Liberalismo sin carnet

Estoy muy cansada de disputas con quienes se empeñan en dar o quitar certificados de liberal a quienes tenemos el empeño de anteponer el individuo al Estado (un poco, bastante, mucho o todo lo que sea posible).

Como otros, yo también pienso que las palabras se las lleva el viento y que por sus hechos les conoceréis. Rechazo las etiquetas que me pongan y reclamo mi derecho a cambiar mi forma de pensar y a renovarme y redefinirme sin dar explicaciones. De todas formas, nunca he hecho sino retomar un camino que en mí es el natural, y mi principal lealtad es para conmigo misma.

Dicho esto, éste es el proyecto en el que trabajo y que me representa, abierto y sin etiquetas, el que dirige Gabriel Calzada y cuenta en esta entrevista (me entero por un liberal impertinente, estupendo periodista y amigo, y por los amiguetes que me llamaron para contármelo).

Obras son amores, señores…

(Por cierto, el viernes hablaré en el Instituto Juan de Mariana sobre las fórmulas del descontento desde la perspectiva del la teoría del Public Choice haciendo hincapié en el terrorismo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s