La guerra es un programa gubernamental más

No lo digo yo solamente. Y, sin embargo, hay una especie de romanticismo en las guerras que nos lleva a la estúpida idea de que eso sí que es por nuestro bien… pero aquí, nuestro significa civilización, familia, paz, libertad, o “rellene el espacio en blanco con aquello por lo que moriría“.

Pero, si consideramos que cada programa estatal, cada partida de gasto justifica un impuesto, y cada impuesto refuerza la existencia de un estado, manejado por un gobierno, soportado por una estructura de poder que no está a nuestro servicio, sino que se nutre de nuestro servicio… la cosa cambia. No hay romanticismo que valga.

La Future of Freedom Foundation recuerda la cita de Mencken que me llevó a contar una idea en el Instituto Juan de Mariana el pasado viernes.

The whole aim of practical politics is to keep the populace alarmed (and hence clamorous to be led to safety) by menacing it with an endless series of hobglobing all of them imaginary

Y añade otra de Madison:

Of all the enemies of true liberty war is, perhaps, the most to be dreaded, because ir comprises and develops the germs of every other.
(Y explica)
War is the parent of armies, from these proceeds debts and taxes; and armies, debts and taxes are the known instruments for bringing the many under the domination of the few

Y ahora, a leer las noticias de Iraq…

Anuncios

30 thoughts on “La guerra es un programa gubernamental más

  1. Una salvedad, la gente es capaz de matar por unos determinados valores, pero morir por ellos es otra cosa. Creo que es una explicación a la fascinación progre por los "inmoladores"

  2. "Cada partida de gasto justifica un impuesto". ¿Cuál es el problema, María? La libertad no tiene precio. La defensa del mundo libre no es gratis, aunque sí necesaria.Saludos,

  3. Discrepo profundamente. Aunque es cierto que la guerras son la antítesis de la libertad, hasta que no vivamos en un mundo en el que cada individuo se considere liberal y actue como tal, los ejércitos de los países libres deberán estar en guardia ante posibles ataques de naciones totalitarias. Puede que suene romántico, pero si ya tenemos poca libertad, con menos acabariámos si nos dejamos llevar por la idea académica de que sin ejércitos un país es mas libre.¿O seríamos ahora más libre si durante la guerra fría EE.UU. no hubiera emplazado en Europa bases militares?

  4. >La libertad no tiene precio.Creo que no quieres decir eso, Smith.Hace cuarenta y cinco meses publiqué en el difunto blog Hispalibertas esta traducción de un pasaje de Lee Harris citado en un artículo de Glenn Reynolds:Ocurre el olvido cuando quienes se han acostumbrado largamente al orden civilizado ya no pueden recordar una época en la que habían de preguntarse si sus cultivos alcanzarían la sazón sin ser robados, o si algún adversario victorioso vendería a sus hijos como esclavos.[…]Olvidan que en tiempo de peligro, frente al Enemigo, deben confiar unos en otros o perecer.Olvidan, en breve, que haya habido jamás una categoría de la experiencia humana llamada el Enemigo. Y eso, antes del 11-S, es lo que nos había ocurrido. El propio concepto del Enemigo había sido desterrado de nuestro vocabulario moral y político. Un enemigo era simplemente un amigo por quien no habíamos hecho lo bastante… aún. O tal vez había habido algún malentendido, o algún descuido por muestra parte; algo que podríamos corregir. Y esto significa que nuestra primera tarea es tratar de aprehender qué significa en verdad el concepto del Enemigo.El Enemigo es alguien que está dispuesto a morir para matarnos. Y, aunque es cierto que el Enemigo siempre nos odia por alguna razón, son sus razones, no las nuestras.—————-Mary: sí hay Enemigos, y no todos son el Estado. Si quieres llamar a esta opinión "romanticismo", tú misma.

  5. Marzo, sinceramente no entiendo tu comentario. Los enemigos de la civilización occidental existen y hay que estar preparados para hacerles frente. Y la menor manera de hacerlo es mediante los ejécitos nacionales o supranacionales, pero condicionados a las soberanías de los distintos estados.

