cardíacas por el riesgo de infarto con el jogging. Gastos de traumatólogos para los ciclistas porque… ¿quién les manda vestirse de colores y salir en bici por las carreteras? Hepáticos y renales para consumidores de alcohol ( y aquí debe de haber unos 20.000.000 de almas)

  17. Ah, olvidaba decir que asistiréis a la nueva contradicción de estos prohibicionistas: se ha aprobado la ley que permite volver a vender tabaco en las gasolineras. Ya veo cómo les preocupa el consumo…

  18. ¿Por qué no se prohibe la venta de tabaco? Todos sabemos que es perjudicial ¿no? Pues es la mejor medida posible. ¿No es otra droga y tenemos en España unas cuantas prohibidas?

    Ah! no! Que el tabaco da una pasta que no veas al Estado…Pero bueno, ahora ya los no fumadores tendrán el aire limpio que quieran cuando se acerquen a un bar. Algunos no vamos a salir a tomarun café ni aunque regalen caramelos, xD.

    1. Lo expresé arriba. Una prohibición absoluta de venta de tabaco precipitaría al abismo a economías fuertemente vinculadas a la producción y venta de ese producto. Aquí en España, el ejemplo más claro son las grandes plantaciones de tabaco de Extremadura. Sólo faltaría que empujásemos a la indigencia a miles de familias con la que está cayendo.

      1. Siento ser tan cruda pero: no me importa.

        Hay sectores que se caen por sí mismos, por la evolución de la sociedad en sí. No se puede estar jodiendo a los fumadores, echándonos a la calle y luego cobrarnos impuestos.

        Aún así, yo sigo diciendo que ahora los bares para los no fumadores. Muchas personas vamos a ahorrar de lo lindo.

  19. Si la ley no es justa no es ley. Una ley que no es ley, simplemente se desacata y se le devuelve a los chapuceros que la diseñan , la aprueban y la sancionan y promulgan.

    La ley debe proteger y amparar el derecho, permitiendo la coexistencia de todos ellos. La ley no puede privilegiar a unos, incriminando y discriminando o agrediendo a otros derechos, como acostumbra a hacer la mayoría de “leyes” españolas de los últimos años.

    La forma de legislar de esta camarilla que presume de ser política, es excluir del estado de derecho a unos para ganarle espacios a afectos o para medrar madiante golpes de efecto. Con los fumadores han hecho exactamente lo mismo que con el mercado, autónomos y pymes, con los controladores, con los heterosexuales, con los varones, con las víctimas del terrorismo y con los no afectos al régimen, y es excluirlos automáticamente del estado de derecho mediante leyes que aumentan derechos a unos despojando de ellos a otros, dividiendo a la sociedad en privilegiados ejerciendo el doble de derechos contra los discriminados desposeidos de ellos.

    Además la presunta ministra, que elige secuaces según le sale de atributos que se supone que no tiene, incita a sus afectos a chivarse de los establecimientos o fumadores que no se sometan a sus “leyes” contra derecho. O lo que es lo mismo, que demuestren su condición de superioridad como ciudadanos de primera a lomos del privilegio, ninguneando a los discriminados y desahuciados por la gracia del poder bastardo del crimen organizado en el estado que pagan y que los reduce a piltrafas y orinales del régimen.

    La ley es ley por justa y no justa por ley. Ninguna ley que viole derechos lo es, por tanto cumplirla nos convierte en cómplices del delito que impone. Cumplir una “ley” que viola derechos a terceros, nos convierte de facto en sicarios del régimen criminal que la promulga. De ahí que necesiten de la colaboración de sus chivatos, mercenarios a sueldo, multadores profesionales y colaboracionistas fanáticos ‘camisas pardas’ del mendrugo, en su normalidad de expoliar y larvar la cohesión social a golpe de delitos ‘legales’, contra el derecho fundamental en pro del privilegio criminal.

    He sido fumador y hace bastantes años que no fumo, pero defenderé el derecho de los fumadores exactamente con el mismo empeño que el de los no fumadores. Defender un derecho no puede pasar nunca por encima del derecho ajeno. Ya lo tenían resuelto con las zonas de fumadores y de no fumadores, pero tienen que machacar y manosear humillando, reprimiendo y agrediendo gratuitamente, para parecer que son necesarios, ya que ni saben ni pueden serlo por ineptos, inútiles e ignorantes.

    Atentos jueces y FSE. El Presidente del Tribunal en los juicios de Nüremberg contra los socialistas nazis, colegas de la pesoe, lo dejaron claro. “Toda persona es responsable de sus actos”. La Ley nunca puede estar por encima de La Justicia. El cumplimiento de la ley, no nos exime de la responsabilidad del riguroso respeto con el derecho ajeno. Se dictaron centenares de sentencias a muerte y cadenas perpetuas, sobre individuos que asesinaron y violaron derechos fundamentales, aplicando las leyes socialistas del Führer. También este empezó legislando delitos con apariencia de menores y acabaron enviando a los crematorios a seis millones de personas, por el ‘delito’ de tener RH diferente. También sus jueces que las aplicaban prevaricando con la misma desfachatez que no pocos de los jueces de zp, fueron condenados.

    Misma ideología. Mismos procedimientos. ¿Mismo final?

    1. ¿Poder bastardo del crimen organizado? Este poder tiene una legitimidad incuestionable, fueran cuales fueran las circunstancias en las que fuese alcanzado. Que, una vez en el brete de ejercerlo, se demuestre incompetencia legislativa o se genere descontento en la ciudadanía, eso es harina de otro costal. Quien esté (o estemos) incluido en esa masa de descontento, que lo manifieste, llegado el momento, a través de los cauces institucionales que la Carta Magna consigna. Pero esa afirmación es una ignominia y una procaz injuria contra un Gobierno y contra la libertad de elegir de un pueblo.

      1. “Este poder tiene una legitimidad incuestionable, fueran cuales fueran las circunstancias en las que fuese alcanzado.”

        Demócrata en estado puro. Sin duda eres arte y parte del crimen organizado en el estado, o formas en las camarillas de beneficiarios y privilegiados.

        Desde que existe España aún estamos por primera vez que los ciudadanos elijan a sus representantes. Está por primera vez que exista un estado de derecho. Está por primera vez que exista una democracia que lo garantice. Está por primera vez que tengamos políticos ni partidos políticos.

