Para la libertad

Los atroces acontecimientos de Birmania ponen de manifiesto (otra vez) que para la libertad, nada mejor que el capitalismo. No lo dicen en los medios, que prefieren regodearse en las escenas más morbosas en lugar de hacer un análisis a fondo. Es Johan Norberg quien lo expone breve pero sólidamente en su blog:

Here is the system the military dictatorship of Burma/Myanmar is killing people to keep in place:

Political rights: 7, the lowest possible (Freedom House)

Civil liberties: 7, the lowest possible (Freedom House)

Press freedom: 164 of 166 countries (Reporters Without Borders)

Freedom from corruption: 179 of 179 countries (Transparency International)

Economic freedom: 140 of 141 countries (Economic Freedom of the World)

Efectivamente, no es casual que las libertades políticas y civiles sean las mínimas y que, simultáneamente, solamente un país tenga menos libertad económica que Birmania.

Por eso resulta tan obscena la entrevista que le hizo hace unos días el actor John Cusack a la escritora Naomi Klein nada más y nada menos que en el periódico de Arianna Huffington. La Klein ha escrito un planfleto políticamente muy correcto para una demócrata y liberal en el sentido más americano de esos términos. En su The Shock Doctrine: The Rise of Disaster Capitalism, explica cómo los defensores del libre mercado tratarán de implementar políticas pro-capitalismo (privatización de empresas eléctricas, etc.) en momentos traumáticos para la sociedad como una guerra o una catástrofe, para evitar que la ciudadanía se organice y proteste contra estas medidas. Eso implica considerar que los defensores del libre mercado proclamamos la llibertad a la fuerza. Y, tal vez algunos que se autodenominan “liberales” sí están dispuestos a imponer su criterio a la fuerza, de espaldas a la decisión y la libertad individuales, pero no es el caso del liberalismo real.

Para Naomi y John, la economía de mercado es otro tipo de fundamentalismo económico similar a la planificación de la antigua URSS y la gran falacia que se intenta transmitir a partir de estas terapias de shock económicas es que la libertad y el libre mercado van de la mano. Por supuesto, la solución es la política económica keynesiana, las economías mixtas, es decir… el socialismo de mercado. A mí me parece impúdico, recordando la situación de Birmania.

Lo peor es la parte de razón que tienen entrevistador y entrevistada. Me refiero al uso de la fuerza por los gobiernos en nombre de la libertad, y al despiste generado por lo que Jacob G. Hornberger llama libertarian paternalism. Este término se refiere a la implementación de determinadas reformas de los programas socialistas en nombre del liberalismo (libertarianism). Estas modificaciones, aparentemente encaminadas a conseguir una sociedad libre han sido utilizadas por socialistas de derechas para afianzar su poder vendiendo libertad. Es asqueroso ¿no? Hornberger explica cómo el cheque escolar, la reforma sanitaria, la subcontratación de empresas privadas por el Estado o la reforma de la seguridad social son parches que no pueden considerarse políticas libertarias: admiten y sancionan el empleo de los recursos individuales según el criterio de quienes detentan el monopolio de las armas. Se trata de una reforma del Estado del Bienestar, no de liberalismo. Eso no es capitalismo, es capitalismo de Estado, es decir, socialismo mixto, que es peor que el soviético porque viene enmascarado.

La mejor manera de sacar a Birmania de la situación terrible que vive es fomentar el capitalismo real (diferenciado del mixto) y la libertad individual. Esa es para mi la verdadera solidaridad (que, como decía Adam Smith, es una virtud individual, y en el momento en que se impone por la fuerza queda envilecida y deja de ser una virtud para ser una obligación). Y por eso, dedico este post a Jorge Castrillejo, que ha tenido la deferencia de otorgarme el Premio-meme* al Blog Solidario. Jorge ha cambiado el carácter del premio:

Dicho premio se ha creado para destacar y dar a conocer aquellas bitácoras que consideramos que han sido solidarias, es decir, que promueven valores admirables como el auxilio, el apoyo y la cooperación activa con los demás. En mi caso he decidido concedérselo a las bitácoras que utilizan la red para defender la libertad y la verdad.

Bueno, Jorge, ya ves que para mi ambos objetivos son inseparables. Muchas gracias por pensar en este blog.

