SI ENCUENTRA UN CONTROLADOR, SAQUE LA POLAROID

Me afecta personalmente. Me refiero a la no-huelga-pero-en-realidad-sí de los controladores aéreos españoles. Santi Navajas, buena gente de verdad, twittea: Los controladores hacen lo que muchos funcionarios explotados por el Estado querrían hacer pero ni pueden ni se atreven.

Hombre, tal vez hay funcionarios explotados (conozco algunos), aunque tienen la opción de salir del funcionariado y someterse a la evaluación del mercado. Los funcionarios explotados que conozco lo son, en gran parte, porque su sector es monopolio (casi) del Estado. Pero, en cualquier caso, no es el caso de los controladores, esos privilegiados. Ese grupo de somos-no-funcionarios-aunque-intocables que en medio de una crisis como la actual, con 5 millones de parados montan una huelga encubierta en pleno puente de la Constitución.

Yo me quejo. Supongo que quienes esperen un transplante inminente mucho más.

La reacción del Gobierno es (otra vez) tardía e inoportuna. Oiga, no adopte esta medida AHORA… espere al jueves, que hayamos vuelto todos. Aunque a mi me pillaría en Perú en cualquier caso. ¿Por qué no lo hicieron antes?¿Estaban demasiado agobiados tratando de bajar el diferencial con el bono alemás a 10 años? Pues nada, ahora además de los inversores, los turistas están contentos con España.

¿Qué hacer con un controlador para que no se descontrole? No darle de comer después de medianoche… ¿y si es demasiado tarde? Tenga a mano una Polaroid.

La explicación en el vídeo de la reunión de controladores:

Anuncios

15 thoughts on “SI ENCUENTRA UN CONTROLADOR, SAQUE LA POLAROID

  1. El asunto es que nada es lo que debiera ser, y lo que es lo que debe ser, es tan escaso y espontáneo, que desentona dando la sensación de que lo que debe ser no es, desviándonos de la realidad real, hacia una realidad virtual y surrealista que vamos aceptando como nuevo hábitat.

    Estamos tan habituados a ser ametrallados y saturados con montañas de información absurda, que la asimilamos en bruto con absoluta normalidad, sin tiempo a debatir y desbrozarla, hasta el punto de ocultarnos, la realidad real que la contrasta y nos puede sacar de la hipnosis colectiva. A esta hora alguien está preparando el ‘entierro de los controladores’, con alguna nueva andanada de su producción de basuras, que desvíe el protagonismo y la atención, hasta la siguiente andanada de otras nuevas basuras.

    Son demasiados problemas ‘por minuto’, ocultos y vertidos entre toneladas de fango a una velocidad vertiginosa, que nos atrapan, nos entierran y nos absorben hasta sentirnos parte inerte de los mismos, por resultar ridículo y casi patético abordar alguno seriamente, tal como lo es ‘fichar’ con una Polaroid a un gremlin cachondo, entre miles de gremlins cachondos.

    Llegados a este punto de horror virtual, la única forma de acabar con los gremlins, es apagar el proyector de cine o reproductor de vídeos.

    Llegados a este punto de horror real -con peso, volumen, dolor y hedor- la única forma de acabar con la mayor parte de las montañas de basura, es ‘apagar’ el ‘proyector’ de las basuras.

    El problema de los controladores solo es una gota de agua en este océano que nos traga. ¿Por qué nos olvidamos de nadar para salir del océano, y perdemos el tiempo y le energía en discutir sobre algunas gotas, mientras nos ahogamos en una cantidad infinita de ellas, todas exactamente iguales?

    1. … por decirlo con suavidad… Ahí se escucha a Diter Brandau y LD, liberales de pro, pidiendo “más contundencia” al gobierno… en nombre de una coherencia basada en la idílica petición de “acabar” con el uso de una “vara de medir” opuesta en el caso del metro de Madrid… O sea, pidiendo un Estado que imponga lo que haga falta para que las cosas se hagan “como-yo-creo-que-deben-ser”… ¡Jo, caen como moscas en el papel pegajozo!

      1. Carlos, si bien en LD hay anarquistas no me suena que Dieter sea uno de ellos y, desde luego, LD no es de ideario anarquista, o yo estoy más despistado aún de lo que creía.

        Quienes no son anarquistas, pues, por definición reconocen al Estado algunas funciones, digamos, legítimas, unos más de ellas, otros menos; y parece cuando menos comprensible, e incluso doxásticamente razonable, que aprueben una actuación particular de un gobierno en un caso en el que juzgan que está cumpliendo esas funciones.

        Y esto aun cuando juzguen también que, en general, ese mismo gobierno las incumple flagrantemente y, por ello, lo desaprueben en conjunto y en los términos más enérgicos.