        Las mafias que han ocupado los espacios políticos y el estado, se autoeligen y nos imponen a sus levantamanos para votarlos en masa, que no elegirlos.

        Aún siendo solo votados por bandas, ni uno solo lo es para hacer un uso criminal ni del estado ni de la ley. Ni un solo día, ni sobre un solo derecho, ni sobre un solo ciudadano, ni sobre un solo euro. En el instante preciso que lo hacen se declaran en rebeldía criminal contra la nación y contra el estado propiedad de la nación. A partir de ese instante ejercen nuestro poder de forma bastarda y crimina, omitiendo sus deberes de servidumbre debida a la nación, como único deber y función para el que les pagamos.

        Apoyar o reclamar impunidad por cuatro años mínimo, a un puñado de mafias controlando el estado y la ley con fines espurios y de forma criminal, tiene nombre y por respeto al blog y sus lectores, no lo voy a escribir, pero es mucho más grave y repugnante que ignominia y que injuria.

        Si los que llamamos a las cosas por su nombre, evidenciando y denunciando la actividad criminal de las castas que impiden cualquier ejercicio de la política en nuestro estado, somos calificados de ignominiosos e injuriosos, qué apelativo os ponemos a los que los servís, defendéis y arropáis. Ponte tú el nombre, porque también lo tiene.

      2. “Demócrata en estado puro”. Ni yo misma lo habría expresado mejor. Yo doy toda legitimidad a un Gobierno nacido del sufragio universal.
        Lady Godiva, me voy a premitir recomendarle que instale un filtro para que este impecable blog quede libre de aberraciones como la del personaje que me precede.
        Sin embargo, yo siempre he sido partidaria de no hacer aspavientos ante la pérdida de compostura de esta ralea. La razón es que así se retratan. Con la calma de un discurso preparado, sólo vemos lo que ellos quieren que veamos. En el fragor de la furia dialéctica, su máscara salta, y ya no pueden volver a ponérsela. Por eso me gusta que tipos como León de la Riva declaren lo que declaran, porque si no lo hicieran, la ciudadanía seguiría sin saber quién es León de la Riva, el de verdad, no el que va a diario al ayuntamiento a echar un ratito. Lo extrapolo a Clandestino, que se ha quedado tan ancho soltando por su “pluma” (que debe ser bastante) que yo soy “arte y parte en el crimen organizado en el Estado”. Ante tamaña barrabasada, TIENE USTED MUCHA SUERTE DE AMPARARSE EN EL ANONIMATO. NI SE IMAGINA CUANTA SUERTE TIENE.
        En segundo lugar, y ya que se permite aludir a mis circunstancias personales, m voy a permitir abusar de este blog para aludir también yo a las mismas. He vivido, durante toda mi existencia, exclusivamente de mi trabajo (que no es ningún funcionariado) y de las rentas que generan las propiedades agrícolas e inmuebles heredadas de mi familia y de mis dos maridos (venga, conteste llamándome pija, que lo está deseando). Es el primer y último comentario que haré sobre mi circunstancia “beneficiaria y privilegiada”. Reitero mis disculpas a Lady Godiva y a todos los que leen este blog, pero hay cosas que ni se pueden ni se deben permitir. Lean entre líneas a Clandestino, lo encontrarán de lo más jugoso. Es una verdadera lástima para mí ( y una suerte para él) que me haya pillado jubilada.
        Liquidado Clandestino (del que no quiero respuesta alguna), reitero que una ley puede ser injusta o no, pero vivimos en el mundo en que vivimos, y si la Seguridad Social se pone a echar cuentas, y concluye que los tratamientos de enfermedades derivadas del tabaquismo les suponen un coste excesivo, es de lo más natural que ello se traduzca en una medida preventiva, si bien es cierto que tal medida se antoje “desmedida”. en cualquier caso, ningún otro Gobierno habría gestionado esto de forma distinta, créanme. Es la tónica generalizada en Europa.

      3. Me da la impresión de que usted no ha leido a Murray Rothbard, Lysander Spooner ni Hans-Hermann Hoppe. Debería. Nunca es demasiado tarde para tomarse la cápsula roja (Matrix).

        Para empezar, el siguiente artículo de Manuel Llamas tampoco estaría mal:

        http://www.liberalismo.org/articulo/433/absolutismo/siglo/xxi/

        En el siguiente artículo de Joaquín Santiago, el IJM tuvo la amabilidad de publicar un comentario mío en el que también trataba la cuestión de la democracia y la legitimidad:

        http://www.juandemariana.org/comentario/4874/estado/utopia/

        Perdón por el “off-topic” y la autocita.

      4. Te recomiendo que te leas cuando escribes defendiendo la legitimidad incuestionable de un poder, “fueran cuales fueran las circunstancias en las que fuese alcanzado”.

        “fueran cuales fueran las circunstancias en las que fuese alcanzado”.

        Eres tú la que justifica y defiende el uso criminal del estado y de la ley, con la que la pesoe nos priva del estado de derecho que pagamos. si no eres de ellos, estás con ellos. Tanto monta monta tanto.

        Eres tú la que se rasga los vestidos acusámdome de caretas y no sé cuantos desvarios más, mientras me amenazas con lenguaje de claro corte hampón.

        “TIENE USTED MUCHA SUERTE DE AMPARARSE EN EL ANONIMATO. NI SE IMAGINA CUANTA SUERTE TIENE.”

        Eres tú la que te permites decirle a la dueña de este blog, como tiene que dirigirlo y lo que tiene que hacer con los demás.

        Eres tú la que viertes tus insultos y salidas de tono, con zafio estilo barriobajero.

        Anda cuídate y deja en paz a los que ejercemos el derecho al pataleo como único medio de denunciar el desamparo al que nos somete el estado en manos de mafias y corruptos, gracias a palmeros como tú.

  20. A mi me toca especialmente las narices el “argumento”, en realidad falacia, de que los bares son sitios públicos. ¡Ja! ¡Cómo si fuese el estado el que paga las facturas a los bares y restaurantes! Y sin embargo suele ser este el “argumento” más utilizado para apoyar esta ley.
    Si pongo un cartel en la puerta de mi casa que diga “pasen sin llamar” ¿se convertiría mi casa de repente en “sitio público”, o seguiría siendo mi casa?

    En resumen: en este puto país no se sabe lo que es el respeto a la propiedad privada.

