¿Cuál es la medida de la tensión anti-catalana?

La actitud de los taxistas de Madrid. Jordi Pujol así lo considera y, ni corto ni perezoso, ha escrito un editorial para la página web de “su” centro de estudios en el que saca conclusiones a partir de tres conversaciones. Poco serio.

Pero para añadir solidez a su argumento dos de ellas son de taxistas de Madrid con un amigo suyo y con un desconocido. La monda.

En la primera, el taxista echó al cliente (empresario importante y hombre equilibrado, claro, amigo suyo) del taxi por hablar por el móvil en catalán. El tipo se bajó. Pero el que reaccionó bien fue el desconocido, quien trás ser echado por lo mismo de un taxi distinto, decidió resistir dentro del coche y le pidió el número de licencia al taxista y todo. Eso sí, no sabemos las fuentes ni si existe tal señor.

Pero lo mejor no es eso… lo mejor es la conclusión. A ver, catalanes del mundo, ante tales agravios, no es momento de ser zalameros… hay que ser ¡¡consistentes!!
(Tan consistentes como sus ejemplos).

Hay cosas que uno, aunque sólo sea por respeto a lo que fue y a la inteligencia de los catalanes, no debe hacer, señor Pujol. De lo contrario resulta patetico. Esta es una.

Fuente: Centro de Estudios Jordi Pujol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s