Lunes de Pacua: la vida es sueño

Estas vacaciones me he ido a la orilla del mar, al sur, y he desconectado casi completamente de la política. Solamente he revisado el correo de vez en cuando, he comentado algunos blogs amigos, he actualizado facebook, pero no he leído periódicos, ni he visto la televisión. La radio en el coche el lunes de ida y el sábado a la vuelta han sido mi única conexión con la realidad.

La noticia de los nuevos miembros del gobierno me pilló a la ida, junto con la afirmación de Juan Manuel de Prada quien considera que Solbes no es un ministro mentiroso, para sopresa de Begoña Aranguren. En las idas y venidas para comer en El Trocadero, cenar en casa de los famosos Martínez (a los que Caco intenta salvar sin conseguirlo), oí al presidente del gobierno molarse a sí mismo, a Cháves trabarse al hablar, y a nadie reconocer ni un fallo, ni una flaqueza, como si las sustituciones fueran necesarias simplemente para que todos los miembros de la compañía de teatro tenga su minuto de gloria.

Trinidad, premio a la sensibilidad: políticas sociales y sanidad (TAN femenino eso de llevar las cosas sensiblonas de igualdad, la cosa social, charities y rastrillos… ¡nada ha cambiado!), González-Sinde a lo suyo: cine, es decir, cultura, y veremos los internautas cuánto tiempo nos dejan tranquilos, por lo menos esta vez Zapatero paga sus deudas con uno de los lobbies que con más empeño le ha aupado. Gabilondo, rector de la Autónoma de Madrid y presidente de la Conferencia de Rectores, toma las riendas definitivas de las universidades españolas, y no sé qué decir, visto uno vistos todos… y son todos anti-sistema, por nostágicos de un mayo del 68 que no tuvieron y que, por ello, se niegan a reconocer que ha sido un fiasco.
Pero reconozco que quitarle a Maleni el ministerio para dárselo a Pepiño es de traca. Aún no me he recuperado. Ese golpe ha sido único.

Los meses que quedan hasta julio van cargados de trabajo, eventos, seminarios y estudio. Aunque mi tema burocrático va lento, sigo enfangada. De cualquier manera, me propongo mantener más activo el blog.

Entre arroz caldoso, coquinas y sol, me preguntaba si la realidad es la de las personas que me cuentan que no hay trabajo, que las cosas van regular, que Cháves ha dejado arruinada Andalucía, que a los bancos hay que arrastrarlos (así lo dijeron), que lo mejor es negarse en bloque a pagar impuestos (seguidores sin saberlo de Thoreau) y negarse a votar a esta gentuza…
… o este mundo feliz perfecto sin mácula, sin problemas, de Zapatero y sus muchachos, que están haciendo el papelón final; el mundo de una oposición que no es tal, que donde puede hace lo mismo que los demás, de este juego colectivo del “y tu más”, esta realidad en la que todos utilizan lo que pueden para medrar. ¿Por qué razón nadie (Rosa o Albert) va a ser diferente? No sé cómo pueden pedir confianza a la gente.

Espero que la historia les ponga en su sitio. A todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s