      2. Hola ,Marzo; me alegra escuchar tu “voz”. Bueno, al grano: no dije “anarquistas” sino “liberales”, y ya sé que desde Adam Smith en adelante se “cuenta” con el Estado. Es más, es UN Estado el que se instituye con las “revoluciones” inglesa, francesa, americana… rusa, china, etc. Lo que pongo como relevante aquí al respecto es cómo por tan poco se sienta un precendente que ya veremos hasta dónde llega y que incluso tiene por motivación llegar hasta al máximo posible. Y esto es lo que un ideario liberal “dice” (y no “debería”) querer cuidar, ya no anarquista (y utópico, añado, pero no en el sentido de que lo considere poco “práctico” que no es el caso). Mucho antes de que llegue la “necesidad” de coerción del Estado que los liberales propugnan… YA se les ve asomar las veleidades coercitivas por mucho menos que un problema crucial, incluso al punto de hacerle el juego a los que realmente gestionarán la medida, el paso adelante y el poder en general… Y ni siquiera hacen hincapie radicalmente en el hecho de que se trató de una trampa orquestada, de un “seudo complot” o un “complot inverso” donde la “gravedad” de los hecho (a) se provocó y (b) se profundizó adrede (cerrando el espacio aéreo más allá de una necesidad real). Todo esto pone a los liberales de LD en su conjunto a los pies de los caballos… y vuelve a demostrar que sus utopías sólo se quedarán en ilusiones irrealizables. Y, lo peor, ni siquiera hay una crítica radical que sirva para comprender algo y bailar menos al son del dueño de la flauta y la orquesta entera…
        A eso apuntaba yo antes, pero, bueno, lo explico más porque no es fácil hacerse entender con meras sutilezas intelectuales.
        Un saludo y, como se sostuvo al comienzo de los tiempos modernos ya un tanto arruinados… reflexionemos, reflexionemos, reflexionemos…

      3. ¿El gobierno cerró el espacio aéreo sin “necesidad real”, dices? Puede ser, tal vez no sean *realmente* necesarios los controladores para mantenerlo abierto, como no veo que sea *realmente* necesario, pongamos, el gobernador civil (o el cargo que corresponda) en una corrida de toros. Pero entonces ¿para qué narices hay controladores? ¿Será una necesidad legal, tal vez, a la que el gobierno también estará atado?

        Y sí, reflexionemos. Sin emabargo tú o yo no estaremos nunca en un gobierno, pero los que sí están se ven más urgentemente impelidos (y más urgentemente cuanto más lo han diferido; esto lo sé como procrastinador inveterado) a actuar que a reflexionar; así han llegado allí, en primer lugar.

  2. Es curioso que los intentos de echar *toda* la culpa al gobierno dependan, si no me equivoco, de considerar implícitamente que los controladores son irracionales, inimputables, como una manada de búfalos, o tal vez una erupción volcánica o un tsunami.

    1. Vamos a dejar a un lado los pañitos calientes, Marzo. En esta historia no hay protagonistas buenos o malos. Ninguno es inocente.

      El gobierno a estas alturas se basta solito para dejar patente que no vale ni para el cargo de inútiles oficiales del reino, y los controladores se siguen creyendo los reyes del mambo. Las consecuencias de no tener gobierno las pagamos todos, incluidos los controladores. Las consecuencias de los ‘caprichitos’ que cuelan los controladores, entre sus derechos legítimos, incluidos el de la huelga, lo pagan los usuarios y los que viven del tránsito de esos usuarios.

      Por tanto no somos pocos los que estamos en posesión del derecho al pataleo contra ambos protagonistas de tan bochornosa como criminal situación, muy especialmente por parte del gobierno, pero sin regalar un gramo de inocencia a los controladores. Una cosa es ejercer su derecho constitucional a la huelga, y otra muy diferente cerrar el espacio aéreo nacional.

      1. >Una cosa es ejercer su derecho constitucional a la huelga, y otra muy diferente cerrar el espacio aéreo nacional.

        ¿Lo es? No tanto; como mucho, “ejercer su derecho constitucional a la huelga” sería “cerrar el espacio aéreo nacional” con cierto tiempo de aviso.

        Demasiados pañitos calientes con la Constitución, veo yo.

      2. Marzo

        La constitución puede y debe ser mejorada, pero de momento es la legalidad democrática y no podemos interpretarla a nuestra conveniencia, según los intereses de cada cual.

        El derecho constitucional se autocontrola en la propia Constitución, articulando el estado de derecho y los mecanismos democráticos que lo garantizan. Sus numerosos errores permiten interpretaciones, pero aplicarlas contra el estado de derecho solo porque no lo impide expresamente en algún conflicto puntual y en la corrupción institucional en general, no es democrático ni legítimo.

        Si hay que cambiarla para mejorarla, hagámoslo, pero mientras tanto aceptémosla interpretándola a favor del estado de derecho y no para agredirlo alegalmente, donde no lo prohíbe. Y eso no lo hacen los controladores ni resto de la gente de a pié. Eso lo hacen los políticos para sus intereses bastardos.