* He decidido no seguir cadenas meméticas. Pero sí dedicaré un post a quienes tengan a bien pensar en mi. El que no es agradecido… ya se sabe.

Fuentes:
Blog de Johan Norberg
El vídeo de la entrevista Cusack/Klein
Artículo de Hornberger, aquí
El blog de Jorge Castrillejo: El Último Liberal Palentino

Anuncios

14 thoughts on “Para la libertad

  1. No, Álvaro, no me considero representante de nadie ni de nada. Hablo en mi nombre nada más. Pero ya que lo dices, pensando quién sí sería representante del capitalismo "real", yo diría que todo aquella persona que ejerce su libertad y su responsabilidad y respeta los de los demás sin tratar de imponer por medios violentos su criterio. Y cuando hablo de responsabilidad y libertad, no me refiero solamente a aspectos económicos sino también al derecho de cada cual de defenderse, o de educar a sus hijos, por ejemplo.

  2. Efectivamente, no es casual que las libertades políticas y civiles sean las mínimas y que, simultáneamente, solamente un país tenga menos libertad económica que Birmania.Eso es una afirmación bastante gratuita, ¿no? El Chile de Pinochet parece un buen contraejemplo. 😉

  3. Sergio, una de las críticas de Naomi Klein al capitalismo es que respaldaron y participaron de las políticas de Pinochet gracias a los Chicago boys. Como ves en mi frase establezco una relación cusal no necesaria,en ningún momento afirmo que es necesariamente así. Simplemente digo que no es causal, porque cuando no se dan esas libertades civiles y políticas es donde no hay capitalismo, y por un motivo sencillo, el capitalismo es el único sistema económico que permite mejorar la condición material de las personas, y en una situación de empobrecimiento lo normal es que prenda el populismo (tipo Chávez o Lula…) incluso si llevan a totalitarismos. El éxito de las economías mixtas se da gracias la libre mercado y a pesar del Estado.

  4. Hay una definición de capitalismo que circula por los think tanks libertarios: Capitalismo = "esa cosa que la gente hace cuando la dejan sola" (o sea, cuando el estado y sus amigos no intervienen).El problema que le veo es que el estado y sus amigos no se cansan. Habría que modificar la definición para que diga: Capitalismo = "esa cosa que la gente hace cuando se harta y se deshace de los entrometidos" (incluye a los "liberales de toda la vida" aka "los defensores de la civilización").Mary, urge que termines esa traducción de Konkin III. Creo que ese libro señala el camino correcto.

  5. Entiendo que lo que has querido decir es "cuanto MAS capitalismo, MAS libertad POLITICA", que yo precisaría aún más diciendo: "cuanto MENOS SUPERVISION burocrática sobre la economía, MAS libertad política", lo que es evidente… pero también un tanto tautológico (si cambias capitalismo por democracia en tu frase lo verás) y, a la vez, idílico. Todas las economías del mundo SON capitalistas hoy en día, primero porque nadie en el mundo ya puede poner fronteras nacionales a la economía y segundo porque el capitalismo se define por las relaciones económicas que lo caracterizan (y no necesariamente por la propiedad privada, que de todos modos sobrevive y sobrevivió hasta en el país más burocratizado del planeta, aunque fuese de un modo aparentemente muy marginal.) En Birmania, como lo hubo en la URSS de Stalin u hoy en China, hay CApitalismo de Estado como forma predominante del capitalismo. Y, además, se pasa alternativamente a grados de más o de menos "libertad económica" según las circunstancias. No obstante, la burocracia gobernante no cesa de injerir en la economía (esto incluye la corrupción)y de supervisarla (ideológicamente) que es la forma que para mí cada vez reviste más este proceso universal en el que nos hallamos inmersos.Por otro lado, la injerencia burocrática se demuestra imparable, "necesaria", ambivalente (frena el desarrollo con sus maniobras y lo favorece al suavizar las crisis tendenciales), etc., en el seno de los mismísimos países del "primer mundo".Por fin, las burocracias defienden en todos lados su poltrona, real o potencial, se tienden a aliar entre sí (especialmente contra otros grupos de iguales), chantajean al capitalismo privado, se corrompen en más o menos, se comprenden y toleran… En fin, están en las antípodas de la libertad política.