  6. Creo que Snipfer tiene razón, que importa si nosotros respetamos ciertos valores e intentamos defenderlos pacíficamente (o sin asegurar que haya disponible la sucficiente fuerza para poder defendernos). Otros que no tengan tanto prejuicio etico nos pisotearan.Creo que la historia así lo ha demostrado, el apaciguamiento solo posterga y agravanta el mal.Considero un tremendo error no apoyar el implantamiento de un regimen democratico en Iraq (ya se que no es el mejor posible pero si mucho mejor que todo lo que han conocido hasta ahora los iraquies), dar por perdida esta lucha solo da mayor fortaleza a los oportunistas más totalitarios que los oportunistas totalitarios actuales, que solo pretenden hacerse con el poder para poder pisotear aun más a la gente, de una cultura y de otra.Dos citas de liberales condenado el pacifismo:"El pacifismo completo e incondicional equivale a una rendición incondicional ante los tiranos más despiadados" (Von Mises)"Muchos enemigos de la libertad recurren a la bandera de la paz como arma de una guerra, la Fría, que esgrimieron con tanto más vigor cuanto más la fueron perdiendo" (Carlos Rodriguez Graun) Quien nos acuse de imperialistas por defender esto creo que esta suicidamente equivocado.STOP ISLAMOFASCISMO, ¡NEVER FORGET WHO STARTED IT, DON´T DOUBT WHO´LL END IT!saludos María

  7. Exactamente el mismo argumento que usó el Komintern para criticar la declaración de guerra de Francia y Gran Bretaña contra Alemania en 1939.

  8. No lo digo yo solamente. Y, sin embargo, hay una especie de romanticismo en las guerras que nos lleva a la estúpida idea de que eso sí que es por nuestro bien… pero aquí, nuestro significa civilización, familia, paz, libertad, o "rellene el espacio en blanco con aquello por lo que moriría".Cojonudo.Cuando Hitler le pegaba bocados cada vez más grandes a la pacifista Europa, ¿qué habrías hecho?Que estas chorradas las diga uno de los sacerdotes castrados del Dios de las Galletitas lo entiendo. O que los diga un creyente de esa secta cristiana que es el socialismo. ¡Pero que me lo disfracen de "amor a la libertad"!Cuando se "ama" algo de verdad, se está dispuesto a morir por ello, pues la muerte no es mucho peor que la esclavitud. Lo contrario es la docilidad invertebrada que tanto gusta a los verdaderos tiranos.

  9. Las guerras ofensivas son claramente un diabolico plan gubernamental. Las de caracter defensivo no. Maldita la gracia que le hace a Israel mantener tan costoso ejército.

  10. He de manifestar mi discrepancia con todas las partes intervinientes.En primer lugar, obviamente, estoy en contra del pacifismo ridículo defendido por María Blanco y todos sus colegas sectarios del IJDM. Sobre la irrealidad deliberada de los postulados ancaps ya he dicho mucho, y espero que bien, en otros lugares en los que ustedes pueden o podrían leerme.En segundo lugar rechazo la visión estrictamente defensiva del uso de la violencia. Ese pensamiento obsesionado con la proporcionalidad de la violencia carece de sentido o en último término se establece como una falsa oposición a la táctica pacificadora que afirma contradecir. Yo creo que si aceptamos que la guerra o la violencia son medio legítimo para establecer seguridades para nuestra libertad debemos extraer consecuencias lógicas de ello.Es por ello que no encuentro ningún problema en el término "imperialista". El hecho de que dicha palabra sea usada peyorativamente es enteramente achacable a la propaganda marxista; que algunos de los presentes parecen dar por buena. Lo cierto es que si aceptamos el Estado tendremos que aceptar el Imperio en tanto es una mera forma de Estado.Lo que ocurre es que EEUU es un imperio. Y ocurre que además es el imperio más poderoso que jamás ha existido. Y ocurre asimismo que está a favor de la libertad y no lo contrario. Los países occidentales deben subordinarse a dicho imperio en tanto muchos de ellos le deben la existencia misma puesto que habían sucumbido totalmente al totalitarismo. Una estrategia mundial encaminada a la erradicación de la pobreza en África y la destrucción del islamofascismo (nuevo nazismo, sin lugar a dudas), de la amenaza islámica, tiene que ser eminentemente ofensiva y no defensiva. En un mundo globalizado resulta muy barato crear daño y destrucción a pequeños grupos terroristas financiados por el fanatismo. Por ello la estrategia defensiva, en la que tan fácilmente caía EEUU por su situación geográfica, no es ya posible ni en su vertiente más agresiva. Son ahora necesarias guerras preventivas e instrumentos semejantes. EEUU acabará por comprender que tiene que mancharse hasta los codos en los asuntos mundiales para librarse de las amenazas, tal y como le ocurrió a Roma. Pero al contrario que ROMA la expansión involuntaria de sus fronteras no se deberá a la corrupción de los caudillos de sus ejércitos sino al deseo consciente y deliberado de liberar de las tinieblas al mundo: poder dejar de referirse a un mundo libre y a una enorme "no-go area" para pastoreo de fanáticos y totalitarios y pasar a referirnos a un único mundo, un único mercado. Sólo entonces los ejércitos podrán ser eliminados en todo o en parte en crecientes lugares del globo. Sólo entonces.Así que si se quiere acabar con la guerra habrá que hacer una que acabe, de verdad, con todas. Esa guerra hoy por hoy la está llevando a cabo EEUU, "nuestro imperio": para bien o para mal.Salud y libre comercio

