Grandes y las mujeres

Ayer no escribí nada sobre el maltrato machista. A pesar de tanta publicidad, el trabajo me puede, y me enteré de que era el Día contra el Maltrato Machista mientras leía en un mail que narraba la “hazaña” de Almudena Grandes*.

Que un hombre humille a una mujer y le diga barbaridades como que le gusta ser violada (“¡¡Anda, calla, que seguro que te gusta!!“) es inadmisible, pero que lo diga una mujer, no lo es menos. No sé si la señora Grandes ha tenido el dudoso placer de ser violada, tal vez lo fue y le gustó. Pero me temo que los tiros van por otro lado. ¿Habría dicho lo mismo si las violadas hubieran sido mujeres comunistas y los milicianos sudorosos, legionarios corpulentos?¿el gustirrinín que supone se debe a que esas mujeres eran monjas? Porque mucho me temo que ese es el meollo.

Debe ser que las monjas son menos mujeres porque renuncian al sexo y no merecen el mismo respeto que las demás, aunque su elección (me guste, me disguste o me dejé como estoy) sea libre. Debe ser que el acto sexual ES lo que define a la mujer, como tantos hombres (y mujeres) machistas piensan. De la misma forma, la longitud del miembro viril sería la medida de la hombría. Y probablemente tendría sentido esa frase tan odiosa “Yo le enseñé a sentirse mujer” aludiendo al mismo tema. Y un chaval se convierte en hombre por arte de magia a base de “polvos mágicos” (y a la antigua, oiga, pagados por papá en la mejor casa de fulanas).

¡Y yo que pensaba que esta chica era modernísima! Qué sorpresa…

Ha pedido perdón. También los hombres que zumban a sus parientas sistemáticamente les piden perdón, les hacen regalitos, les compran flores y les juran que nunca más. Hasta la siguiente. ¿Se imaginan a un hombre haciendo esas declaraciones? Le machacan… pero en este país, hombres y mujeres no somos iguales ante la ley, así que la Grandes se aprovecha. Ninguna feminista, después de tantos años luchando por conseguir esa IGUALDAD ante la ley, puede más que avergonzarse de que tiparracas como ésta alardeen de serlo y encima se quede tan pancha.

¿Dónde están los Institutos de la Mujer repartidos por nuestra geografía y financiados con mi dinero y el suyo, dónde están las feministas de pro que se escandalizan con los anuncios de Dolce & Gabbana, dónde la Ministra Aído, la vicepé de la Vega, las vestiduras rasgadas…? No me conformo con un “jo, tía, te has pasado”… quiero que se arrepienta de verdad, que le duela en el bolsillo, que se vea arrinconada y que la señalen por la calle… como sucedería si lo hubiera dicho un hombre de derechas acerca de las mujeres del bando republicano violadas.

* Las palabras de Almudena Grandes fueron: “¿Imaginan el goce que sentiría al caer en manos de una pandilla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s