  21. Señor Clandestino, NO VUELVA USTED A TUTEARME JAMÁS. No encontrará en mi post confianza de esa naturaleza hacia usted.
    En segundo lugar, aquí todos sabemos leer. Y se nos supone capacidad memorística suficiente como para no tener que repetir dos veces frases literales. Sí, defiendo la legitimidad incuestionable de un poder amparado por el sufragio universal (eso no lo repetimos, ¿verdad?, no conviene). La tragedia personal que coincidió con aquella elección debe incardinarse en el contexto histórico que acompaña a todo acontecimiento político relevante. Ni se le ocurra usted pensar (o hacer pensar al resto) que yo aplaudo tal tragedia. Como no creo que Sagasta aplaudiese el asesinato de Cánovas, que Amadeo I aplaudiese el asesinato de Prim o que Churchill aplaudiese la invasión de Londres, por mucho que eso, a posteriori, le concediese un prestigio político casi de por vida.
    Usted se centra en el contenido de la gestión gubernamental. Yo me limito a dejar clara su legitimidad para actuar, nada más. Sobre lo acertado o no de tal gestión, no me pronuncio porque no creo oportuno hacerlo. Si usted quiere mostrar libremente su opinión, adelante, nadie le ha criticado por ello. Pero no voy a dejar de recordar en este blog que un Gobierno es legítimo cuando es elegido por la mayoría, fuesen cuales fuesen las circunstancias históricas que rodeasen la elección. Sólo por dejar claro este punto, usted me ha tachado de “arte y parte en el crimen organizado del Estado”. Y todavía se permite el lujo de ver amenazas en una simple y clarísima constatación: no sabe usted la suerte que tiene de ampararse en el anonimato. Efectivamente, constato que no tiene ni idea. Porque cuestiona el sufragio universal, y porque pretende tergiversar mis palabras, fácilmente entendibles, bajo la aparente complicidad con no sé qué crimen organizado. A ver quién desvaría (e injuria, cómprese un Código Penal. Y no me venga con que yo amenazo, que estoy de lo más a gusto con mis libros y mis nietos. ¿O le dan miedo las ancianitas desvalidas?).
    En tercer lugar, ya que citamos, citemos: “liquidado Clandestino (de quien no quiero respuesta alguna)…”. Siga comentando lo que desee del tema que guste. YO LE HE DEJADO CLARO QUE NO DESEO APARECER EN SUS RESPUESTAS. YA VAN DOS VECES. A VER SI ASI LO PILLA.
    En cuarto lugar, afirma usted no saber qué “desvaríos”, ¿verdad, hijo? Pues yo se lo voy a explicar, hombre. Quien rebate argumentos recurriendo al totalitarismo, pretende tapar al sol con un dedo. ¿Que a usted no le gusta este Gobierno? Chapeau, a mí tampoco, compañero. ¿Eso deslegitima unas elecciones libres y concurriendo todos los partidos en igualdad de condiciones? Yo debo ser justita, pero sigo creyendo que no. ¿Que influye una tragedia social? Pues oiga, igual que influye el carisma personal del lider de cada partido, lo mona que sea la corbata que lleve en el debate televisivo de turno, etc etc. Todo influye. Nada determina. Ni 191 almas perdidas determinan. Sólo determina el voto de cada uno de nosotros. Puede que usted no quiera verlo tan diáfano como lo vemos los demás. Pero jamás permitiré a nadie que me acuse de defender el crimen organizado. ¿Hampona yo? ¿Por afearle la conducta? ¿Por aclararle un concepto básico en democracia? Venga señor mío, no lo estropee más. Y mucho menos se permita opinar sobre supuestos “beneficios” o “privilegios” de alguien a quien no conoce. Yo jamás recurriré a tan zafia artimaña.
    En cuarto lugar, yo no digo a la dueña de este blog cómo dirigirlo. ¿Volvemos a parafrasear? Volvamos, pues:
    “lady Godiva, me voy a permitir RECOMENDARLE…”.
    Y me reitero en mi recomendación. Es usted el único comentarista, junto a 7 (contra el que nada tengo) que recurre a lo personal para rebatir un argumento (“zafio estilo barriobajero”. Pocos barrios bajos ha debido visitar usted, muchacho. Se lo dice una que, pese a haber nacido en un barrio no bajo precisamente, sabe muy bien, por circunstancias que no viene¡n al caso, cómo se escribe en los barrios bajos). ¿Es necesario un filtro? Opino que sí. Cuestión muy distinta es que haya a quien no le gusten mis opiniones. Pero las manifestaré como siempre lo he hecho (lo hice con mi padre a los 16 años, ¿cómo no iba a hacerlo con un perfecto desconocido).
    Por último, ¿que YO me cuide? Yo no fumo, Clandestino. A ver quién es el que debería empezar a cuidarse. La paz sea con usted. Ahí tiene, ya le dejado “en paz”. Así que, a partir de ahora, deje que esa misma paz sea también con esta pobre e indefensa ancianita, incapaz de merendarse cuatro clandestinos al día (eso ha quedado muy hampón, ¿verdad, señores?). Lo que hay que aguantar.
    En lo referente a Jubal, su impresión es correcta. Y ya que “debería”, voy a hacerle caso. En lo que no voy a seguir su consejo es en la cápsula roja de Matrix. Mi color favorito ha sido siempre el verde esperanza. Además, cuando se llega a una determinada edad, una está tan atiborrada de pastillas que una más sería reventar.
    Como dice yosoyhayek, saludos y libertad. Como digo yo, saludos y RESPETO. Para defender una postura, o expresar la disconformidad con otra, no recúrrase nunca al insulto personal.

    1. “…defiendo la legitimidad incuestionable de un poder amparado por el sufragio universal”

      Yo también. Cuando los haya y mientras se ciñan al rigor del orden constitucional.

      “Ni se le ocurra usted pensar…”

      Vaya. Ahora resulta que la buena señora me dice lo que no tengo que pensar. Lo tienes claro.

      “Usted se centra en el contenido de la gestión gubernamental. Yo me limito a dejar clara su legitimidad para actuar, nada más.”

      No reconozco ninguna ley contra derecho. No reconozco legitimidad a ningún gobierno, ni a ningún responsable institucional, ni a ningún cargo público, que viole el estado de derecho. Sean del color que sean. Sean electos o solo votados como es el caso.