  11. ¿Estados Unidos, un imperio? Fuera de las calenturientas cabecitas de giliprogres, retroprogres y de algún que otro españolito que sueña con la reconquista de Flandes, la idea no se sostiene ni con Loctite. Si fuese verdad, veríamos funcionarios estadounidenses en los puestos claves de cada país conquistado. Si fuese verdad, parte de nuestras ganancias tendrían que alimentar al imperio. Para bien y desgracia de los Estados Unidos, no ocurre tal cosa.Lo de Estados Unidos no es un imperio, sino una hegemonía renuente. Respecto a la guerra contra los persas… perdón, contra los moromierdas, estoy completamente de acuerdo con su necesidad. Pero eso no significa que haya un imperio americano, ni muchísimo menos.

  12. Seguir hablando de "hegemonía renuente", "excepción americana" y similares no tiene ningún sentido, materialmente, desde la doctrina Monroe y formalmente desde la guerra de Kosovo. EEUU consideran que no están sujetos a ningún poder internacional y que hay determinadas "esferas" territoriales, si bien las tiene abandonadas ultimamente…, que le pertenecen en lo referente a la política exterior. Eso es imperialismo.EEUU considera que no tiene por qué acatar la legislación internacional y, como digo sobre todo desde Kosovo, se ha establecido como un "dictador" del derecho internacional ajustándolo a sus intereses y demostrando que el tal derecho es sólo válido si EEUU quiere que lo sea. Durante la guerra fría EEUU llevó a cabo una política claramente imperialista pero que llevaba por título el antiimperialismo. Por ejemplo no aceptaba unos resultados electorales o cambios de régimen de corte ultraizquierdista en su zona de influencia. Cuando un estado se cree facultado a intervenir a la escala en la que lo hizo (y hace) EEUU es que es ya un imperio. A los americanos no les gusta hablar de imperio porque viven todavía obsesionados con exageradas narraciones de la motivación de la guerra de independencia (la propia declaración de independencia, por lo demás hermosa, era en sí misma una enumeración de exageraciones). Pero por lo demás los americanos tienen claro que son el supremo árbitro del mundo. Lo que no les gusta tanto es asumir la responsabilidad de tener ese papel: que es la de velar verdaderamente por el orden y la paz mediante misiones permanentes en puntos calientes del globo y la construcción de instituciones de base garantista en los espacios yermos de derecho de África y otros lugares.Le recomiendo "Coloso" de Niall Ferguson o "La sociedad abierta y sus enemigos" de Karl Popper, para que aclare su concepto de imperio: el cual me parece que es el marxista, tan popular. Yo por mi parte prefiero al imperio ateniense a la muy aislacionista Esparta.Salud y libre comercio

  13. La guerra de Kosovo fue un error de Clinton, igual que es un error de Bush reconocer ahora la independencia de Kosovo sólo para ganar la simpatía del Pater Patrum y darle alas a su obsesión con el mundo ortodoxo.Más bien, te recomendaría que leyeses a Marx para que te dieses cuenta: 1- que no es Marx, sino Lenin quien comienza a babear sobre "imperios" y esas cosas, 2- que realmente la doctrina marxista se parece a lo que estás diciendo. De hecho, si pillas a un comunata por la calle va a decir algo muy parecido a lo tuyo. Excepto la parte de la simpatía hacia EE.UU, claro.