        Finalmente el cierre del espacio aéreo, no lo provocaron los controladores sino que lo ordenó el “gobierno” ocupa del Gobierno, para sus intereses bastardos habituales. La madeja se empieza a deshilvanar.

        Finalmente habrá que militarizar al crimen organizado en el estado en lugar de a un puñado de controladores mimados y bienpagaos legalmente. Igual que los nazis vascos y catalanes. Igual que los asesinos nacionalistas. Igual que los gays, o que las feministas, o que los sindicatos, o que los titiriteros, o que los corruptos, o que sus mercenarios mediáticos… Y no por una ‘calamidad’ devenida del conflicto del el tráfico aéreo, sino por los crímenes que pretenden ocultar bajo el mismo y que nos hunden hasta lo más hondo de la ruina moral y económica, sin que los controladores sean ni remotamente, arte ni parte de semejantes atropellos y barbaridades.

        El gobierno ocupa, nos ‘distrae’ evitando que veamos el monstruo que han engordado y adoctrinado en el horror de alimentarse de ‘carne humana’. El conflicto de los controladores ha sido provocado a modo de anteojeras. Y lo están consiguiendo, con mejores resultados de lo que ellos mismos esperaban, a pesar de la que tenemos encima. Tanto es así que hasta el cobarde zp, ha salido de su cloaca, al fin.

        Eso son pañitos calientes, por engañabobos.

      3. La Constitución también es un engañabobos, qué quieres que te diga.

        Lo de los controladores no era ni siquiera una huelga, cosa que, aun siendo también un incumplimiento de obligaciones contractuales, tiene al menos su tiempo y modo de preaviso y convocatoria.

        Y que un gobierno garantice el cumplimiento de ciertas funciones consideradas públicas, en efecto, no es comparable porque es, en las teorías políticas que admiten la definición de tales funciones como públicas, no un “derecho” sino un *deber* suyo. (Me sorprende la cantidad de anarquistas de ocasión que han aparecido estos días.)

      4. La Constitución es tan engañabobos, como lo sean los engañabobos que le dan ese uso. Dada su ambigüedad en general permite un doble uso según la moral o la inmoralidad de los gestores del estado. Se presupone que se votan políticos y no engañabobos. La experiencia demuestra lo contrario.

        El Gobierno solo tiene responsabilidades y deberes, y ningún derecho. Las personas tienen deberes y derechos.

        Lo de anarquista supongo que no lo dirás por mí. Defender el estado de derecho queda muy largo del anarquismo. Incluso cuando es necesario hacerlo frente al crimen organizado en el estado, como es nuestro caso actualmente.

  3. Marzo: lo que no puedes de ninguna manera es reducir la acción del gobierno a una pura respuesta “política” en el buen sentido socrático… No, no se puede ignorar a golpe de eufemismos y abstracciones que los gobiernos, a veces sólo ciertas dependencias, a veces ciertas camarillas (que ni siquiera informan a “todo el gobierno” de lo que van a hacer, etc. -lo dejo a tu imaginación-), ponen en marcha con motivaciones que nada tienen que ver con lo declarado o lo buenamente supuesto. Por el camino de esas reducciones e ignorancias de origen ideológico (y no reflexivo) se llega a justificar las peopres atrocidades y en todo caso la marcha hacia ellas (lo dejo a tu imaginación y espero que no discrimines ideológicamente los casos por sus “ideales” declarados).
    Por otra parte, es claro que ni tú ni yo ni los que comentamos aquí gobernaremos (aunque haya cerca o muy cerca quien lo pretenda… aunque sea en un grupo de consejeros o algo más activo incluso; claro… si pudiera llegar a gobernar su grupo). Yo al menos, rechazo gobernar para mi grupo y en nombre de la humanidad (o de los españoles, etc.), que es lo típico. Pero entiendo y no puedo evitar desmenuzar las evidencias y criticar poniendo loe elementos que vea que están en juego (y no ignorarlos o escamotearlos o confundirlos como sea). Tal vez me equivoque, pero cada hecho al que asistimos me reafirma en dos cosas: la marcha hacia la reducción de las libertades individuales se profundiza, y, esto es lo mñas grave, hasta los que la dicen defender… se suman al proceso dando, unos más y otros un poco, el apoyo “silencioso” que es luego utilizado para profucdizarla (la marcha), es decir, caen en la trampa. ¿Y por qué? Pues porque en su propio proyecto la coerción “futura”, en nombre de “sus ideales” es indispensable. Y en esto, no hay límites. El Poder exige su conquista y su defensa a toda costa… o la renuncia, previa o a posteriori. Yo no lo quiero, no lo sería capaz de hacer, y por eso renuncio a priori y señalo las características de su dinámica.. Entre otras cosas, compuesta de hipocresía y de incoherencia, es decir, de propaganda.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s