      “..usted me ha tachado de “arte y parte en el crimen organizado del Estado”.”

      Te has manifestado y te manifiestas a favor de cualquier forma de gobierno, independietemente de que sea criminal, como el que tenemos.

      “¿O le dan miedo las ancianitas desvalidas?).”

      De loba cordera. ¿Victimismo? ¿Debo tener miedo?

      “YO LE HE DEJADO CLARO QUE NO DESEO APARECER EN SUS RESPUESTAS. YA VAN DOS VECES. A VER SI ASI LO PILLA.”

      Por alusiones.

      Pero te arrogas el derecho a que yo sí aparezca en las tuyas. Donde las dan las toman. Vete pillándolo.

      “¿Eso deslegitima unas elecciones libres y concurriendo todos los partidos en igualdad de condiciones?”

      Repito. En España nunca ha habido elecciones. Ni libres ni de otra manera.

      “Pero jamás permitiré a nadie que me acuse de defender el crimen organizado. ”

      Es muy sencillo. No lo hagas. Estás defendiendo legitimidad a un gobierno que viola el derecho y que hace un uso criminal del estado y de la ley. Llámalo como quieras. El pataleo no encubrirá tu complicidad por afección.

      “¿Hampona yo? ¿Por afearle la conducta?”

      Por amenazas, insultos y malos modos.

      “¿Es necesario un filtro? Opino que sí.”

      Para personajes agresivos y maleducados como tú, no vendría mal.

      “… a partir de ahora, deje que esa misma paz sea también con esta pobre e indefensa ancianita, incapaz de merendarse cuatro clandestinos al día”.

      Parece ser tu condición. No puedes evitarlo. Pero no estes tan segura. Te podrías indigestar.

      Que tanta paz lleves, como la que dejas.

      1. Y la última, que no se entera usted, caballero:
        “NO VUELVA USTED A TUTEARME JAMÁS”. Van tres, Clandestinito.
        Mi puntualización sobre la legitimidad de un Gobierno electo (sin insultarle, me remito a mi comentario original; parafraséelo punto por punto) está meridianamente clara. No añadiré más.
        Usted no está bien, buen hombre. Le han debido hacer mucho daño. O alguna patología psiquiátrica, me es igual (en esto último basará su próxima barrabasada, adelante). Pero los razonamientos no sirven. No con
        usted.
        Parafrasee cuanto quiera (por cierto, que a Loughner, el perturbado ese que ha perpetrado la matanza de Tucson, también le obsesionaba la semántica, igual que a usted).Pero no vuelva a llamarme maleducada, cuando se permite el lujo de tutearme aún cuando le he expresado claramente que no le concedo tal confianza. VAN CUATRO.
        Saludos y RESPETO. Para defender una postura, o expresar disconformidad con otra, no recúrrase nunca al insulto personal.

  22. Reitero, por enésima vez, mis disculpas a Lady Godiva. Pero sigo recomendando un filtro contra respuestas totalitarias o perturbadas. Existe en otros blogs, en los que intervengo, matizando y siendo matizada por comentaristas que usan (usamos) siempre un discurso coherente, maduro, responsable y equilibrado. Comparen con lo que viene ahora.

  23. Solo puedo parafrasear, devolviendo balones a falta de debate.

    “…cuando se permite el lujo de tutearme aún cuando le he expresado claramente que no le concedo tal confianza. ”

    ¿No? Ay, esa memoria.

    La familiaridad y el compadreo la pones tú. Yo me limito a seguirte el hilo por respeto a tu edad, aceptando que me asignes unilateralmente, el dudoso honor de ser tu hijo, o de asignarme la no pactada, ni formalizada, ni solicitada, ni deseada función de ser tu compañero. Situaciones que admiten o imponen el tuteo.

    Tus palabras:

    “En cuarto lugar, afirma usted no saber qué “desvaríos”, ¿verdad, hijo?” “Usted – hijo” (¿Adoptas a todo el que disiente de tus conceptos trasnochados y autoritarios, o contradicciones? ¿Le hablas de Usted a tus hijos?)

    “Chapeau, a mí tampoco, compañero.” ( ¿Leguaje coloquial entre ‘coleguillas’?)

    Por no mencionar el frecuente, molesto y grosero griterio que sueles incluir en tus respuestas.

    ****

    “… me remito a mi comentario original.”

    Tu comentario original:

    “Este poder tiene una legitimidad incuestionable, fueran cuales fueran las circunstancias en las que fuese alcanzado. ”

    Se comenta solo. Te retrata a la perfección. Te desautoriza y te inhabilita política, ética y moralmente, en todo lo demás.

    ****

    “Usted no está bien, buen hombre. Le han debido hacer mucho daño. O alguna patología psiquiátrica,…”

    Sorprendente. Ahora te manifiestas como toda una experta en psiquiatría.

    Las elucubraciones, descalificaciones, amenazas, insultos, groserías, desvarios… me hacen preguntarme si la experiencia ha sido adquirida como doctora o como paciente.

    ****

    “Loughner, el perturbado ese que ha perpetrado la matanza de Tucson, también le obsesionaba la semántica…”

    Sinceramente no creo que por mucho peligro que tengas, llegues a tanto.

    ****

    “Pero no vuelva a llamarme maleducada,…”

    No vuelvas a serlo.

    ****

    “Para defender una postura, o expresar disconformidad con otra, no recúrrase nunca al insulto personal.”

    Ahora sí lo vas pillando. Ahora solo tienes que aplicártelo.

    Pena que sea al final, pero nunca es tarde. Te felicito. Con todos mis respetos.

