Los Reales Cordones

El cordón umbilical de la infanta Sofía se guardará en dos centros, uno privado y otro público, por lo que pueda pasar. Lo han decidido sus padres.El de la infanta Leonor está en Tucson (Arizona). También por decisión de sus padres.

Pero si usted no es príncipe o princesa, sino un simple pagador de impuestos, no puede decidir dónde va el cordón de su retoños, probablemente también futuros pagadores de impuestos. ¿Y eso?. Muy sencillo: no es suyo, es del Estado, así que usted solo decide si lo tira a la basura o se lo da al Estado para que sea el supremo órgano decisor colectivo quién diga qué se hace, dónde, cómo, cuándo y con quién.

¿Por qué? ¡Hombre! No vaya a ser que el legítimo dueño del cordón o su representante legal para todo menos para eso vaya a lucrarse. Solo faltaría. Expropiación umbilical.

Ya lo sabe. El cuerpo no es de uno. Solo casi. El cordón umbilical, desde luego, es propiedad pública. ¿Entendido tovarich?

Anuncios

2 thoughts on “Los Reales Cordones

  1. Da, Ya panimayu. Ese momento, el lechuguino del príncipe explicando que una parte va a un centro privado y la otra va a uno público es la parte más patética de la comparecencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s