Probablemente éste es el último post del año

Este año no ha habido cartas a los Reyes Magos, el trabajo me come. A mí las luces navideñas me recuerdan que toca el sprint final, el atracón de exámenes, presentaciones, lecturas, capítulos de libros y artículos por acabar y, por supuesto, cenas, compras y demás.
El año ha sido difícil y hemos acabado todos agotados de malas noticias. Si echamos la vista atrás y hacemos una lista de las ocasiones en las que Gobierno, oposición, partidos-bisagra y demás nos han dejado con el culo al aire y cara de idiotas no acabamos.
La sucesión de malos datos económicos, para los que no hay zurcido, tinte o maquillaje que pueda disimular, y que nos tiene semana sí, semana también, en la prensa internacional, en la columna de los DO NOT, es un rosario interminable.
Para mí, una de los fenómenos que más satura el ambiente es la proliferación de carneteros, especialistas de la exclusión, que, a veces con la excusa de hablar para los suyos, definen qué es ALGO. Y ese algo suele ser un concepto indefinible, por humano, que cambia con el paso de los siglos, como los hombres, como deberían evolucionar las instituciones: espontaneamente. La familia, la nación, la libertad…
Los excluídos de las definiciones nos miramos, algunos sonreímos, pero en el fondo, sabemos que está muy feo afirmar que lo que necesitamos es más como nosotros, ortodoxos puros, para la supervivencia de la especie humana. Se diría que el resto sobramos. ¡Vamos apañados!
Libertad para algunas cosas, libre decisión individual para mí pero no para el resto, o en determinadas cosas y en otras no, que la gente es tonta y no sabe… Y si no tragas, eres radical, utópica, lo de siempre. Me aburre ya todo eso.
Vivimos en una sociedad en la que se llama capitalista a un tipo subvencionado al que por ser presidente del “sindicato de empresarios” no se vigila su respeto por las normas y acabamos con miles de personas estafadas y nadie en la cárcel. Se le llama político a cualquier paleto venido a más con ganas de medrar, de vivir del dinero de otros y el culo como la bandera de Japón. Se le llama lucha por la igualdad al esfuerzo permanente, el uso de recursos ajenos, y establecimiento de normas arbitrarias que se vengan en las generaciones de hoy de los atropellos cometidos por gente del pasado. Viva la justicia. Se le llama “defensa nacional” al paripé de mandar tropas de paz a no pelear, a morir antes que matar (es decir no-defender), siempre que lo diga algún gurú de la política extranjera afín al “talante” putrefacto y a la molicie que nos invade.
Con el desgaste institucional profundo y acelerado que padecemos, lo que más me extraña y lo que más me duele es no veo ni un atisbo de protesta civil de verdad. La gente sigue caminando sin saber hacia dónde, para empezar porque nadie sabe cuáles son sus coordenadas hoy. Da miedo definirse por si te llaman intolerante, facha, anticuado… radical, utópico… lo de siempre. Eso que me aburre. Pero el resultado es que todo el mundo prefiere situarse en la enorme zona gris indefinida, no tener coordenadas de partida aunque el precio sea caminar sin punto de llegada.
La gente no insulta a los magantes, a los tibios, a los incompetentes que manejan nuestro dinero y tienen el monopolio de las armas. Se grita contra lo de siempre: los ricos, el sistema. Y se van de rositas los que están literalmente vendiéndonos. Y la mitad de los que gritan contra los ricos lo hacen porque quisieran ser ricos.
El 2010 será probablemente peor. Y decir eso trae consigo que me llamen derrotista y antipatriota. Pero los números parece que apuntan hacia una situación mala.
¿Cómo mirar al año 10? Creo que a todos nos falta lo que demandamos a nuestros partidos políticos, en nuestras instituciones y en nuestros presupuestos: una gran criba. Mirar para dentro, separar paja de grano, pasar por el cedazo lo accesorio y quedarse con lo que realmente vale, mirar dónde estamos para saber dónde vamos.
Y dar gracias por la oportunidad.
¡Feliz Año 2010 a todos!
*El cambio de colores no es un fallo es un avance de cambios en el diseño del blog. Cuando desatasque el trabajo acumulado me pongo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s