¿Deberían cobrar el mismo sueldo hombres y mujeres?

Hoy España está de luto… ni con un Ministerio entero avanzamos, oiga… Hemos retrocedido siete puestos en el ranking de igualdad laboral de sexos. Las causas aducidas son la desigualdad salarial entre hombres y mujeres que ocupan puestos iguales, y la poca presencia en los puestos de poder. Es decir, el golpe de mano femenino forzoso en los ministerios, no es suficiente. La osadía de Bibiana Aído (y olé) no es suficiente. Las féminas de este país tienen poco poder. Puestos de poder, faltan puestos de poder… toma de decisiones importantes… porque educar hijos es irrelevante, ¡dónde va a parar! no entraña el poder de moldear las mentes de las futuras generaciones.

Pero bueno, entiendo lo que dicen… que laboralmente nos quedamos a medio camino. Prepárense, señores empresarios, que estas chiquillas se les van a meter en la empresa a golpe de Ley de Igualdad, a decirles a quiénes deben nombrar en sus Consejos de Administración. No van a permitir que las mujeres que lo merecen sin “patada ascendente” lo consigan solas, van a forzar las cosas. Como el ambiente está poco enrarecido, pues nada, ¡más candela al fuego!

Pero el primer punto es el que no termino de entender. Supongamos que una mujer y un hombre que ocupan un puesto de la misma categoría y las mismas características, cobran diferente sueldo: el de la mujer notoriamente inferior. ¿Es injusto? Pues sí. ¿Es ilegal? No debería serlo, a mi entender.

Imaginemos que soy yo la mujer “afrentada”. ¿Firmé un contrato en el que se me aseguraba el mismo sueldo que cualquiera que hiciera el mismo trabajo que yo? Si así fuera se trataría de incumplimiento de contrato, la demanda judicial estaría completamente justificada. Pero si yo firmo un contrato referido al trabajo que yo realizo, a mi cualificación y al salario que voy a recibir por ello, no tengo derecho a protestar.

Y además ¿qué sentido tendría? Si el hombre es mejor que yo, se merece cobrar más. Si no lo es, el problema es del contratador, no mío. Esta injusticia está costando dinero a quien emplea a un tipo peor que yo por un sueldo mayor. Yo estoy cobrando lo que pacté. La envidia es humana, pero ¿debe ser protegida por la ley? Yo creo que no.

¿Tienen que acceder a los mismos puestos de trabajo hombres y mujeres? Pues depende… es que no somos iguales. Ni las mujeres entre nosotras: en capacidad mental, en manera de funcionar, en complexión física. Ni los hombres son iguales entre sí (aunque algunas se olviden de eso y prefieran generalizar). ¿Por qué habríamos de acceder todos al mismo trabajo?. Sí creo que todos, ellos y nosotras, deberíamos poder contratar libremente y tener la oportunidad de intentarlo… pero no a costa de nadie.

¿Para qué sirve ese ranking y qué credibilidad tiene ya es otra cosa… Pero, en cualquier caso, si tanto les horripila tamaña injusticia, échenle imaginación.
Señoras, monten una empresa en la que el sueldo de las mujeres sea superior al de los hombres, en igualdad de condiciones.

¿Se quedarán tranquilas las feminazis acomplejadas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s