  14. Smith, la defensa del mundo libre tiene un precio, ya. Pero diversas formas de ser defendido. No una única, promocionada por una institutción que resulta que se lucra a costa de mis creencias, de la propia defensa de la libertad.Snipfer, siento decir que creo que los ejércitos de los países liberes resulta que no están organizados ni gestionados para actuar como dices. Yo no soy partidaria de la desmilitarización ni chorraditas de esas. Lo defendería si pensara como Isidoro Lamas, que USA es el super-mega-imperio y ya está, en ese caso, tal vez preferiría eliminar mi ejército y pagarles para que nos defiendan ellos. Como no lo creo, me gustaría estar prevenidos eficientemente, y eso no es la situación actual. Marzo, no soy tonta (o no mucho) y sé que hay enemigos, por eso creo que debe existir un sistema defensivo ¿Qué ejército sería el adecuado? Pues no lo sé. Pero mi afirmación "La guerra es un programa del Estado" es una simple y llana descripción. Smith, cuanto más numeroso sea el enemigo más necesario será aliarse con los "afines", eso es evidente… solo digo que el Estado, o quienes lo manejan, se nutren de nuestro miedo, de nuestra incapacidad para defendernos, y su política defensiva es de pena, de pe-na… es una política más, no es un tratado militar, elaborado por gente especialista en defensa (o sea, profesionales, privados o pagados por el estado)… es cuestión de política internacional, compra-venta de apoyos electorales internacionales, alianzas políticas al servicio de los políticos… ¿en serio alguien piensa que ellos consideran a los defendidos? consideran a los votantes, la popularidad de las medidas y la manera de vender la burra que toque…

  15. Sigo… Libertymad… joer, no me compares al Kommintern, que eran los estatistas del cosmos. Que lo que digo es que hoy por hoy, lso gobiernos son rara vez honestos en su política de defensa y menos aún en sus políticas de ataque… De ahi a que crea que hay que dejarse invadir va una tiradita ¿eh? Parece mentira que no me conozca usted :))Si soy partidaria de que cada persona sepa defenderse y esté preparada para responder a un caco o a una agresión, imagínate para un ataque a tu comunidad. Pero quiero un ejército dirigido por gente competente no por políticos, y a lo mejor eso pasa por privatizarlo. No lo sé.En la Europa de Hitler, nacida en Madrid, estaría aquí, como les pasó a la mayoría de los españoles de entonces. ¿dónde me habría gustado estar? en cualquier conflicto mi ideal es doble: a) servicio de inteligencia, b) franco-tiradora.En cualquier caso, prefiero seguir donde estoy sin conflicto… Stewie, es Carlos Rodríguez Braun (con B, no G):P gracias por las citas, espero haber contestado a todos en general. No quiero repetirme…

  16. Pero quiero un ejército dirigido por gente competente no por políticos, y a lo mejor eso pasa por privatizarlo.Sí, eso funcionaría… sobre todo en las pelis de Jean-Claude Van Damme.Oye, ¿y cómo competirían por la excelencia estos ejércitos privados? ¿Se citarían los findes en el Monte de Pardo, y hala, bazucazos hasta que gane el mejor? ¿O los pasearían en bañador por el Paseo de la Castellana para que la gente votase el ejército privado de su preferencia mediante mensajes SMS? ¡No, ya sé! ¡El circo romano!

  17. (… puedo imaginarme al Ejército del Lazo Rojo lanzándole una OPA hostil al Ejército de Kasukabe… )Bueno, al fin y al cabo ya existen antecedentes modernos de un ejército privado: el Ejército de Salvación. Imagínate una guerra con el Ejército de Salvación: mantas raídas y platos de sopa caliente volando sobre tierra de nadie, y cada bando, mientras tanto, cantando himnos cristianos a toda voz a modo de guerra psicológica.

