Urbanismo posible: recetas urbanas

¿Puede el ciudadano hacer uso de espacios públicos?¿de material público?¿de la fachada pública?
El tema de las licencias, reglamentaciones y demás nos haría contestar a cualquiera que no. ¿Cualquiera? ¡No! Hay un pequeño reducto en el mundo del urbanismo que se dedica a estudiar cómo se puede utilizar privadamente lo público.

El tema de fondo es la definición de lo público. Si es de todos, ¿no puedo usarlo yo? ¿nosotros? ¿solamente la administración? Afortunadamente, la legislación tiene fisuras, los encargados de las administraciones locales, no siempre tienen respuesta a las dudas que se les plantean, y se trata de aprovechar esas zozobras de los gestores públicos para ejercer de individuos.Eso es agorismo.

El Astérix del urbanismo (Heroic! diría Manuel Lora) se llama Santiago Cirugeda, y su proyecto Recetas Urbanas. En su página encontrará usted una solución divertida a qué hacer cuando no se tiene un parque para los niños, a cómo meter a uno más en casa, o a cómo construir un mini-apartamento de 80 metros cuadrados en la azotea.No espere usted una página de diseño, es una página de recetas, sin profusiones ideológicas ni nada de eso: proyectos, ingredientes, resultados…

Por ejemplo, la casa-insecto (la estrategia de la garrapata): Ocupación de árbol con refugio provisional. Resistencia a la política urbana. Sistema ligeros de construcción. Estrategia de colonización reversible. O la reutilización de cubas para construir columpios o bancos para sentarse. O la ocupación de solares y su habilitación para el uso de los vecinos.

¿Contraindicaciones? En sus propias palabras:

Todas las recetas urbanas mostradas a continuación son de uso público, pudiendo ser utilizadas en todo su desarrollo estratégico y jurídico por los ciudadanos que se animen a hacerlo.

Se recomienda el estudio exhaustivo de las distintas localizaciones y situaciones urbanas en las que el ciudadano quiera intervenir.

Cualquier riesgo físico o intelectual producido con el uso de las mismas correrá a cargo del ciudadano.

Y para muestra de lo prácticas que son estas recetas urbanas les dejo este clip. Más claro el agua, oiga…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s