    1. Ahí lo tienen. Pegado al ordenador noche y día, presto a recoger “balones” que nadie le lanza, apenas pocas horas después. Quijotesco. Opiniones por balones. Gigantes por molinos. Qué pena.
      No insista más, hijo. No debato lo indebatible por contundente. Le llamo así porque usted mismo autoriza apelativos rallanos en la confianza desde el punto y hora en que desoye mis conminaciones a no ser tuteada. Y dado que se atribuye prerrogativas que nadie le ha concedido, yo haré lo mismo. ¿El final? Va usted dando palos de ciego, compañero (perdón, coleguilla). Precisamente mañana 22 de Enero mi padre cumple 103 años, así que, por genética, todo parece indicar que aquí hay Arsinoe para rato. No me felicite tanto, hágalo con mi padre, que ha llegado a esta edad por no fumar y por no abandonarse a la crispación de agitador de taberna.
      “Ahora te manifiestas como toda una experta en psiquiatría”.
      No le quepa a usted la más mínima duda. Veintiún años casada con un psiquiatra dan para mucho más de lo que usted “piensa”. Pero no se equivoque, mis manifestaciones sobre tan nobilísima rama (a la que he regalado dos de mis hijos de verdad, sépalo usted, tan preocupado por mi instinto maternal) no aparecen por ningún lado en mi anterior post. A usted le encanta la semántica, eso es indudable. A Loughner también. Punto. Usted ha oido campanas y todavía no sabe dónde. Por cierto, en su ya acostumbrado análisis desmenuzado, observo convenientemente omitida la palabra “quizás” en “o (QUIZÁS) alguna patología psiquiátrica”. Ay, esa memoria (¿le suena de algo?).
      A usted le enloquecen los post incendiarios cargados de acusaciones flagrantes pero desprovistos de prueba alguna que certifique aberraciones como la que motivó mi inicial matización, a saber: “poder bastardo del crimen organizado”. Reconozco que otras obligaciones me apremiaban, y no pude detenerme a contemplar en su magnitud la obra que nos ha legado para la posteridad en ese post tan….inolvidable (Santo Dios del Cielo). Por ello, más pausadamente, me he encontrado con insultos y despropósitos de una gravedad que me hacen dudar incluso de si merece la pena seguir invirtiendo mi valioso tiempo en ponerle en su sitio.
      “Atributos de la ministra(..) que se supone que no tiene”. Nos ha salido conquistador el clandestinito. ¿De qué otra forma podría explicarse que nuestro amigo (si va a seguir tuteándome, ya me puedo permitir concederle títulos que jamás tendrá) se permitiese el lujo de suponer que la señora ministra (perdón,” presunta”, es para desmayarse, de verdad) carece de atributos?. ¿Los señores presuntos ministros tienen o no tienen atributos, señor Clandestino? ¿Opinamos sobre eso también, o lo dejamos porque son hombres?. Me pregunto si será usted de Valladolid, si trabajará en el Ayuntamiento, si lleva bigote y perilla, y si habla en público como si estuviese recitando a Lope de Vega.
      Después vienen lindezas disculpables para quien desee hacer la vista gorda, como “régimen criminal” o “esta camarilla que presume de ser política”. Pero ni el más magnánimo de los jueces dejaría pasar difamaciones del calibre de “socialistas nazis, colegas de la pesoe” (???). Lo de “la” sólo lo encontraría explicable si lo extrapolásemos a “la Gestapo”.
      Insultos, groserías, faltas de respeto, barbaridades…¿Argumentos? Faltos de rigor, bastantes. Pretendidamente tergiversados, casi todos. Sazonados con insultos, TODOS SIN EXCEPCIÓN. Equilibrados, respetuosos (si bien sanamente críticos), ni uno solo. Ni uno. Beligerancia, incitación a no se sabe muy bien qué, pero nada pacífico…Da pánico pensar que pueda usted ocupar un cargo de poder. Absoluto pavor.
      Pasemos a lo personal, su campo preferido. Se reitera usted en mi supuesta mala educación, pero aún no ha conseguido parafrasear ni un solo insulto mío dirigido a usted. Yo, en cambio, encuentro en su discurso, dirigido a mi augusta persona, calificativos como “loba cordera” o “palmera” (mi situación, privilegiada, lo confieso, me permitió no tener que serlo de nadie, pero admito que hay gente que debe serlo para sobrevivir. Estaremos atentos a cómo evoluciona el tono de sus posts cuando el PP empiece a gobernar de nuevo). O a mi lenguaje “de claro corte hampón”, o con un “zafio estilo barriobajero”. No responderé a lo que por sí mismo se retrata. ¿Loba? Por supuesto. Así he luchado toda mi vida contra las injusticias y los intentos de tergiversación (que no tergiversaciones, eso es para profesionales). Pero, ¿cordera yo? No ha entendido usted nada, compañero, coleguilla, amigo mío. Le ciega el ansia de difamar.
      Recapitulemos: “loba cordera”,”palmera”, “lenguaje de claro corte hampón”, y “zafio estilo barriobajero”. ¿Algo más? Sí, “personaje agresivo”.Me atribuye usted “amenazas”,” insultos”, “groserías”… ¿qué insultos? ¿Y dirigidos a quién? Para mí insultar es comentar lo personal despreciando el debido respeto, actitud que he observado en usted hacia mí hasta en seis ocasiones (las cinco anteriores, y el tuteo desautorizado).
      Sin embargo, los insultos (cuya definición hallará usted en el párrafo siguiente) no son su única especialidad. No satisfecho con ellos, aún se permite atribuirse la potestad de dar consejos (de lo cual deduzco que yo también puedo aconsejarle a usted, llegado el momento oportuno). Ante mi rotunda negativa a permitirle a nadie (A NADIE, CLANDESTINO. ¿Es lo bastante molesto? aún puedo añadir exclamaciones) que me acuse de defender el crimen organizado, usted pretende defenderse de tamaña injuria manifestando ante todos los lectores de este blog que “es muy sencillo. No lo hagas”. Tú a callar y a la cocina. Aquí el que hace soy yo. Y llévate a la presunta ministra, con sus atributos. Que esto es cosa de hombres.
      No necesito insultarle, señor Clandestino. Usted se basta sólo. Ahora soy yo la que le aconseja a usted: tenga más respeto por sí mismo. El discurso incendiario es lo que tiene, que sale todo como un torrente, incluso lo que nos perjudica.
      Para usted, insultar es manifestar un desacuerdo con un comentario (interpretándolo como algo personal contra usted), matizar respuestas incompletas, plantar cara sin rubor ni cobardía a intentos abyectos de tergiversar argumentos que caen por su propio peso, a falta de algo más con lo que defender lo indefendible. No le quepa duda, señor Clandestino, de que yo, y todos los comentaristas que debaten sanamente en libertad como yo (Perceero, Jubal, José Ramón Cuevas Valcárcel, Soheir, Eduardo Ferreyra…la lista es interminable, compañero) seguiremos “insultando” con nuestras opiniones, aportaciones documentales y manifestaciones, sin faltar al respeto absolutamente a nadie. Incluso concediendo respeto a quien no se lo gana, o a quien afirma respetarme por mi edad. Si este es su respeto, señor Clandestino, le recomiendo volver a la escuela. El concepto no le quedó a usted claro (otra frase jugosa, que da mucho juego para desmenuzar).
      Pasemos a los intentos de tergiversación. Cuando yo le dije que “ni se le ocurra a usted pensar…” lo hice en mi absoluto derecho. Porque mis palabras estaban tan meridianamente claras, que cualquier intento de matizarlas (en este caso sí, pues está en juego mi implicación en un tipo de injusto tipificado en el Código Penal) se convierte, ipso facto, en un intento de tergiversación que atenta contra mi honor. Yo dije: “Este poder tiene una legitimidad incuestionable, fueran cuales fueran las circunstancias en las que fuese alcanzado”. Y usted se descolgó con esta bazofia: “sin duda eres arte y parte del crimen organizado en el estado (así, con minúscula)”.
      Admito, eso sí, que me expresé indebidamente en mi comentario original. Al releerlo, me permito corregirme a mí misma, con lo que mi comentario quedaría finalmente como usted puede leer más abajo:
      “Este poder tiene una legitimidad incuestionable, fueran cuales fueran las circunstancias externas en las que fuese alcanzado”.
      Hablo de circunstancias externas, señor mío, sociales e históricas. Nunca de circunstancias políticas o institucionales. Por supuesto, de haberse obtenido el Poder con medios antidemocráticos, carecería de legitimidad alguna, y lo primero que se cercenaría sería la libertad de expresión. Caerían algunos discursos incendiarios, esos los primeritos, no le quepa duda.
      Le considero medianamente inteligente, señor clandestino (con minúscula, porque no es un apelativo, es un adjetivo. Adjetivo que usted mismo se impone). Partiendo de esta premisa, doy por sentado que, aún sin la matización de “externas”, usted entendió a la perfección el sentido de mi primer post. Esta circunstancia, por lo tanto, añade más inquina a su respuesta maledicente. Yo no soy ni arte ni parte en el crimen organizado, y quien me acusa de ello, “sin duda” , pierde al instante toda legitimidad, pues le “desautoriza política, ética y moralmente”. Usted es quien injuria, caballero, no se equivoque. ¿Otro intento de tergiversación? Vamos hombre, a la cárcel va a venir usted a robar.
      Podría continuar dejándole por los suelos, pero en mi escrutinio he dado con algo que ya es el acabóse. No lo había detectado antes, y confieso que, de haberlo visto antes, lo habría señalado inmediatamente, para que todos los lectores de este blog entiendan por qué se hace usted llamar “Clandestino”. Con algunos extractos no discrepo, incluso estoy de acuerdo con el referente a los fumadores, no habiendo sido yo nunca fumadora (de tabaco). Extractaré, pues, sólo aquellos fragmentos con los que aún no salgo de mi asombro.
      Pasmada me he quedado:

      “con los fumadores han hecho exactamente lo mismo que (…) con los heterosexuales (…) y es excluirlos automáticamente del estado de derecho mediante leyes que aumentan derechos a unos despojando de ellos a otros (!!!!!!!!!)”.

      Repugnante (el comentario, no usted). Ni me tomaré la molestia de contestarlo (por el momento). Pero me gusta que se exalte. Continúe. Esto nos permite perfilar a la perfección al personaje con el que nos topamos.

      1. Y además plasta como una vaca en brazos.

        Así que ‘te gusta que me exalte’. Como una sonaja.

        ¡Señor, señor! ¿Qué he hecho para merecer esto?

      2. “Y además plasta como una vaca en brazos”.
        Ya me va conociendo usted un poco mejor. Esta “loba” se ha pasado cuarenta años acorralando y cazando clandestinos en los tribunales, y en alguna que otra asamblea parlamentaria. Lo dicho, a la cárcel va a venir usted a robar….
        Mañana a primera hora tienen el correspondiente intento de respuesta.

  24. Cuarenta años ‘acorralando y cazando a clandestinos’. Enternecedora y ‘augusta honorabilidad’.

    ¿Exaltándolos para incitarlos a la comisión de algún delito penal? ¿No está ese método tipificado en sí mismo, como delito penal? Cuando menos es un ‘acto indebido y reprensible’, o lo que es lo mismo, criminal.

    Nunca he robado a nadie. Ni en la cárcel ni en ningún otro lugar.

    Aunque algo tarde, rectificas la frase origen de tu casi monólogo, pero solo para justificarla.

    Primero legitimas ‘cualquier forma de conseguir el poder’. Luego incluyes la coletilla de ‘mediante elecciones generales’, ampliado a ‘sufragio universal’, para acabar con la de ‘causas externas’. Todo para ratificarte en la legitimación de toda actividad de ese poder, independientemente de su justicia o criminalidad.

    Primero repito que en España, nunca ha habido elecciones generales. Votar listas cerradas con nombres previamente elegidos por los respectivos líderes de sus organizaciones, no es elegir. Mucho menos cuando estas organizaciones dejan claro y patente su total desmarque con sus deberes y responsabilidades políticas contractuales. Aunque cambies la expresión por ‘sufragio universal’, sigue siendo una estafa criminal y antidemocrática por prácticas anticonstitucionales.

    Segundo, repito que ni la elección si la hubiera, ni el voto legitima a ningún gobierno ni estado, para omitir su deber de gobierno, ni para la violación legal y sistemática de derechos fundamentales articulados en la Constitución y en la Declaración Universal de DD.HH. Por tanto toda ley o acto de gobierno o de estado, premeditadamente orientado a la violación de derechos fundamentales, es criminal y seguramente delictiva. Tengo y todos tenemos derecho y deber, a la denuncia y repudio público de ese crimen de estado y de todo el que lo apoya y asumiéndola, legitimándola o sumándose por omisión o por colaboración -aunque sea indirecta- al mismo.

    Tercero, en España y durante la práctica omisión de las responsabilidades de gobierno y nula actividad democrática tanto política, como institucional, como civil, y omitiendo la práctica totalidad de articulaciones democráticas para impedirlas manteniendo el debido orden constitucional, se han promulgado varias leyes contra el derecho fundamental de determinados colectivos discriminados por ellas, y ampliados a otros colectivos privilegiados con ellas. Eso es una triste y miserable realidad objetiva, totalmente constatable, que impunemente se carga como una losa de injusticia sobre las espaldas de millones de españoles legalmente perseguidos, humillados y hundidos a clases inferiores, bajo la tiranía criminal del estado. Del estado. Eso es lo repugnante. No denunciarlo como deber democrático ineludible e inalienable.