  18. … y es que no me he atrevido a dar el siguiente paso lógico, no sea que me digan que eso es precisamente lo que mola. Pero una vez que se tienen ejércitos privados, es normal que lo siguiente sea una justicia privada.Como ya nada que venga de una ideología me extraña, no me extrañaría que me dijesen que privatizar la justicia es lo más chulimolongui del mundo mundial. Pero creo que ya lo probaron en Somalia y no quedaba tan bonito como en la teoría…

  19. Freman, qué imaginativo. Es meritorio ese despliegue de imaginación. :)¿Ahora se hacen pases por algún sitio para medir la eficacia de los ejércitos? en serio? eso quiero verlo, oye…A nadie se le escapa (a nadie que sepa leer) que siempre hablo anteponiendo el "tal vez" o "a lo mejor"… ¿para qué pretender que tengo la solución si no es así? Pero la situación actual no es la mejor ni para los defendidos ni para los defensores. Y ten en cuenta que nuestros supuestos aliados lo son siempre que no haya un recurso económico que les lleve a cambiar de opinión: véase los fosfatos que marruecos suministra a USA, y que le impedirían o cuestionarían su posible alianza con nosotros si los marroquíes se nos ponen tontorrones…Ahora, que duermes mejor por la noche pensando que porque pagamos impuestos para que haya un ejército que nos defienda, existe realmente, pues genial… eso, las pensiones, etc.Ningún militar sincero estaría en contra del enunciado de mi post: "la guerra es una partida presupuestaria, un porgrama del gobierno". No tengo deuda ideológica con nadie, quiero decir, si tu solución es mejor que la mía, la aplaudiré. Pero no lo veo. Ni tampoco tengo claro que sea la privatización lo mejor.

  20. Las alternativas ofrecidas por Rallo sobre contratos masivos y demás son supuestos tan irreales y constructivistas (irónicamente) que no pueden ser sostén de la defensa de un marco anarquista.Te sugeriría que te releyeras mis posts, pero empiezo a pensar que con que los leyeras por primera vez sería suficiente. Será que cuando empezaste a repetirte tus propios mantras sin atender a argumentos concretos, perdiste cualquier necesidad de seguir razonando. Así has terminado.Eaco

  21. Smith, se han declarado precios para la libertad en diversas ocasiones; por ejemplo "la vida, la hacienda y el sagrado honor", o "la eterna vigilancia". Ahora que caigo, esto es desde el punto de vista del comprador de la propia libertad, y tú pensabas en el vendedor de ella; querías decir que la libertad no se vende. Pero alguna gente sí la vende, porque la valora menos que lo que le ofrecen a cambio. O nada. (La cita era para Mary).Hombre, Freman, creo que la justicia pública ya se probó con la Inquisición, en la Alemania nazi y la Unión Soviética, y parece que no suele considerarse que los resultados fueran buenos. ¿Dirás pues que el concepto es absurdo, impracticable, que ha fracasado?Iracundo, ¿no das tú por supuesto que un ejército público sí hace lo que manda quien le manda? ¿Incluyendo los presos que sacarías de la cárcel para usar como carne de cañón, o de IED? ¿Por qué es eso menos absurdo?Por otra parte, yo no concibo que una sociedad libre (ni siquiera necesariamente anarcocapitalista, pero ésta más aún) sea una sociedad desarmada. Tu mercenario armado hasta los dientes contra civiles implícitamente inermes no actúa en una sociedad libre; en ésta el ambiente será de civiles armados hasta los dientes. Y "supongamos una sociedad anarcocapitalista donde el populacho tiene prohibido poseer armas" no me vale: es lo mismito que "supongamos un círculo cuadrado". O "el anarcocapitalismo ya se ha probado y se llama feudalismo"; pero eso ya lo tienes dicho, creo.

