El gobierno suspende para septiembre

Sí, señores. Pero eso no es una sorpresa. Ya lo sabíamos.Lo que resulta cómico, por lo patético, desde luego, es cómo lo cuenta El País.

Lo más probable es que alguien se haya dejado llevar por el adolescente que todos tenemos dentro y haya reaccionado como cuando te quedan tres para septiembre y se lo cuentas a tus padres:

“No, bueno, la de Ética es una imbécil que no tiene ni idea de la asignatura ¿sabes? y ¡claro! como no le contesto lo que quiere, pues nada, me ha puesto un dos. Y el de filosofía…¡bueno…! ¡me tiene una manía que es que ya lo dice la clase entera! Y luego encima es de los que se hacen los graciosos… “señorita, si usted quisiera podría sacar la asignatura, lo sé muy bien”… joé, pues si lo sabe tan bien que me apruebe!
¿Y la segunda evaluación de Lengua? ¡¡Me la sabía que te mueres!! Pero es que Fulanita me estaba llamando para que le dejara ver la sintaxis y juuusssto me pilló a mí con la cabeza girada para ver qué quería. Y claro, no iba a delatarla ¿no? ¿Qué querías? ¿que dejara tirada a una amiga, a una compañera? ¡qué egoísmo!¡no iba a ser insolidaria! ¿no?…
Pues eso… por cierto, hoy es la despedida de todos, de la gente, joé ya no les veo hasta dentro de un mes… me dejarás hasta más tarde ¿no?”.

Traducción en términos de El País: a medida que nos va informando de que los votantes del PSOE están hasta el gorro de que el presi (SU presi) se escaquee con expresiones desafortunadas y pertinaces, que la situación preocupa a la gente, que la cosa está muy malita… te suelta este tipo de coletillas…

Era muy difícil que el Gobierno escapara a las consecuencias de un pesimismo tan arraigado.

Un resultado explicable tras la acumulación de malas noticias sobre los problemas crediticios, el parón inmobiliario, la escalada brutal de los precios del petróleo, la inflación desbocada, el nerviosismo de las Bolsas y el aumento del paro, sin perspectivas de mejora en ninguno de esos aspectos.

Pese a la inquietud general, la situación aún no ha hecho mella gravemente en las economías domésticas.

El 32% está afectado en su hipoteca, lo cual, si bien implica a un sector significativo de la población (y sobre todo a los que tienen entre 35 y 54 años) no tiene efectos negativos tan amplios, ya que muchos españoles carecen de hipoteca.

En definitiva, las consecuencias personales y familiares no reflejan aún un estado de alarma generalizada.

Oiga, y esta última frase después de haber dicho que son mayoría (55%) los que dicen que les cuesta más llegar a fin de mes. El 57% considera afectados los gastos de su hogar; el 44%, las compras que pensaba hacer; y el 42%, los gastos en ocio.

Suena un poco a coña… cualquier cosa menos reconocer que la gente está muy preocupada y este tipo ha suspendido por sus méritos, y encima con el camino allanado por una oposición que sigue jugando a las cuatro esquinitas de Congreso en Congreso, en vez de denunciar lo que el Gobierno hace mal.

Y luego queremos una juventud comprometida, honesta, con principios, amor al trabajo y sentido de la responsabilidad… Pues tenemos lo que criamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s