  6. No estoy de acuerdo contigo, Carlos. O no en todo. Efectivamente hay varios grados de capitalismo, y la situación actual es decapitalismo socialista, o socialismo de mercado, esa situación mixta en la que se aparentalibertad económica siempre que fortalezca y nutra las arcas de los gobiernos y en el peor de los casos, el bolsillo de los políticos. La burocracia va unida a la intervención,la estadística (la etimología aquí es relevante)aparece como medio de racionalizar los impuestos e incrementar la recaudación. No hay libre mercado ni en la Unión Europea ni en Estados Unidos… hay "libertad condicional". De manera que las perturbaciones son culpa del perverso capitalismo (como dice Magnus) y los éxitos lo son del Estado, o de los gobernantes. Eso no es capitalismo, el artículo de Hornberger es muy claro, y yo coincido conél en este aspecto.

  7. Lo que pasa es que hay "entes puros" que no existen sino en la cabeza y realidades objetivas que tenemos que explicar los mejor posible. El marxismo hace lo mismo, y por eso los más sensatos siguen justificando sus "experimentos" fallidos por "la traición" a los "principios" (eso de "si Marx levantara la cabeza") y la "maldad" (tendencias a corromperse, etc.) de ciertos hombres. Siguen unos y otros perteneciendo al mismo platonismo y en todo caso permitiendo ser utilizados para que otros usufructen el poder a su costa y con su apoyo intelectual o justificatorio. No se puede seguir cerrando los ojos al papel que nos asignamos involuntariamente en nombre de "bellos ideales" impracticables que sirven como banderas de "iluminados prácticos".El error de nuestros intelectuales bienamados debe ser denunciado. Si "levantaran la cabeza" renunciarían a sus ideales o… aceptarían ser prácticos ellos también, traidores, misxtos o como los queramos llamar. Etc, etc. (mira en mi blog las entradas sobre China y sobre "derecha e izquierda")Un abrazo y un brindis por la capacidad para romper con lo heredado de una buena vez. Con todo mi cariño.

  8. No se puede seguir cerrando los ojos al papel que nos asignamos involuntariamente en nombre de "bellos ideales" impracticables que sirven como banderas de "iluminados prácticos".Carlos, creo en mis ideales como punto de fuga. En dibujo, sin punto de fuga no hay perspectiva, para mí, sin un ideal al que mirar no hay perspectiva en tus acciones.Pero día a día, básicamente vivo de lo que hago, no de lo que pienso. Y se pueden dar pequeños pasos en el sentido de acercarse al ideal, en mi caso, prescindir del Estado lo máximo posible sin que me encarcelen, claro está:)No idolatro personas, no tengo amo, ni intelectuales ni de otro tipo, ni vivos ni muertos.

  9. OK, sólo quería precisar ciertas cosas. Y creo que la necesidad de "creer en algo", como se dice, no quiere decir "en lo que sea" sino en eso que tu llamas en otra entrada "la verdad", cosa que, creo, puede hacerse de la manera más "económica" en el sentido de Ocam/Mach, o sea, con el menor número de complicaciones posibles y apelaciones justificatorias. Si no… ¿para qué levantamos nuestra minúscula voz en los amplios desiertos que nos circundan? Yo sigo apostando por el rigor. ¿Cuesta tanto aceptarlo? ¿Por qué parece más fácil lo contrario? Esas son las cuestiones que me preocupan. Creo que con rigor lucharemos mejor y en el bando menos frustrante. Hasta siempre y con cariño.

  10. ESPERO QUE LA OBLIGADA AYUDA A LA SITUACIÓN EN BIRMANIA NO ACABE PRODUCIENDO UN VIVERO DE PEQUEÑOS DALAISLAMAS ANTIGLOBALIZACION EN AQUEL PAIS Y SE VUELVA LA SITUACION EN NUESTRA CONTRA (A LAS PRUEBAS ME REMITO CON LAS AYUDAS A PAISES ARABES COMO AFGANISTAN DURANTE LA INVASION SOVIETICA O COMO EL APOYO A IRAN CON EL SHA O EL POSTERIOR A IRAK DURANTE SU GUERRA CONTRA LOS AYATOLAS … ),PORQUE NOS SALDRÍA EL PAN POR UNAS TORTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s