  22. creo que la justicia pública ya se probó con la Inquisición, en la Alemania nazi y la Unión Soviética […] ha fracasado?Meeek. Falacia lógica al canto. Las ideas A y B han fracasado. Pero la idea A ha triunfado en la mayoría de los casos: la justicia en los estados modernos occidentales es infinitamente mejor que lo que había antes. ¿Te suena "… and justice for all", "igualdad ante la ley", etc, etc? Ahora dime tú dónde ha triunfado de manera persistente y repetida la "justicia privatizada". Somalia es sólo un ejemplo, pero donde quiera han campado los señores de la guerra, las leyes han variado de campamento en campamento.Freman, qué imaginativo. Es meritorio ese despliegue de imaginación. 🙂La mejor forma de ver si una idea funciona o no es tomársela en serio. Yo sólo me la he tomado en serio. Si parece gracioso será por algo.Te menciono la competencia porque lo que hace que el no intervencionismo sea lo menos malo en economía no es ninguna "esencia mágica" o cualidad indefinible, sino que la competencia pule las facetas ásperas del proceso. Al extrapolar un enunciado económico, corres el riesgo de desnaturalizarlo. Si los ejércitos no "compiten" (la idea de competencia, por supuesto, es absurda en este contexto), ¿cuál es la esencia mágica que hace que la propuesta funcione?

  23. De todos modos, a nivel mucho más básico, el capitalismo sólo funciona cuando hay una ley que es igual para todos y que se hace cumplir. Si la ley se excede en sus funciones, malo. Si la ley se queda corta, malo. Y es así porque las sociedades humanas son sistemas extremadamente complejos, que solamente admiten equilibrios dinámicos.Pensar en un libre mercado sin el imperio de la ley es el típico truco de muchos koans budistas: es la esposa sin marido, la mano sola que aplaude y el ruido del árbol que cae sin testigos. Pretender que el libre mercado seguiría funcionando en esas circunstancias es una forma más de creer en el Hombre Nuevo… un viejo mito común al Cristianismo y el Comunismo.

  24. Rallo: tu "solución" a los gorrones de la defensa nacional y a los problemas estratégicos del propietario intransigente de un punto clave es hablar de contratos colectivos y acuerdos previos omnicomprensivos. Si eso no es irreal yo soy el Papa. Pero claro, una vez entrados en el campo del constructivismo iluminado todo vale.Marzo: precisamente el que un mercenario y un soldado estatal en último término sean análogos en su comportamiento en el campo de batalla es lo que le quita todo atractivo al mercenarismo como sistema. Si es lo mismo… será mejor aquéllo cuya cadena de mando sea más fiable, más leal y por supuesto tenga derecho a expropiar. Porque un ejército que no puede expropiar o realizar inmisiones de la posesión para realizar movimientos tácticos o estratégicos… ya me dirás cómo combate. Los beneficios del ejército ancap, por llamarle así, no se ven en ninguna parte que no sea el campo de la ética. Y en ese campo, para desgracia de los pacifistas como Rallo o María, no se decide el curso de una guerra. Aunque a lo mejor se atreverán ustedes a decir que sí; no me sorprenderían. Pero claro, recaen enteramente en el cliché denunciado por Mises de "tontos útiles" de los dispuestos a la agresión organizada.Freman: aunque le parezca increíble estos señores, muy consecuentes, afirman que defender una justicia igual y pública es "socialismo". Hágase una idea del resto.Salud y libre comercio

  25. Rallo: tu "solución" a los gorrones de la defensa nacional y a los problemas estratégicos del propietario intransigente de un punto clave es hablar de contratos colectivos y acuerdos previos omnicomprensivos. Si eso no es irreal yo soy el Papa. Pero claro, una vez entrados en el campo del constructivismo iluminado todo vale.Te lo repito, lee mis textos, se nota que no lo hiciste y que respondiste al tun-tun (como en una tertulia cafetera, vamos). Yo no basé mis criticas a la imposibilidad de la defensa por el free rider en ningún contrato omnicomprensivo y colectivo. Más bien, quien hace eso eres tú, recurriendo al "contrato social" con el Estado y a la planificación constructivista de las instituciones de defensa, que llega hasta la disparatada idea de proponer edificar un imperio mundial.Eaco