    Cuarto, repito que cualquiera que legitime, sobre todo persistentemente, cualquier forma de crimen incluido el de estado, automáticamente se adhiere a él, rasgado de ropas aparte.

    Entiendo que un estado criminal, o sus afectos leales, amenacen, incriminen, insulten, descalifiquen o preparen ‘encerronas’ y ‘exalten’ a ‘clandestinos’ molestos como chinas en el zapato, para ponerlos a los pies del régimen. Lo raro y lo extraño sería verlos rectificar y asumir las responsabilidades de gobierno, alineándolas al rigor contractual del articulado constitucional, y siempre sometidos al poder soberano de la nación a la que están obligados a servir y no lo contrario.

    Pero no te quepa la menor duda de que al menos algún clandestino, mientras tenga manos para teclear y fuerzas para articular palabras, seguirá denunciando el crimen de estado, a sus protagonistas y a sus colaboracionistas. Pateado o sin patear por ese estado. Más cuanto más pateado, porque cuanto más pateen el derecho, más criminales serán y más repugnantes y acreedores del desprecio de sus víctimas, se harán.

    Y esto no te equivoques, Esto no es una exaltación. Es mi más profundo convencimiento pregonado sin descanso durante años, por toda la red. Pero supongo que eso ya lo sabes. Te lo escribo aquí y te lo repito ante cualquier tribunal español o extranjero. Y siempre consciente de que en cualquier momento podré sufrir un ‘accidente’, o podrá sufrirlo el transporte en el que me muevo habitualmente, o podré ‘suicidarme’ en alguna celda de algún antro. Y que mi cadáver podrá ser incriminado o imputado de cualquier barbaridad. Eso también está escrito y previsto. Soy consciente de la lógica de un estado que se permite hacer de juez y verdugo con leyes que puentean o coacciona al sistema judicial violando la legalidad constitucional, para aplicar totalmente a placer la persecución política contra el derecho de clandestinos y no, que les canten las verdades, por malversar la ley, el estado y los recursos nacionales.

    Así que tus amenazas, insultos y bravuconadas te las metes por donde te quepan. Abuelita o lo que seas.

    Olvídame. Corto y cierro. Aquí acaba mi paciencia con tu berborrea hacia nungún lado. End.

    1. Verborrea es con “v”, sonajita.
      ¿De verdad no se cansa usted de cagarla?
      Lo que tiene que hacer es pedir disculpas por vomitar un comentario cargado de homofobia, por destilar un machismo lacerante, y por agitar conciencias con discursos incendiarios que sólo buscan insultar (ya he visto su post sobre ETA, otra perla). Su paciencia la gestiona usted, caballero, coleguilla, compañero, buen hombre, señor mío. Que ya es mayorcito.
      Ha insultado. Ha tergiversado. Ha calumniado. Ha desmerecido a la mujer. Y ha manifestado su desprecio al colectivo homosexual. Aún esperamos sus disculpas por esto último. Eso yo no lo olvido. Y ojalá que los que le lean a partir de ahora tampoco lo olviden.
      Saludos y RESPETO. Para defender una postura, o expresar disconformidad con otra, no recúrrase nunca al insulto personal.

  25. O sea, que con la peste a tabaco que nos llevábamos a casa al ir a comer con los niños a cualquier restaurante, no era suficiente para demostrar el efecto perjudicial del tabaco sobre nuestra salud. Resulta que el humo impregnado en nuestra ropa, cabellos y piel, ¡es un mito! ¡No provoca cáncer! Si eso fuese cierto (que no lo es), aún pregunto: ¿Con qué derecho una persona puede echar humo a niños, adultos y ancianos, que no desean ser ahumados? ¿qué clase de libertad es esa que impide respirar aire limpio al vecino?
    Respecto a las obras que han hecho los restaurantes para que tengamos zonas libres de humo, debo decir que la mayoría no han hecho ninguna. Allá donde iba no había ninguna separación. Especialmente en los locales pequeños no había nada de nada.

