Cuestiones pendientes: el tráfico de mujeres, la esclavitud sexual

La semana pasada di cuenta de los problemas a que se enfrentan una parte de las prostitutas españolas, en concreto, las que trabajan en la calle. Desde el principio dejé claro que excluía de mi reflexión a las mujeres secuestradas y obligadas a prostituirse, la prostitución infantil y la prostitución en locales.
Hoy traigo a colación la hipocresía de nuestro gobierno del PSOE; no puedo generalizar al resto de los políticos porque no soy adivina y no sé si habrían actuado de otra manera.

Este es el Convenio del Consejo de Europa sobre la Lucha contra el Tráfico de Seres Humanos. Es el convenio que el gobierno español no firmó, a pesar de que en las conclusiones de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados era uno de los puntos más relevantes, que cada vez que se habla de prostitución se asocia a la trata de personas y se pone encima de la mesa un problema tan brutal y doloroso para justificar la prohibición de la prostitución.

Esta actitud es la que denunciaba Cristina Garaizabal del colectivo Hetaira, en el acto de presentación del libro Sobre los Derechos de las Prostitutas. También denunció el plan del 2004 del Ayuntamiento de Madrid dirigido por el PP contra la esclavitud sexual que ha tenido consecuencias devastadoras y, desde luego, no ha colaborado a acabar con la verdadera esclavitud sexual.

Cristina recordó también la promesa incumplida del Gobierno socialista de aprobar un Plan contra la Trata con fines de explotación sexual que debería haberse aprobado en la actual legislatura, aunque la portavoz del colectivo aseguró no estar de acuerdo con algunos aspectos del borrador del Plan como tampoco con las conclusiones de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados sobre la prostitución, pues considera que la identifican con delincuencia.

Hetaira estima que un 5% de las prostitutas ejercen en contra de su voluntad y aunque sea un porcentaje minoritario, “no quita gravedad a su situación ni implica que no tengan derechos que tienen que ser garantizados”. El primer paso es la identificación de las víctimas que están tan atemorizadas que ni se plantean denunciar o escapar y es el primero objetivo del convenio internacional.

Quienes han ratificado el Convenio europeo mencionado son: Albania, Austria, Bosnia Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Georgia, Moldavia, Noruega y Rumanía. Los países que lo han firmado son: Andorra, Armenia, Bélgica, Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Latvia, Luxemburgo, Malta, Montenegro, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, San Marino, Serbia, Eslovenia, Suecia, Ex -República Yugoslava de Macedonia, Ucrania y Reino Unido.

Pues, nada, aquí faltan pelotas políticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s