  26. http://marygodiva.blogspot.com/2007/06/la-guerra-es-un-programa-gubernamental.htmlPensé, ingenuo de mí, que no tendría ocasión de enfadarme; pero ya han salido, cual suelen, las dos pesas y las dos medidas. Los ejemplos dudosos (¿Somalia, anarcocapitalista?) valen para condenar el anarcocapitalismo; pero los ejemplos claros nunca bastan para condenar el estatismo (que, de paso, tampoco era mi intención; sí lo era despertar alguna duda), porque "MI estado perfecto JAMÁS haría eso". Pues vale, Freman; ya crecerás,* como los republicanos de la de Weimar o de la nuestra del 31. (Aunque, ahora que lo pienso, no estoy nada seguro de que ellos crecieran). Me resulta curioso que consideréis iluminados a los AC; al menos contra ellos hay menos ejemplos históricos medianamente pertinentes.Afirmas, Freman, que el capitalismo precisa del imperio de la Ley; no puedo decir que esté en desacuerdo. Pero pareces creer, como si fuera evidente, que el imperio de la ley exige un Estado; y no estoy en absoluto convencido de ello. Más fácil sería convencerme de que la existencia del Estado hace imposible el imperio de la Ley; como poco, no raramente se asocian al primero conceptos algo antagónicos del segundo, como la razón de Estado o la seguridad del Estado.En realidad no estoy convencido de que el imperio de la Ley sea posible; no veo que sea evidente que haya de existir una solución a todos los problemas, una respuesta a todas las cuestiones y una forma de gobierno perfecta. Desde luego, yo no creo haberla hallado.(Interesante tu blog, por cierto. ¿Conoces a "Spengler" el del Asia Times? Esta entrada tuya –la parte de Moa– me ha traído a la memoria un artículo suyo, The Laach Maria monster…)Señor Lamas (vaya, he recordado no tutearle): reconozco que un ejército ancap es probablemente inservible para un imperio militar mundial (hay que ver, qué descubrimiento ha hecho usted); pero, qué quiere que le diga, a mí esa me parece una característica deseable. Liberticida que soy, supongo.Parece usted incluirme entre los "tontos útiles" de los dispuestos a la agresión organizada; tal vez cambie de opinión si lee por encima algo de lo que he escrito en mi blog que puede ser aplicable; o esto otro en el antiguo HispaLibertas, por ejemplo.O tal vez no cambie de opinión; tampoco sería de extrañar.—————-* Yo creo haber crecido algo. En otro tiempo llegué a ilusionarme con el resultado de unas elecciones; más recientemente, en el mejor de los casos siento alivio. A veces tan intenso que se mezcla de alegría y parece ilusión, lo confieso. Hum; creo que debería mirármelo.

  27. Freman, yo no estoy en contra de que existan leyes que rijan las sociedades. Coincido bastante con Marzo, la verdad. Soy bastante escéptica incluso si sueno más rotunda de lo deseable para una escéptica. Y lo de imaginativo se refería al desfile de ejércitos por la castellana… agradezco mucho el sentido del humor, no es que no te tomara en serio.No sé por qué piensas que la privatización de la justicia eliminaría la premisa (que defiendo) de justicia para todos e igualdad ante la ley. Para mi son sine qua non. No defendería ningún sistema judicial ni público ni privado que incumpliera esas premisas. Pero el sistema público ¿estás convencido de que asegura esos principios?

  28. No sé por qué piensas que la privatización de la justicia eliminaría la premisa (que defiendo) de justicia para todos e igualdad ante la ley.Rebobina la película: estábamos hablando sobre la privatización de los ejércitos, ¿no es así? Como una de las muchas consecuencias de algo así, mencioné la "privatización de la justicia". En realidad, lo que se produciría sería una fragmentación de la justicia, que en el fondo es lo mismo, pero da mejor la idea del problema.Pero el sistema público ¿estás convencido de que asegura esos principios?El que la violencia sea monopolio estatal, o casi monopolio, no es condición suficiente, pero sí necesaria. Y el equilibrio que se logra es dinámico.Y lo de imaginativo se refería al desfile de ejércitos por la castellanaNo te preocupes, lo pillé a la primera. Estaba siendo irónico.¿Conoces a "Spengler" el del Asia Times? Esta entrada tuya –la parte de Moa– me ha traído a la memoria un artículo suyo,Sí, lo lei. De todos modos, era algo a lo que ya estaba dándole vueltas. A "Spengler", lo que se le escapa es que se trata de un fenómeno de péndulo. Estaba escribiendo ahora algo sobre el tema, pero es un poco largo. Una pista: tiene mucho que ver con el "infantilismo" cultural japonés y los anuncios de Kinder Sorpresa. Y con una de las preguntas de la Esfinge: ¿puede alguien desear que su hijo se convierta en aquello que más teme y odia? Adaptacionismo de diletante, que es lo que soy 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s