  26. ¿Exaltándolos para la comisión de algún delito penal? En modo alguno, sonaja. Hundiéndolos en centros penitenciarios donde purgar sus magnas injurias, porque ese ha sido MI TRABAJO. Trabajo del cual ha tenido usted la suerte de librarse porque, como bien dice, soy ya una jubilada abuelita (no le cabe aún en su mollera que una mujer le hable con tal descaro, de igual a igual, ¿verdad?). Y también, cómo no, porque carece usted de testosterona suficiente para dar la cara. Si tuviese usted el valor requerido, me daría la oportunidad de despedazarle vivo en un tribunal (español, no hay que irse al extranjero, hombre), pero, como no lo tiene, me tengo que conformar con dejarle entrever ante quién se ha librado usted de tener que vérselas.
    ¿PERO USTED QUIEN DEMONIOS SE HA CREIDO QUE ES PARA SOLTAR QUE YO LEGITIMO CUALQUIER FORMA DE CONSEGUIR EL PODER? ¿USTED SABE LEER? Basta ya tronco, respetable personaje, caballero sin caballo ni vergüenza. Que este blog no lo visitan niños de primaria, fáciles de engatusar. Aquí todo el mundo (incluido usted, y eso es lo peor) entiende perfectamente las formas de poder que yo legitimo (al margen de cualquier circunstancia externa) y las que no.
    ¿Qué son para usted elecciones generales? ¿Listas abiertas confeccionables mediante pronunciamiento popular? Ha descubierto usted la pólvora, Roger Bacon. ahora resulta que este sistema adolece de deficiencias. ¡Y yo con estos pelos!.
    No soy yo quien va a responder esa obviedad, caballerete clandestino, sino Benjamin Franklin: “la democracia no es la mejor forma de gobierno, pero sí es la menos mala”.
    Una pregunta tonta, mister Salvadordeespaña: ¿Cuándo ha omitido este Gobierno LEGITIMO su deber de gobernar? Probablemente, desde el punto y hora en que no gobierna como a usted y a los de su ralea les molaría (esto último es de mi nieto, que se lo pasa bomba a costa de usted). Claro, como no nos gusta la retirada de tropas de tal o cual Estado (Estado, arregle ese teclado de una buena vez), como no nos agrada salir a la calle a fumar (“que se jodan. si no les gusta que se vayan ellos”), como nos toca las narices el afán persecutorio de este Gobierno para con atrocidades inmobiliarias como Palmarena, soltamos sin ambages que este gobierno “omite su deber de Gobierno”, o “viola sistemáticamente derechos fundamentales”. Escúpale usted esa burda mentira, si tiene dos cojones, a las madres de los soldados muertos en Afganistán, arrastrados contra su voluntad por el Gobierno anterior, mientras algún que otro vástago de presidente (legítimo, que una cosa no quita la otra), de la misma edad que esos pobres chicos, era cazado a 216km/h con tres zánganos más en un Lamborghini por el centro de Italia. En tal caso concreto sí que hubo “nula actividad democrática”, pues no consta sanción alguna al personaje de turno, merced a la amistad de papá con algún “cavaliere” italiano, sí, sí, ese que está en la foto de al lado de su portátil de usted, con dedicatoria y todo.
    El debido orden constitucional lleva siendo ejercitado sin interrupciones (ni siquiera el 23-F fue una interrupción consumada) desde que la Carta Magna fue promulgada en 1978, allá por el Jurásico, cuando no había blogs tras los que ocultarse cobardemente. El aparato democrático, así como sus instituciones, ha funcionado a pleno rendimiento, con deficiencias coyunturales como en cualquier institución. Cuestión harto distinta es que las leyes promulgadas en virtud de la legitimidad constitucional a usted no le gusten. Diga, pues, libremente que no le gustan, pero ni se le ocurra decir que violan dºs fundamentales, porque eso no lo digo ni yo respecto de las leyes promulgadas por su partido trajeado a medida por sastrecillos valientes. Dichas leyes JAMÁS han discriminado a ningún determinado colectivo, porque ampliar derechos, señor mío, o de quien tenga la obligación contractual de aguantarle, no conlleva menoscabar los derechos de otros. Así que no se atreva a presentar esta realidad objetiva como miserable, PORQUE AQUÍ LO ÚNICO MISERABLE ES SU HOMOFOBIA ASQUEROSA. ¿Constatable? Hay que tener poca vergüenza. Ahí va mi constatación:
    Artículo 44 de nuestro amado Código civil: ” el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio conforme a las disposiciones de este Código.
    El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de distinto sexo”.
    LOS MISMOS, no “más requisitos”, ni 2requisitos adicionales”. Si este artículo va en contra de los derechos fundamentales de determinados colectivos, póngame usted delante a todos esos colectivos, que se lo voy a explicar con la misma claridad aplastante con la que se lo estoy dejando claro a usted. Sólo un clandestino homófobo presumiría opresiva una ley que reconoce (no “otorga”) sus mismos derechos a otros que no desarrollan la afectividad que él manifiesta (al menos, en público y con su mujer o novia delante). Sólo un clandestino encerrado en su discurso endogámico creería que yo me adhiero a partido alguno, o que comulgo con la gestión gubernamental de un gobierno que está abocado al derrocamiento electoral (merecido, eso es lo que pienso, que no te enteras de nada).
    Sólo un clandestino incapaz de entender que yo no soy afecta de nadie porque NO LO NECESITO, se permitiría el lujo de intentar darme lecciones de derecho constitucional a mí (tiene gracia, a mí), cuando se le ha explicado en dos ocasiones (no una, dos) que yo no preciso de congraciarme con partido alguno, y tras dos aclaraciones en este punto, todavía sigue sin entenderlo (le presumía medianamente inteligente, como ya le dije, pero ha hecho usted manifiesto mi error en tal deducción).
    ¿Le queda alguna fuerza para patear después de tamaño descalabro? Pues si le queda corra, dé usted rienda suelta a sus veleidades mesiánicas, propague sus despropósitos y fumadas varias por este blog, pero sepa que a mí no me tergiversa ni Cristo, y que cualquier intento de presentarme en este blog como lo que no soy, lo voy a perseguir y acribillar hasta el límite de mis fuerzas, que son más de las que usted se imaginó en su primer post.
    Mis bravuconadas seguirán sonando en este blog cuando lo crea pertinente, porque son valientes, dignas y limpias de complejo o cobardía. Porque yo soy Ana de Orbaneja y Domecq, natural de Jerez de la Frontera y residente en Madrid, y usted será siempre un Clandestino sin cara ni redaños, cargado de odio, resentimiento y maledicencia, que sólo inspira asco, risa y vergüenza.

  27. Jorge

    “¿Con qué derecho una persona puede echar humo a niños, adultos y ancianos, que no desean ser ahumados?”

    Con ninguno. Nadie tiene ese derecho, ni entiendo que como tal se defiende en esta entrada. Creo firmemente y me postulo en favor de una ley que proteja de los efectos perniciosos del tabaco a todo aquél que así lo desee, o como los niños, puedan quedar indefensos ante él. Pero nunca apoyaré a una ley que para garantizar un derecho legítimo o fundamental a un colectivo, viole otros derechos igualmente fundamentales o legítimos, a otros colectivos.

    Garantizar el derecho a los no fumadores, rotundamente sí. Incluir en la misma ley la violación de otros derechos, rotundamente no. La ley debe instrumentar a la Justicia para amparar todos los derechos en una coexistencia cívica. Si para garantizar un derecho se viola el de otros, deja de ser ley para ser todo lo contrario como instrumento de discordia en un uso político para el privilegio y la discriminación, solo comprensible con fines espurios.

    No soy fumador. No acepto que la ley que proteja mi derecho como tal, se construya sobre la agresión al derecho de otros colectivos, como ya es costumbre en la gente que ocupa la institución del Gobierno de España, haciendo un represivo e intolerable uso criminal del estado y de la ley.

    Mi derecho nunca estará garantizado mientras sea sostenido con una ley criminal de privilegio, que discrimina y viola el derecho ajeno.

    Creo firmemente que solo el respeto y la defensa a ultranza del derecho ajeno en la rigurosa igualdad ante la ley, es garantía de paz, convivencia y justicia, como repelente infernal e insoportable para el crimen organizado en el estado. Y ahí es donde creo que todos debemos incidir al unísono, despreciando el privilegio con la misma fuerza que la discriminación, toda vez que la una es moneda tan falsa como la otra, solo útil para la estafa masiva sobre todos.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s